PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los creadores esperan que el Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos apueste por la protección de los derechos de autor

En los últimos tres años se ha producido un descenso moderado de los contenidos piratas.
|

La industria de la cultura está expectante ante el nuevo gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos y sus primeros pasos.

Hace unos días conocimos de sus primeros espadas, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, un documento programático con los principales líneas bases de su actividad.

En el título 6 de dicho documento programático hay varias referencias a la cultura y medidas de protección del trabajo de los creadores.

Un sector que supone una aportación al PIB del 4% del total. Hasta el bloqueo de webs es el método más efectivo para proteger a los creadores.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Para Carlota Navarrete, directora de la Coalición de Creadores, habrá que ver como se desarrollan dichas medidas.

“Se habla de la cultura como Derecho y de impulsar un Pacto de Estado  que proteja e impulse la actividad cultural, que contribuya al desarrollo de las industrias culturales y de la creatividad, que permita al sector aumentar su peso en el PIB”, apunta

En el apartado 6.3 se contempla la creación de una Oficina de Derechos de Autoría, dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte, para mejorar la gestión de los derechos de autoría, que se encargaría de velar por la protección de la propiedad intelectual, teniendo en cuenta el desarrollo del mercado único digital, y por el buen funcionamiento de los órganos de gobierno de las entidades de gestión de derechos de autor”, cuestiones que a los creadores les parecen interesantes.

PUBLICIDAD

Navarrete reconoce que esta notable fragmentación del parlamento español “hará algo más complicado trabajar con nuestros diputados, ahora hay que apostar por una política europea para la industria cultural y mejorar la política nacional. En piratería y antifraude no hay políticas autonómicas o regionales, siempre son medidas estatales. Además, ahora se habla de tomar medidas con China o Rusia para tener ese marco global de protección”.

La industria de creadores tiende, como no podía ser de otra forma, la mano al Gobierno de turno para trabajar en esa línea de protección de los derechos de autor.

“Habrá que ver como se desarrolla el documento que conocemos de PSOE y Unidas Podemos, porque se dibuja un plan integral para las industrias culturales. Habrá que ver en qué consiste para poder valorarlo. Igual con el Pacto de Estado que se vislumbra para ser eficiente”.

PUBLICIDAD

En dicho documento queda fuera, como reivindicación histórica del sector de creadores, la puesta en marcha de una Fiscalia especializada de lucha contra la piratería, una medida que la industria  ve como necesaria para esa mejor protección de los contenidos originales.

PUBLICIDAD

“La piratería digital ha crecido de forma notable y solo desde una especialización  de la instrucción  fiscal se puede dar una respuesta efectiva a esta materia”, apunta.

Para Navarrete,muchos de los delitos han necesitado la especialización de nuestros juzgados y tribunales. Es el caso de la violencia de género y otras cuestiones. La especialización es necesaria para luchar en profundidad contra estas mafias organizadas que además afectan al interés general”.

A su entender, “el perjuicio que genera este tipo de criminalidad no afecta solo a los titulares de derecho, que ven perjudicada su creación, sino que deteriora un sector que es clave y estratégico para nuestra economía y que es de interés general”.

BALANCE DE 2019

Para la directora de la Coalición de Creadores ,el balance del pasado año tiene varios hitos.

PUBLICIDAD

En positivo, la entrada en vigor, a partir de la publicación en el BOE de la Ley 2/2019, de 1 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, tras un consenso importante parlamentario”

Con esta ley “se incorporan al ordenamiento jurídico español la Directiva 2014/26/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de febrero de 2014, y la Directiva (UE) 2017/1564 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de septiembre de 2017. Y al mismo tiempo se incluye cuatro mejoras fundamentales en la norma para agilizar el procedimiento administrativo de la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual”, aclara

En su opinión, es evidente que “hemos logrado una reforma sólida con un amplio consenso parlamentario. Todas las fuerzas políticas han visto la necesidad de protección de la propiedad intelectual en el ámbito digital”.

Otro dato importante de este 2019 son las dos oleadas de bloqueo que hubo en este año recientemente concluido.

En junio y julio se cerraron muchas páginas web, y muy importantes, del ámbito del libro, videojuego, cine y la música. Y en el mes de octubre otra oleada de resoluciones judiciales que autoriza las medidas de la Comisión Segunda de Propiedad Intelectual”.

A juicio de esta experta, “estábamos hablando de webs muy posicionadas y con muchas visitas. Las medidas fueron muy efectivas”.

El tercer elemento que señala Carlota Navarrete es la constitución de la Mesa de Operadores.

“Una medida importante, porque se unen los expertos en contenidos con los operadores en una mesa de trabajo conjunta para hacer efectivas las medidas que imponen los juzgados y la administración contra determinadas páginas web. Se está trabajando muy bien”, afirma.

