PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Aseguradoras y abogados expertos en responsabilidad civil constatan el auge de los accidentes laborales de tráfico

El año 2018 233 personas fallecieron en accidentes laborales de tráfico: 153 ‘in itinere’ y 80 en misión; en 2017, la cifra fue sensiblemente inferior: 202; 122 "in itinere" y 80 en misión.
|

“En 2018 se produjeron 617.488 accidentes con baja laboral, de los cuales 84.511 fueron accidentes ‘in itinere’ –de ida o vuelta al trabajo–, ocasionados con vehículos a motor la mayor parte de ellos, y 54.439 fueron accidentes en desplazamientos, en los que igualmente intervinieron vehículos a motor”.

Esta es una de las primeras conclusiones del libro “Accidentes de trabajo con vehículos a motor. Delimitación de responsabilidades y coberturas aseguradoras”, cuarto volumen de la colección Cuadernos de Cátedra, del que es autor José A. Badillo Arias, delegado territorial del Consorcio de Compensación de Seguros y profesor de derecho en la Universidad de Alcalá de Henares, Madrid.

“Con respecto a los fallecidos, que fueron 572 víctimas, en más de una tercera parte de ellos participó un vehículo, pues 153 fueron accidentes ‘in itinere’ y 80 fueron accidentes en misión”, añade.

Total: 233.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El libro fue presentado en el marco de una jornada que tuvo lugar en la sede de UNESPA, la patronal del seguro, organizada por el Foro Inade, que impulsó la publicación junto con la Universidad de A Coruña.

En la misma tomaron parte Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, Adolfo Campos Carballo, director de la Fundación Inade, Fernando Peña, director de la Cátedra Fundación Inade-UDC: La Gestión del Riesgo y el Seguro, y el autor, Badillo Arias.

El libro constata una realidad innegable, que suscribieron todos los participantes: El auge de los accidentes laborales de tráfico.

En 2017, el número de accidentes laborales fue de 583.425, de los cuales 67.646 fueron accidentes laborales de tráfico. Los fallecidos en accidentes “in itinere” fueron 122 y 80 en misión, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad.

PUBLICIDAD

Total: 202.

José Antonio Badillo Arias, autor del libro, en primer término, Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, la patronal del seguro, Adolfo Campos Carballo, vicepresidente de la Fundación Indae, y Fernando Peña, director de la Cátedra Fundación Inade-UDC, durante la presentación de la obra, en el salón de actos de UNESPA.

El acto fue inaugurado por la presidenta de UNESPA, quien reiteró la importancia de la gestión de los riesgos en la empresa: “Quien no calcula y gestiona sus riesgos, conduce sin espejos. Sabe más o menos hacia dónde va y por dónde, pero tiene una visión muy parcial, incompleta, del entorno en el que se produce ese desplazamiento”.

González de Frutos también ensalzó la labor de la Cátedra Fundación Inade – UDC: “La intención de Fundación Inade y de la Universidad de A Coruña es que (…) no haya empresas en Galicia, en España, que no tengan un Jefe de Gestión de Riesgos. Y resulta difícil imaginar un objetivo más relevante en el campo del emprendimiento”.

PUBLICIDAD

Campos Carballo, felicitó a UNESPA por su labor con el programa Estamos Seguros, “que refrenda el valor de la función social del seguro y lo acerca a la opinión pública”.

Peña, que introdujo al autor del libro, aseguró que “trata un tema de gran trascendencia social y que lo hace con una gran rigurosidad jurídica”.

PUBLICIDAD

Badillo Arias habló sobre su manual a los asistentes, pero prefirió reservar el mayor tiempo posible para la mesa redonda que tendría lugar a continuación.

ESTOS ACCIDENTES REPRESENTAN EL 11,6 POR CIENTO DEL TOTAL

En el debate, además de Badillo Arias, participaron Gema Iribarren  directora de la Unidad Especialista en Siniestros de Responsabilidad Civil de Willis Towers Watson; Sergio Juárez,  jefe de Siniestros de Seguros de SACYR; Carlos Miranda, del Departamento de Daños Personales de Pelayo Mutua de Seguros; y María Victoria de la Orden  consejera técnica y coordinadora de Información y Observatorio en el Departamento de Investigación e Información de INSST (Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo).

De la Orden refrendó las cifras de Badillo Arias y las contextualizó en tanto por un ciento: “Un 11,6 por ciento de los accidentes laborales”.

