PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El gobernador del Banco de España cree que es el momento de los eurobonos para dar una respuesta a la crisis del coronavirus

Pablo Hernández de Cos considera que es "demasiado pronto" para estimar el impacto sobre el PIB del coronavirus con un "mínimo de precisión"El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
|

En una entrevista concedida al diario económico alemán ‘Handeslblatt’, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, recuerda que “el coronavirus no conoce fronteras y es un problema para todos, no solo para los europeos del sur”, de modo que “solo si actuamos juntos saldremos de esta situación. Esto se aplica no solo a la política monetaria y fiscal, sino también a otras esferas como la atención de la salud”, apunta.

Desde su punto de vista, “es hora de ser solidarios y eficientes en el uso de los recursos de la Unión Europea, que son muchos, y por eso es necesaria una respuesta ambiciosa y coordinada a escala europea. La emisión de eurobonos es una forma de dar esa respuesta europea. Si no es ahora, ¿cuándo?”, se pregunta.

Sobre si esta crisis financiera puede tener unas dimensiones parecidas a la anterior, De Cos señala que “los efectos de esta crisis van a ser muy significativos en el corto plazo, aunque creo que todavía es demasiado pronto para estimar el impacto sobre el PIB con un mínimo de precisión”.

Tampoco descarta que “exista una posibilidad real de que el conjunto de la zona euro entre en recesión de manera temporal. A corto plazo, la pérdida de actividad puede ser comparable a la de 2008-09, pero cabe confiar en que, en esta ocasión, el daño no será tan persistente en el tiempo como entonces”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En ese sentido cree que las medidas “ de política económica fuertes y coordinadas son fundamentales ahora”.

Preguntado por el impacto que dicha crisis puede tener en nuestro país en el 2020, el gobernador del Banco de España considera que “la deuda del sector privado en España ya no es especialmente elevada, de hecho está en línea con la media del área del euro. Sí es verdad que España no ha aprovechado la etapa expansiva para reducir más su deuda pública”.

En su opinión, la prioridad es asegurar que todos los agentes, públicos y privados, tengan condiciones de financiación holgadas, no solo en España sino en toda la zona euro. Una vez superada esta crisis, deberíamos retomar la senda de la consolidación fiscal.

PUBLICIDAD

El gobernador español ve con buenos ojos las medidas tomadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, “ahora necesitamos una acción rápida, enérgica y coordinada de los diversos responsables de la política económica para superar la crisis”.

También recuerda que “la gran recesión nos dejó una lección muy valiosa en las circunstancias actuales. Si cortamos la financiación a los agentes privados, haremos que los efectos de la crisis sean mucho más agudos y, como consecuencia, el aumento de la deuda pública será también mayor”.

Sobre las medidas tomadas por el Banco Central Europeo destaca que “la reacción de los mercados tras el anuncio del nuevo programa de compras fue positivo y en los días siguientes al anuncio se apreció un impacto significativo en las condiciones de financiación de las economías de la eurozona que hasta este momento están sufriendo más intensamente por el virus”.

PUBLICIDAD

“Dicho esto, estamos dispuestos a aumentar el tamaño o la duración de nuestras compras de activos, así como ajustar su composición, tanto como sea necesario”.

PUBLICIDAD

Necesidad de actuaciones europeas

En su opinión es importante que “las políticas económicas deben jugar un papel crucial precisamente para evitar que este shock, de naturaleza transitoria, se haga persistente y deje tras de sí negocios y empleos destruidos”.

También revela que “la situación actual no tiene precedentes en la historia moderna. La política monetaria ya ha reaccionado, y también estamos viendo acciones significativas en numerosos gobiernos europeos”.

Hernández de Cos considera que dichas medidas “deben reforzarse con actuaciones también decisivas a nivel europeo. Creo que es imperativo, tanto por razones de solidaridad como de eficiencia, que compartamos los riesgos presupuestarios de los Estados miembros derivados de esta pandemia entre los socios europeos”.

En cuanto a la estabilidad del sistema bancario, el gobernador del Banco de España indica que es previsible que algunos de los clientes de los bancos tendrán dificultades para pagar sus préstamos en el corto plazo.

PUBLICIDAD

“Pero los bancos europeos tienen colchones de capital y pueden refinanciar estos préstamos, especialmente tras la aprobación de los importantes paquetes de ayuda nacional con garantías y avales del Estado y las medidas aprobadas en el ámbito de la política monetaria y prudencial por parte del BCE y el MUS”, indica.

Sobre si a raíz de esta crisis podrían cambiar la relación entre el Estado y los bancos centrales Hernández de Cos considera que es “todavía es demasiado pronto para hacer un balance y poder extraer las lecciones adecuadas de esta crisis. Todavía estamos demasiado inmersos en la gestión del golpe como para centrar la vista en el largo plazo”.

A su juicio, “esta experiencia debería llevarnos a considerar cuidadosamente el papel que nuestras instituciones, incluyendo, por supuesto, los bancos centrales, deben desempeñar para servir de la mejor manera posible a nuestros ciudadanos”.

En el ámbito europeo cree que la crisis del coronavirus “es una nueva llamada de atención sobre la necesidad urgente de seguir fortaleciendo el proyecto común. Y también necesitamos recuperar y robustecer la coordinación internacional”.