PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Solo un 10% de los 700.000 afectados en España por el ‘Dieselgate’ han reclamado los daños de sus vehículos

La reciente sentencia del juzgado de lo Mercantil 1 de Madrid declara probada que la actuación de Volkswagen es una práctica comercial desleal. Foto: EP.
| | Actualizado: 28/01/2021 17:46

La sentencia del juzgado Mercantil 1 sobre el caso ‘Dieselgate’ ha reabierto una causa con cinco años de historia. Es la primera condena en nuestro país a Volkswagen por este tema y el gigante alemán ya ha anunciado que recurrirá la decisión.

Según datos que ofrecen algunas asociaciones de afectados, solo el 10% habría reclamando judicialmente por los daños de sus vehículos en España. En España hay un total de 700.000 perjudicados.

La causa penal, pese al intento del juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, de trasladarla a las autoridades judiciales de Alemania, y más en concreto a la Fiscalía de Braunschweig sigue en España. El fallo fue recurrido y está pendiente de resolución del Tribunal Supremo.

Expertos como Alberto Rey, presidente de la Agrupación de Afectados por Volkswagen, y Manuel H. Vilches, responsable jurídico de la plataforma ‘Afectados TDI’ y socio director de Vilches Abogados, analizan el fallo y describen el próximo escenario que sus entidades pondrán en marcha.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una sentencia contundente

Alberto Rey, abogado y socio director de Rey Nuñez Abogados, es el presidente actual de la Agrupación de Afectados de Volkswagen (ALDEA) una iniciativa que se puso en marcha hace algunos años. Desde el 2017 está personada en la causa penal abierta en la Audiencia Nacional.

Esta denuncia penal se interpuso en el 2015, el mismo año en el que saltó el escándalo del ‘Dieselgate’, para investigar un posible fraude del fabricante con dolo y un supuesto delito medioambiental. El juez Ismael Moreno del juzgado Central de Instrucción 2 está llevando a cabo la investigación.

“El proceso penal creció de forma notable, asociaciones de consumidores y de afectados se personaron en esta causa. Haciendo uso de una prerrogativa, el juez Moreno trató de ordenar el proceso para hacer una tramitación más lógica”.

Se puso en marcha una asociación de letrados que no fuera de consumidores. Al final quedó organizado en seis abogados que representan a más de 6.000 afectados. Este es el origen de la citada Agrupación de Afectados.

PUBLICIDAD

En la actualidad, esta red está compuesta por Antonio Heredero de Balms Abogados, (Vigo); Alejandro Penalba, portavoz de Bonet; Carlos Villacorta es el portavoz en Madrid BCV Lex y en Sammos se encuentra Luis López.

Por su parte, Ignacio Romera es cabeza visible de ‘Counsel Partners’ de Valencia; Sergio Meler de Meler Abogados en Alicante; José Antonio Tuero de Tuero Sánchez; Ignacio Mora de Zaforteza, están en Madrid, y Alberto Rey de Rey Nuñez en Gijón.

Esta red de despachos representa a más de 6.000 afectados por el ‘Dieselgate’ de toda España “llevamos peleando desde 2016 y tenemos varias vías abiertas de reclamación”, aclara Rey.

PUBLICIDAD

Respecto al fallo, “la sentencia es contundente y unos argumentos jurídicos muy buenos. Señala que Volkswagen ha estado jugando al gato y al ratón con los consumidores españoles. El juez deja entrever que no se entiende que esta empresa indemnice a afectados alemanes y de EEUU y no lo haga con los españoles y se mantiene por parte de la empresa que no hay daños a los consumidores”.

Para Rey “esta sentencia desvela las vergüenzas de Volkswagen en relación con los consumidores españoles. La práctica desleal comercial que señala el juez Nieto en su fallo es innegable pese a las campañas de publicidad de la empresa por vender sus valores de sostenibilidad”.

PUBLICIDAD

El fallo tendrá que publicarse en dos medios de información general, “esto en España no es muy común, salvo en cuestiones de derecho al honor o descrédito a la propia imagen. Aquí si se hace publicar en este tipo de asuntos cuando las noticias no son exactas. El juez lo ve como consecuencia lógica del engaño masivo que afecta a 700.000 afectados en nuestro país También por este fallo judicial se insiste en que cualquier afectado por el ‘Dieselgate’ puede ver reparado de forma gratuita su vehículo”.

