PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El decano de los abogados de Madrid honora a 400 colegiados con 25 años de ejercicio profesional

José María Alonso, decano del ICAM, durante su intervención ayer, en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles. Foto: ICAM.
|

El decano del Colegio de Abogados de Madrid, José María Alonso, honoró ayer por la tarde a más de 400 colegiados con 25 años de ejercicio profesional a sus espaldas en un solemne acto que tuvo lugar en la Galería de Cristal del antiguo Palacio de Comunicaciones -hoy bautizado Palacio de Cibeles-, sede del Ayuntamiento de Madrid.

Los 400 abogados recibieron un diploma acreditativo de manos de los miembros de una mesa presidencial integrada, además de por los diputados y diputadas de la Junta de Gobierno del ICAM, por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida; por el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Celso Rodríguez Padrón; el fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero Klink; el presidente de la Audiencia Provincial de Madrid, Juan Pablo González; y la fiscal jefe de Madrid, María Pilar Rodríguez.

PUBLICIDAD

La ceremonia concentró a cerca de mil personas.

PUBLICIDAD
Plano general por detrás de la ceremonia que, en total, concentró a mil personas. Foto: ICAM.

“Con cerca de 78.000 miembros, somos la institución colegial más grande de Europa, y no voy a cejar en el empeño de que seamos valorados en nuestro compromiso cívico, en nuestra entrega a la idea de Justicia, y por supuesto en la defensa del Imperio de la Ley”, señaló el decano en su discurso de bienvenida.

Además de hacer suyos los problemas de los clientes para solucionarlos, los profesionales de la abogacía tienen un compromiso con la sociedad y con el sistema democrático, ha declarado Alonso, recordando que “la abogacía tiene que estar ahí para defender el Estado de derecho, el respeto a la ley y enfrentarse a aquellos que pretenden alterar nuestro régimen constitucional”.

PUBLICIDAD

Para Alonso, la presencia en este acto de los representantes de la judicatura y del Ministerio Público demuestra la necesaria simbiosis que debe existir entre todos los operadores de la Administración de Justicia.

Tres planos de los letrados agasajados en el día de ayer. Una ceremonia que inició la anterior Junta de Gobierno del ICAM, con la decana Sonia Gumpert. Foto: ICAM.

“Estamos en el mismo barco y aunque con distintos roles, debemos trabajar juntos para mejorar la Administración de Justicia y mejorar las condiciones humanas y materiales de todos los que trabajamos en ella”, afirmó Alonso.

Además, el decano reclamó un “mayor reconocimiento y mejor trato” a la abogacía por ser “el auténtico motor de la sociedad civil”: “Nuestra voz tiene que ser oída, tiene que ser respetada, tenemos que tener participación en toda elaboración normativa”, aseguró.

PUBLICIDAD

Antes de dar paso al alcalde madrileño, el decano quiso agradecer al Ayuntamiento de Madrid el haber permitido celebrar en su sede un acto “entrañable para la abogacía madrileña” que reconoce a unos profesionales que se vuelcan y se desempeñan en todos los ámbitos de la sociedad: “en la Empresa, en la Administración Pública, en el ejercicio libre y autónomo y, desde luego, a través del Turno de Oficio.

Por su parte, el alcalde de Madrid agradeció al ICAM la elección de la sede del Ayuntamiento para celebrar un acto que permite “estrechar las relaciones entre dos instituciones tan necesarias como son el Ayuntamiento y el Colegio de Abogados”.

PUBLICIDAD

Para Martínez Almeida, los cerca de 78.000 letrados que conforman “el Colegio profesional más grande de Europa” sitúan a Madrid como “una de las grandes capitales de la abogacía y una de las ciudades con mayor nivel de excelencia y profesionalidad en el ejercicio de la profesión”.