El cuarto hito de este año 2019 subraya, porque “se ha producido la segunda resolución de un procedimiento sancionador contra una página web que es la de xvagos, todavía con mayor sanción económica y con las medidas de bloqueo y de mayor actividad en cuanto a medios de pago o buscadores. Esa medida es valiosa porque significa que los reincidentes se les ve penalizados de alguna manera”.

Presentación de los datos Observatorio de Hábitos de Consumo y Piratería Digital de la Coalición de Creadores. De izda. a dcha., Adriana Moscoso, directora general de industrias culturales, Carlota Navarrete directora de la Coalición y Pedro de Andrés, presidente de CEDRO.

RESOLUCIONES JUDICIALES

A nivel judicial, destaca la directora de la Coalición de Creadores, que “en el ámbito civil hemos tenido muy buenas resoluciones, sobre todo en los juzgados mercantil de Barcelona en el ámbito de la música y el cine. Todavía no hay sentencias en libro y en videojuegos”.

Por otro lado, en el ámbito penal, los fallos han sido dispares.

“Hay resoluciones buenas y una mala como aquella de un juzgado penal de Murcia sobre Series Yonkis, que está en proceso de recurso y veremos como acaba este tema. Igual con otro fallo judicial en Jaén, que fue sobreseído por el juez, también en recurso”.

En ambos casos son procedimientos anteriores al 2015 y “ambos jueces señalan que no se podía aplicar la reforma del Código Penal de ese año. Nosotros pensamos que si se puede aplicar porque hay una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 3 de febrero de 2014, que es anterior y la que nos permite defender la posición, que luego ha ratificado dicha reforma penal antes citada”.

De cara al 2020 nuestra experta reconoce que hay varias trasposiciones de directivas europeas importantes “con una legislatura más larga de lo habitual, hubiéramos tenido que consulta publica a varias directivas que habrá que trasponer este año. Se ha trabajado con menos intensidad para lograr un Gobierno estable”.

Este pasado mes de diciembre ya se hicieron distintas consultas públicas a directivas, “como la del mercado único digital; entidades de gestión colectiva. El objetivo en este año es que se mejore la protección de los derechos con dichas trasposiciones  sobre todo a nivel de protección de contenidos digitales y titulares de derechos. Es un momento importante el que se vivirá”

Junto con dichas trasposiciones el Observatorio de dicha Coalición de Creadores volverá en marzo a ofrecer datos sobre la industria de contenidos digitales y la piratería.

“Se ha cerrado el año y en febrero ya tendremos resultados para presentarlos en el primer trimestre. Será el cuarto año de descenso moderado de la piratería digital, ya como tendencia que se consolida”.

En este contexto, se observa más agilización en la toma de medidas contra webs piratas a lo largo de los últimos años.

“Es posible que con el trabajo de la Mesa de Operadores se puede configurar un Código de Buenas Prácticas para el sector, al que se puedan sumar en el futuro buscadores y medios de pagos”, apunta.

RECORTAR PLAZOS DE ACTUACIÓN

Para la Coalición de Creadores es fundamental “dotar de mejores recursos, tanto técnicos y humanos para agilizar el bloqueo de dichas páginas webs. Hemos reducido el tiempo de forma notable. 900 días en el 2012, en el 2014, 700 y en el 2015 a 350 días, datos del Gobierno en respuestas parlamentarias. Ahora estamos en 190 días aunque la ley marca 90 días como tope para que el procedimiento concluyera, 45 desde que se presenta la solicitud hasta que se bloquea la web”.

Desde este colectivo, “con la reforma que se hizo de la normativa del 2019 bien aplicada y con mejores medios  se podría aspirar a lograr. Esto debería generar mejores resoluciones en el ámbito civil y en el penal pese a que algunas investigaciones sobre este tipo de asuntos no son fáciles de resolver”.

En la actualidad, Navarrete cuenta que “eso hace que los procedimientos penales se extiendan a lo largo de seis años y los civiles de tres han pasado a un año, siguen siendo plazos largos y durante ese tiempo esas webs piratas hacen daño importante a la industria y a sus creadores”.

Para este colectivo de profesionales es fundamental que el Ministerio de Cultura se mantenga como entidad autónoma y no se vea diluido en otro Ministerio, como ya pasó hace años con su fusión con Educación.

“Es un sector importante que aporta el 4% del PIB y es estratégico al ser transversal con sectores como el turismo o el tecnológico desde el talento creativo”, indica Navarrete.

En la actualidad, ya nadie pone en duda ya que hay que proteger los derechos de los creadores y que está al valor de otras actividades. “Cualquier trabajo o actividad tiene su remuneración y la idea de que la cultura es libre o gratuita ya es cuestión del pasado”.

Desde la Coalición de Creadores se insiste en que “los creadores deben poder vivir de su trabajo que realizan y por eso reivindicamos una mejor protección de sus obras, como sucede en cualquier país de nuestro entorno”.