Causa abierta en Alemania

Sobre las vías abiertas de reclamación, este jurista aclara que “la causa penal está muy parada. Creemos que el juez Moreno quiere que la causa penal se traslade a Alemania, sin embargo, nosotros hemos recurrido su decisión ante el Supremo y está pendiente de resolución”.

Al alargarse tanto la instrucción este colectivo se abrió a otros procedimientos de reclamación, “en esa apertura surge que en Alemania se promulga en el 2019 una Ley específica solo para los consumidores afectados por el ‘Dieselgate’. En ese momento nos unimos a esa reclamación”.

PUBLICIDAD

Esa reclamación Volkswagen llega a un acuerdo con los afectados y se termina sin sentencia, “el acuerdo benefició a  235.000 clientes -representados por la Asociación de Centrales de Consumidores- para indemnizarlos extrajudicialmente por un montante total de 750 millones de euros, concretamente entre 1.350 euros y 6.250 euros según el modelo, pero solo alemanes”.

A raíz de ese tema la propia Agrupación de Afectados decide centrar sus objetivos en España. “Mientras tanto algunos consumidores alemanes creen que es poca la compensación y siguen litigando”.

Alberto Rey, presidente de la Agrupación de Afectados por Volkswagen.

“Uno de ellos consigue una sentencia en el Supremo alemán de 25 de mayo del 2020 donde uno de estos consumidores declara nulo el contrato de compra venta por engaño al consumidor y le condena a devolver el importe integro del vehículo”, destaca Alberto Rey.

Este fallo hizo que los abogados españoles de esta agrupación volvieran a hablar con sus socios alemanes legales para ver la posibilidad de seguir apelando. “Al final se interpusieron 1300 demandas individuales en Alemania, de los clientes que podrían entrar en ese momento”.

Junto con este frente alemán hay otro abierto en España, además de la denuncia penal en la Audiencia Nacional, “en Alemania se ha abierto otro frente penal como así han señalado varios medios informativos, se toman declaraciones a los directivos de Audi, está ya en fase declarativa. Se prevé que el año que viene concluya”, indica Rey.

“La sentencia del juzgado mercantil 1 refuerza nuestras tesis y creemos que se podría lograr una indemnización mayor de esos 3.000 euros de dicho fallo. Estamos trabajando sobre ello, en España la normativa señala que no prescribe una acción civil mientras haya otra penal abierta”, explica este experto quien confirma que ya preparan la demanda civil.

Se puede lograr más indemnización

Por su parte, Manuel H. Vilches lidera desde hace años Vilches Abogados, la asesoría jurídica de la plataforma Afectados TDI. Este es un despacho con experiencia en reclamaciones masivas de otros asuntos.

Sobre el fallo judicial señala que “es un precedente muy positivo, respecto de nuestra demanda que presentamos el pasado 28 de diciembre en representación de 10.000 afectados y para los que pedimos 78 millones de euros en concepto de daños y daños morales ante un gran grupo automovilístico como es Volkswagen».

Este jurista reconoce que su demanda “no está basada en el punto de vista de los consumidores y usuarios por la vía de la deslealtad planteada por la OCU, sino que está sustentada en el incumplimiento contractual. Me han vendido una cosa que no es lo que había comprado. Solicitamos daños y perjuicios, consistentes en daños materiales, pedimos la sobrepreciación del vehículo como su depreciación”.

A este respecto reconoce que dicha demanda aporta consiguientes periciales. También reclamamos unos daños morales que ya el Tribunal Supremo en sentencia de 11 de marzo del 2020 generó jurisprudencia sobre la existencia de un daño moral sobre los afectados de Volkswagen tasado en 500 euros.

Vilches afirma que “la sentencia reconoce una actividad desleal en el ámbito de consumo por parte de Volkswagen por la instalación fraudulenta de ese software que limita la emisión de los gases cuando está sometido a una homologación».

