PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«Sé elegante, sofisticada, clásica, pero con glamour y estilo», consejos a sus abogadas de la «reina de los divorcios» en Inglaterra

Ayesha Vardag, conocida como la "diva de los divorcios" o la "reina de los divorcios" en Gran Bretaña, es la socia directora de Vardags, bufete que tiene su sede en el corazón de Londres.
| | Actualizado: 29/09/2020 22:06

Ayesha Vardag, una de las grandes especialistas en divorcios de Londres, ha provocado un auténtico terremoto en la abogacía inglesa con el envío de un correo electrónico a sus 120 empleados de Vardags, su bufete –mayormente mujeres–, en el que les aconseja –en un tono de tú a tú– ser “elegante, sofisticada, clásica, pero con glamour y estilo”.

Formal, pero “discretamente sexy, colorida y extravagante, al mismo tiempo, según tus preferencias”, les dice.

En el e-mail, titulado “Cardigans” –rebecas–, convertido en código de vestimenta interno del despacho, prohíbe el uso expreso de esta prenda.

“Las cardigans casi nunca están bien. Una vez, durante una reunión con un cliente, le dije a una becaria, que llevaba un cardigan, que se fuera a pedir prestado, o que encontrara, una chaqueta. Nada que resulte casero o acogedor, o que te guste ponerte cuando estás junto al fuego”, escribe la abogada.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

NO SEAS HORTERA O ‘PUTILLA’

«Nunca seas hortera o putilla pero, al mismo tiempo, tampoco seas monótona. Es un delicado equilibrio que la mayoría de vosotras conocéis de forma instintiva. La mirada desnuda, con mucha carne, no está bien”, afirma.

Vardag se hizo un nombre cuando en 2010 ganó en el Supremo el caso Radmacher contra Granatino, que tuvo como efecto directo una modificación de la ley permitiendo que los acuerdos prenupciales fueran legalmente ejecutables en Inglaterra y Gales.

Desde entonces es una de las abogadas especializadas en divorcios de millonarios y celebridades más solicitadas del Reino Unido.

Su código de vestimenta, huelga decirlo, ha atraído la atención de los medios de comunicación, provocando una catarata de críticas.

PUBLICIDAD

EL ESTILO QUE TIENEN QUE TENER SUS ABOGADAS

Hoy en día define el estilo que quiere para sus abogadas como una mezcla de «Chanel, Dior y Armani». 

ZAPATOS

Sobre los zapatos, Vardag aconseja que sean “elegantes, no chanclas. No digo de tacón alto, ya que creo que los tacones altos han estado privando e incapacitando a las mujeres durante décadas, pero elegantes”.

TRAJES DE PANTALÓN

La presidenta y fundadora de Vardags ve muy bien las chaquetas a medida o los vestidos y trajes formales, porque son vestimenta de negocios.

PUBLICIDAD

Y apoya, de forma especial, los trajes de pantalón.

Recuerda que una vez fue “formalmente reprendida en Linklaters por mi ex-marido cuando era mi director de formación por llevar un traje de pantalón, así que estoy particularmente interesada en animar a que se utilicen”.

PUBLICIDAD

Hay que evitar, eso sí, dice la abogada, los estampados, los patrones grandes, los lunares y los motivos florales. Rara vez se ven bien como vestimenta de negocios.

La abogada también aconseja sobre accesorios femeninos, como medias y leotardos: “Deben ser transparentes, negras, gris oscuro o de color natural; las faldas deben ser lo suficientemente largas”.

PAÑUELOS

“Los pañuelos son buenos, pero deben ser de seda y clásicos, no andrajosos y descuidados o del tipo de cosas que podrías meter en tu mochila en tu año sabático. De nuevo, menos artículos pero de calidad, a la francesa, se podría decir”, afirma.

PUBLICIDAD

EL PELO Y LAS UÑAS

Sobre el pelo, lo tiene muy claro: “Debe estar siempre chirriantemente limpio y debe parecer natural. ¡¡Cepíllate el pelo!! ¡Mírate en el espejo antes de salir por la mañana!”.

«El cabello debe ser de ejecutivo y si es muy largo debe estar recogido», continúa la autodenominada diva del divorcio. «Hay que parecer un profesional, no una joven bonita».

Y se ofrece a enseñar a hacer un moño a quien esté interesada, porque proyecta «mucho poder”.

Las uñas, por otra parte, deben estar pulidas, no astilladas y pintadas en colores clásicos, no en verde, azul, negro, etcétera.

HACER EJERCICIO

La presidenta del bufete también recomienda cuidar la salud, hacer ejercicio y mantener la forma física.

“Para que te sientas increíble y seas fuerte y enérgica, pero tiene el beneficio añadido de hacerte ver genial también, ya que todos sois gente guapa, y tener un aspecto fabuloso aumenta la confianza como una loca”.

Ella misma reconoce que se ha estado negando muchos placeres, que ha aprendido a amar las ensaladas mientras hace el entrenamiento original de Jane Fonda de forma diaria.

“Lo que me ha hecho bajar una talla de vestido, y eso es algo, aunque hay muchas más por hacer. Y definitivamente es algo bueno. Come bien, muévete mucho, mira lo que bebes, sal fuera tanto como puedas, y brilla”, aconseja.

CONSEJOS PARA LOS HOMBRES

Para sus abogados varones el estilo que quiere es el de Savile Row, una conocida sastrería londinense conocida, tradicionalmente, por hacer trajes a la medida.

“De forma general, los puños dobles y los gemelos pueden transformar la calidad que proyectas. Ve por menos artículos en tu armario, pero de calidad”, especifica.

No entra en el tipo de corbatas y de chalecos formales.

Pero, al igual que a las abogadas, les prohíbe llevar jerseys o chalecos de lana, pantalones de tweed o de punto de cualquier tipo, o súper ajustados.

“Los zapatos deben ser clásicos y negros. No son zapatillas de deporte”, dice. Prohibidos los zapatos de puntera y los de color marrón.

ELLOS, LOS “VARDIGANS”, SON LOS ELEGIDOS

La presidenta de la firma anima, en su correo electrónico, a su gente, conocidos como los “vardigans” de forma especial: “Somos los más inteligentes, los más creativos intelectualmente, los de mayor calidad, los más capaces, los más enfocados a los resultados, los más comerciales, los más innovadores, los modernos, los enfocados al láser, los dinámicos, los ganadores”.

“Somos brillantes y hermosos, glamorosos y sofisticados, totalmente profesionales y de aspecto, y tenemos una fuerte integridad visual y estética”.

Y la síntesis: “Esto último significa que debemos lucir fabulosos en todo momento”.