PUBLICIDAD

En esa dirección, aseguró que el INSST está trabajando en mejorar los planes de circulación, especialmente los de las micro y pequeñas empresas, pues son las que tienen más problemas para gestionarlos de forma autónoma.

Por su parte, Juárez trató de enfocar la cuestión desde el punto de vista de la industria aseguradora, explicando con ejemplos reales como Sacyr había tenido “problemas para determinar qué póliza debía hacerse cargo de un siniestro en un accidente laboral de tráfico”.

En la misma línea  Iribarren lanzó una pregunta al aire para hacer reflexionar a los asistentes: “¿Cómo es posible que un incendio en un garaje sea un hecho de la circulación y no una responsabilidad del fabricante del producto?”.

Iribarren aseguró que se trataba de un caso real. Con ironía, Badillo Arias respondió a Iribarren que “El día que una excavadora esté excavando y moviéndose a la vez, ¿qué será? Probablemente un hecho de la circulación”.

El salón de actos de UNESPA estuvo muy concurrido en la presentación del libro.

CUIDADO CON LOS VEHÍCULOS DE MOVILIDAD PERSONAL

El autor de la publicación explicó a los asistentes que las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea están ampliando los conceptos de vehículo a motor y hecho de la circulación que establece la directiva 2009/103/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, creando incertidumbre en la industria aseguradora.

La mesa redonda finalizó debatiendo sobre este tema, los vehículos de movilidad personal, como son los mencionados patinetes eléctricos.

Miranda criticó “la falta de regulación estatal” De la Orden aseguró que desde el INSST estaban trabajando en ello.

Por último, el público, al que se le entregó un ejemplar del manual, tuvo la oportunidad de expresar su opinión y sus dudas a los ponentes.

Uno de los asistentes comentó que, desde su perspectiva como abogado “los jueces de lo Social están aplicando el incremento del baremo como algo habitual y creo que es una situación que ha llegado para quedarse”.

A la jornada de Foro Inade en la capital, acudieron más de un centenar de abogados, corredores de seguros y empresarios entre otros, finalizó sobre las siete de la tarde.

Entre los asistentes Sergio García-Valle, presidente de la sección de Responsabilidad Corporativa del Colegio de Abogados de Madrid, comentó que “en mi opinión, la Fundación Inade esta haciendo un gran labor potenciando la importancia de la responsabilidad civil y el mundo del seguro, con los diversos cuádrenos de cátedra que lleva 4 años publicando”:

Para este jurista, “un buen ejemplo de ello, es el  4º cuaderno de Cátedra que se presentó ayer en Unespa,  que está  escrito con gran acierto y maestría por José Antonio Badillo,  y que trata con detalle uno de los accidentes de trabajo más habituales que existen en España, como lo son los que sufren los trabajadores con un vehículo a motor”.

García-Valle destacó a Confilegal aspectos importantes :“Que las Sentencias que se están dictando por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, están marcando nos guste o no, lo que debe considerarse hecho de la circulación en España a los efectos de la cobertura del seguro obligatorio del automóvil”:

A su juicio “la interpretación que se esta haciendo es amplia y extensiva de lo que debe considerarse hecho de la circulación, de tal manera que se aplica  a numerosos supuestos que antes se hacía impensables que se tratara de hechos de la circulación amparados por el seguro obligatorio del automóvil, como puede ser los incendios de coches que llevan varios días aparcados, o accidentes causados por maquinaria, o accidentes acaecidos en recintos de aeroportuarios, o de vehículos parados que cae equipaje, o se abre una puerta y causa daños a un tercero etc., no siendo determinante si el motor del vehículo estuviera funcionando en ese momento para determinar que sea un hecho de la circulación”.

Para García-Valle “este concepto tan amplio se hace desde el punto de vista de protección a las víctimas que es la prioridad, en lo que lo más importante es si el origen del daño causado es el vehículo y no si estaba circulando o no en ese concreto momento que se ha causado el accidente”.

También recordó que “en este tipo de accidentes de trabajo en los que interviene un vehículo a motor,  vienen en ocasiones existiendo problemas para delimitar e interpretar con claridad cuando es accidente de trabajo por falta de medidas de seguridad amparado por la póliza de responsabilidad civil de la Empresa, y cuando es accidente de trabajo cubierto por el seguro obligatorio del automóvil, si bien la doctrina que está dictando el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea antes citada parece que va a inclinar la balanza hacia la cobertura del seguro obligatorio del automóvil”.