PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pedro Martín Molina: «Debemos crear especialistas certificados en reestructuración de empresas»

De izquierda a derecha, Pedro Martín Molina, Alberto Núñez-Lagos Burguera y Adrián Thery Martí. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

A Pedro Martín Molina, copresidente de la la Sección de Reestructuraciones e Insolvencias del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) y socio director del despacho Martín Molina Abogados y Economistas Auditores, no le cabe la menor duda: «El pasado 16 de julio entró en vigor la Directiva sobre marcos de reestructuración preventiva, exoneración de deudas e inhabilitaciones. Tenemos dos años para hacer la transposición a nuestra legislación nacional. Este es el momento de crear especialistas certificados en reestructuraciones de empresas. Y no debemos perder el tiempo». 

Fue en el marco de la mesa redonda celebrada en el ICAM por la mencionada Sección en colaboración con Insol Europe el pasado 8 de enero en la que participaron, junto con Martín Molina, el otro copresidente, Adrián Thery Martí, y Alberto Núñez-Lagos Burguera, socio de Uría y Menéndez y miembro de Insol Europe, organización europea de profesionales especializados en insolvencias.

Con esta Directiva, la 2019/1023, la Unión Europea garantiza que las empresas  y empresarios enfangados en problemas financieros, pero cuyo negocio es viable, tengan marcos nacionales de reestructuración preventiva que puedan permitirles continuar con su actividad y no se vean obligados a cerrar.

De la misma manera, se contempla que los empresarios sobreendeudados o de buena fe, puedan disfrutar de una segunda oportunidad con la plena exoneracion de sus deudas, transcurrido un periodo de tiempo razonable.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«Esta Directiva desarrolla profundamente los planes de reestructuración, como herramientas de alerta ante una posible insolvencia inminente. Están dando prioridad el marco conceptual de reestructurar y financiar a las empresas en pro de evitar procedimientos concursales que pueden ser evitables. Eso en España no se ha llegado a regular nunca. Y tendremos que hacerlo», aclara Martín Molina.

«La propuesta con esta mesa es conocer las ventajas y desventajas de Europa con respecto al ordenamiento interno español, y crear esa herramienta útil que es la reestructuración», añade el abogado.

UN CUERPO SELECTO DE ESPECIALISTAS EN LA PRÁCTICA DE LA REESTRUCTURACIÓN

Lo que planteó Martín Molina, durante su intervención, es si los administradores concursales son los idóneos para reestructurar.

PUBLICIDAD

«Yo digo que sí pero vayamos a una reestructuración preventiva desde el punto de vista empresarial, económico, financiero y societario-jurídico. Será una manera de desatascar los juzgados de lo mercantil. El juez es profano en la materia. Necesita que quien selle la reestructuración empresarial sera una persona certificada», avanza.

De acuerdo con este especialista, es necesario desarrollar un cuerpo de especialistas en reestructuración.

«Ya existen en Francia, en Alemania, en Holanda y en el Reino Unido, donde se les llama Monitor Concursal, en vez de especialistas en concursal. La Directiva Europea lo pide. Hagamos un máster, desarrollemos un título propio y definemos cómo debe ser esta figura que necesita España», propone Martín Molina.

PUBLICIDAD

«Ya he hablado con varias universidades y estarían dispuestas a crear una cátedra de reestructuración para redactar un estatuto jurídico o unas reglas de juego en las que se defina quién es la persona, jurídica o física, con capacidad para poder reestructurar, y desarrollar la titulación correspondiente», revela.

PUBLICIDAD

Núñez-Lagos, por su parte, opinó que lo que debería hacer España es «ser inteligente y moderna y fijarse en lo que están haciendo los demás, para adaptarlo mejorado».

Thery Martí habló del tipo de reestructuraciones genuinas y las liquidaciones.

 

 

PUBLICIDAD