PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Banco de España diseña su primer Plan Estratégico para ser más eficiente y generar más confianza a terceros

La sede central del Banco de España se encuentra en la Plaza de La Cibeles, en pleno centro de Madrid. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

El Consejo de Gobierno del Banco de España aprobaba el pasado 9 de enero el Plan Estratégico 2024. Con esta aprobación, se cumple el compromiso que el gobernador, Pablo Hernández de Cos, asumió el 31 de octubre de 2018, en el curso de su comparecencia ante el Congreso de los Diputados, de establecer el primer plan estratégico para el Banco de España.

El Plan Estratégico 2024, el primero de carácter integral en la historia del regulador, permitirá al Banco de España adecuarse mejor a un entorno económico, social y tecnológico cambiante, y así lograr una mayor eficiencia y calidad en los servicios que provee a la sociedad.

Además, será un elemento fundamental para cohesionar al Banco, contribuyendo a fijar objetivos comunes para todos sus empleados.

Uno de los elementos que se resaltan en dicho documento al que ha tenido acceso Confilegal es una mayor transparencia y rendición de cuentas. Mejorar la confianza en el Banco de España pasa por aumentar los esfuerzos en estas tareas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Esto exige incrementar la eficiencia y la eficacia de nuestras actuaciones, y que la información facilitada a los ciudadanos sea pertinente, fiable y puntual, además de accesible mediante los nuevos canales de comunicación hoy en día disponible”, se indica en el citado informe.

“La ambición de mejora que contempla el Plan Estratégico 2024 es un reflejo del compromiso, por parte de todos los que trabajamos en el Banco de España, de contribuir al porvenir y al bienestar de los españoles en el ámbito de las funciones que tenemos asignadas”, afirmó el gobernador Hernández de Cos.

En el prólogo de dicho Plan De Cos afirmaba que “Para ello, el Plan Estratégico 2024 establece, con un enfoque integrado y de futuro, los objetivos estratégicos y los planes de actuación necesarios para que el Banco de España, en el actual contexto europeo, pueda desarrollar mejor sus funciones”.

PUBLICIDAD

Para luego añadir que “se trata de que todos trabajemos para lograr ser un banco central de referencia, más dinámico y comprometido con la sociedad”.

“Esto requerirá alcanzar una mayor flexibilidad y eficiencia, con la independencia, la transparencia, la integridad, la excelencia y la vocación de servicio público como valores esenciales”.

El Plan recoge como misión del Banco de España favorecer el crecimiento económico estable, señala su aspiración de convertirse en un banco central de referencia, dinámico y comprometido con la sociedad e identifica los valores que representan la cultura de la institución:

PUBLICIDAD

La independencia, la transparencia, la integridad, la excelencia y la vocación de servicio público.

PUBLICIDAD

Asimismo, establece los objetivos estratégicos y los planes de actuación necesarios para que el Banco de España, en el actual contexto europeo, pueda desarrollar mejor sus funciones.

Los cinco objetivos fijados son: mejorar la capacidad de identificación y reacción temprana ante los riesgos para la estabilidad financiera y económica; modernizar la institución para que sea más eficiente, flexible e innovadora; impulsar la excelencia a través de la gestión del talento y del compromiso con los empleados; aumentar la capacidad de influencia en su ámbito de actuación y generar más confianza en el Banco y más valor para la sociedad.

Un regulador más moderno

Respecto a la modernización del Banco de España se insiste como líneas de trabajo principales en primer lugar, reforzar la colaboración entre las distintas áreas del Banco a todos los niveles, y fomentando estructuras horizontales por proyectos que eliminen la “cultura de silos”.

También se indica la revisión de los procedimientos y la organización interna, y evitando duplicidades y la incorporación de la innovación y la iniciativa a nuestra cultura de trabajo, estando abiertos a nuevas ideas y siendo flexibles en la introducción de cambios, gestionando los riesgos que esto implica.

PUBLICIDAD

Otras medidas pasarían por potenciar el papel estratégico de la planificación y el control presupuestario e impulsar la innovación tecnológica en el Banco de España, a través de la transformación digital, la gestión integrada de la información y gestionando el creciente riesgo de ciberseguridad.

En cuanto a la idea del Banco de España de generar más confianza en la sociedad el Plan Estratégico señala como actividades el promover los conocimientos financieros de la sociedad española. Trabajar en potenciar la mejora de la conducta de las entidades con sus clientes.

Al mismo tiempo se trabajará en mejora la transparencia y la rendición de cuentas; informando a la sociedad con claridad, objetividad y regularidad sobre nuestras funciones, objetivos y actuaciones, y aprovechando los nuevos formatos y canales de comunicación.

También se quiere contribuir al enriquecimiento del debate económico y financiero, y adoptando un papel activo en temas sociales y medioambientales y se pretende hacer más accesibles a analistas y a investigadores externos las bases de datos y las metodologías de análisis.