Al mismo tiempo, “el fallo habla de una cantidad considerable a indemnizar. Hay otra sentencia de julio del 2019 de la Audiencia Provincial de Madrid que reconocía una indemnización de 4.700 euros para un afectado de Volkswagen. En nuestra demanda reclamamos supera los 78 millones de euros, lo que supone unos 7.000 euros por afectado”.

Manuel H. Vilches, responsable jurídico de la plataforma ‘Afectados TDI’ y socio director de Vilches Abogados.

Sobre la demanda que acaban de presentar, Vilches señala que “es una demanda potente con tres periciales. Participa nuestro despacho, especializado en este caso desde el principio de esta historia junto, con Eugenio Llamas, catedrático de Derecho Civil por la Universidad de Salamanca, firmantes de la demanda”.

Nuestro interlocutor reconoce que la prescripción del asunto era el pasado 28 de diciembre cuando se presentó dicha demanda, “estamos a la espera de que se haga el reparto al juzgado mercantil correspondiente”.

Respecto a la actividad de esta plataforma señala que “estamos acostumbrado a este tipo de clientes. En el principio de la acción captamos 1.000 afectados. Tras la sentencia de marzo del Tribunal Supremo vimos que había una viabilidad elevada frente a Volkswagen».

En este contexto, “conseguimos a una financiación con un tercero para extender la comunicación de este asunto a otros afectados con acciones comerciales fuertes. En cuatro meses que van de septiembre a diciembre captamos otros 9.000 perjudicados. Creemos que si la sentencia se hubiera dado a conocer antes de la prescripción de la acción estos datos se hubieran triplicado”.

Vilches cree que no es casualidad que la sentencia salga ahora, ya cerrado el plazo de prescripción, “tras un juicio que tuvo lugar en febrero del año pasado. No parece que sea casualidad y Volkswagen como empresa pesa mucho”, apunta.

La gran mayoría de estos afectados no se ha presentado en el procedimiento aún abierto en la Audiencia Nacional, “sobre todo nuestros clientes quieren una compensación por los problemas que tiene su vehículo”.

También explica que “algunos de los primeros que trabajan con nuestro despacho si en su día se personaron en dicho procedimiento penal ya que pertenecen a la Agrupación Procesal 3 que lidera Antonio Heredero y Alberto Rey. Sin embargo, solicitamos el desestimiento y reserva de acciones civiles porque no vemos necesidad de continuar en ese procedimiento penal”.

En cuanto a este asunto y su vía alemana, Manuel H. Vilches destaca que “hemos ido a Alemania con casi 600 clientes en una acción colectiva que se produjo hace año y medio, casi todos con la Agrupación de Afectados de Volkswagen y en colaboración con un despacho alemán. Al final , el fondo de litigación que hay en Alemania y que respaldaba el proyecto solo aceptó de 471 vehículos solo 200 se tuvieron en cuenta”.

En Alemania al parecer “estos procedimientos ya están iniciados, se trata de lograr un pacto de recompra del vehículo con la ponderación del uso. Esa ponderación del uso del coche la tuvo parcialmente en cuenta el fondo de litigación que entró en el tema. Eso ha hecho que el resto de actuaciones se lleven desde España”.

Sobre la apelación confirmada de Volkswagen, este abogado señala que “no se está comportando como una gran marca o un gran grupo del sector de automoción. Ya ha llegado acuerdos con afectados alemanes y de EEUU pero a los españoles nos tratan como clientes de segunda fila”.

A su juicio, hay que darse cuenta que el recurso no va a prosperar, “es una estrategia calculada para identificar los vehículos y llegar con posterioridad a un acuerdo conjunto. Si no lo hacen así, obligan a sus clientes a un periplo judicial”.

Este jurista aclara que “en Alemania Volkswagen ya ha pagado 620 millones de euros. Esa es la realidad. No sabemos donde está el problema para reconocer. Es una huida hacia delante que no tiene sentido”.

En cuanto a la reparación del vehículo que demanda el juez Nieto en su ya mediático fallo, Vilches recuerda que en la sentencia no hay una explicación técnica del asunto y como afecta al vehículo. «Si fuera todo tan sencillo no tendría lógica que Volkswagen se haya metido en este fraude. Los clientes nos señala que cuando se reconfigura dicho ‘software’ el vehículo pierde potencia y consume más”.