Este es el primer ejercicio de planificación estratégica integral que se aborda en la institución y para su elaboración se ha contado con la participación activa y el compromiso de todos los profesionales del Banco de España.

El Plan tiene un horizonte de ejecución de cinco años, de 2020 a 2024, y se prevé una revisión mediado su período de ejecución, con el fin de hacer balance del trabajo realizado y poder adecuarlo a la experiencia adquirida y a los cambios que se hayan producido.

Un Plan estratégico global

En dicho documento se señala el cambio tecnológico que también llega al sector financiero.  Se subrayan la existencia de un conjunto de nuevas tecnologías con potencial de transformación del entorno.

Y se citan el tratamiento masivo de datos (“Big Data”), las nuevas herramientas de análisis de datos (“Data Analytics”), la inteligencia artificial, el almacenamiento y tratamiento de datos en la nube (“Cloud”), las nuevas herramientas de registro de transacciones (“Blockchain”) y la robotización.

También se señala que en lo que respecta al sector financiero, el cambio tecnológico supone una oportunidad para la mejora de su eficiencia.

En paralelo, el cambio tecnológico introduce nuevos retos, asociados a la aparición de nuevos intermediarios que proporcionan fuentes de financiación alternativa y tienen el potencial de alterar la estructura de mercado, y lleva aparejados riesgos adicionales.

En este aspecto se refiere asociados a la ciberseguridad, que constituye un importante riesgo operacional para las organizaciones. Los cambios anteriores –rápidos y de gran alcance– afectan también al Banco de España, tanto en su funcionamiento interno como en sus funciones analíticas y supervisoras.

Para facilitar el seguimiento del Plan Estratégico 2024, se preparará un informe de seguimiento con periodicidad trimestral, que se remitirá al Comité de Dirección y a la Comisión Ejecutiva. Adicionalmente, se informará semestralmente al Consejo de Gobierno del estado de ejecución.

Un factor clave para que el Plan Estratégico 2024 se lleve a cabo con éxito es realizar una adecuada gestión de riesgos, que identifique los principales obstáculos para la ejecución de cada plan de actuación y adopte los mecanismos de mitigación correspondientes.

Los informes del seguimiento comunicarán periódicamente los obstáculos observados y su gestión.

Finalmente, se prevé la realización de un proceso de revisión intermedia y de eventual rediseño del Plan Estratégico 2024 a mediados de 2022. Esta revisión es especialmente relevante por ser este el primer Plan Estratégico que se pone en marcha en el Banco.

Una institución más participativa

Para Fernando Zunzunegui, abogado experto en derecho financiero, este proceso de modernización del regulador pretende convertirlo en “una institución más participativa abierta a las nuevas tecnologías. Adquirir relevancia en “cuestiones de sostenibilidad medioambiental y responsabilidad social”.

A su juicio, pretende “estar a la última en las tendencias globales relativas al envejecimiento de la población, la desigualdad y la gestión de la diversidad. El Plan ofrece una visión de “cómo desea ser percibido”.

“Pero lo cierto es que a un banco central se le juzga y se le valora por sus actos, por como cumple sus funciones”.

Fernando Zunzunegui es abogado experto en derecho financiero.

En su Plan Estratégico 2024, Zunzunegui señala que “se marca como objetivo ser un referente como supervisor macroprudencial, conocedor de las infraestructuras del mercado y preocupado por la educación financiera. Quiere recuperar la reputación”.

“Para hacerlo se ha puesto en manos de un community manager que le ha redactado un plan para mejorar su imagen”.

Para ello este experto destaca que propone aumentar “su relevancia en los debates económicos y sociales”, para llegar ser “referencia en los ámbitos del Eurosistema y global”, mediante una “mejora de la comunicación externa”.

Un cambio radical si partimos de una institución discreta que actúa y debe actuar «con una voz», según recomienda el Banco Central Europeo.

En su opinión, “el Banco de España se ha ganado su prestigio con el trabajo diario de su personal, con autoridad de criterio en los foros en que participa. No necesita un lavado de cara”.

“Lo que necesita es aplicar la disciplina bancaria, con sanción a los bancos que incumplen las normas”.

Al mismo tiempo destaca que “no hay ninguna mención al consumidor financiero en el Plan Estratégico.  Ninguna de sus recomendaciones se dedica a la protección del cliente. Sólo hay una mención al “fortalecimiento de la conducta de las entidades”.

También nos señala que dicho Plan “se preocupa de la innovación tecnológica, de incorporar las nuevas tecnologías a la regulación (Regtech) y supervisión (Suptech). Es un buen objetivo, mejorar las herramientas. Pero la tecnología no es un fin en sí mismo”.

“Es un medio para conseguir el objetivo de proteger el ahorro y la estabilidad”.

Fernando Zunzunegui subraya, con razón que “esperemos que el Banco de España vaya más allá de la mejora de imagen y se dedique a disciplinar a los bancos y a proteger a su clientela. Cumplir estos objetivos es la mejor forma de mejorar su imagen”.