PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Firmas

Los «Non Fungible Token» y el nuevo coleccionismo del arte

Javier Puyol
Los «Non Fungible Token» y el nuevo coleccionismo del arte
Javier Puyol es socio director de Puyol Abogados & Partners. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
17/8/2021 06:46
|
Actualizado: 17/8/2021 06:46
|

Debe tenerse muy presente, que la historia de la humanidad se ha caracterizado por el hecho de que siempre se han querido poseer y se ha conferido valor a bienes tangibles que podíamos tocar y ver, entre los que se encuentran el oro o la plata, las piedras preciosas, u otros valores, como los sellos y las monedas, y las obras de arte en todas sus manifestaciones, y ahora, con el desarrollo tecnológico existente, la nueva tendencia es hacerlo sobre bienes de otra naturaleza.

Dentro de este nuevo conjunto de derechos y valores, cuando se menciona el término “NFT”, se está haciendo referencia al concepto inglés de “Non-Fungible Token[i]”, el cual puede ser atribuido a un contenido meramente digital, entre los que se encuentran: una fotografía, un vídeo, o un texto, o, incluso, pueden consistir en la representación de un activo físico, principalmente consistente en propiedades, en vehículos, en cuadros u obras de arte, dentro de un amplio etc.

Los NFT son bienes de carácter intangible, normalmente asociados a valores únicos y no fungibles cuya característica fundamental hace referencia a que los mismos que pueden ser vistos, pero ello no conlleva el hecho o la posibilidad de que tales bienes o derechos se puedan, efectivamente, tocar.

Tales bienes nacieron con la idea de crear activos coleccionables en el mundo digital, de manera que éstos pudieran ser conservados, coleccionados o fácilmente intercambiados, por ejemplo, a través de la red «Blockchain», como si fueran o representaran una criptomoneda más.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Como antes se indicó, debe tenerse presente que el carácter de no fungibilidad al que se ha hecho referencia determina que dichos activos son intercambiables entre los propios usuarios, pero los mismos, por esta posibilidad, no dejan de ser únicos y no divisibles. 

Consecuentemente con ello, se puede afirmar que hoy en día, lo que aportan los NFT es básicamente una prueba de autenticidad y de propiedad de un activo concreto y determinado, dentro del sistema inmutable que representa una «blockchain» [ii].

Entre otras razones, la tecnología «blockchain» es fundamentalmente la más usada para crear los NFT, y, especialmente, se usa la red Ethereum por su flexibilidad y lo sencillo que es crear a través de la misma un “smart contract[iii], ya que permite su trazabilidad y hace que no puedan ser, al menos desde el punto de vista de la teoría, falsificados o «hackeados», ya que la cadena de bloques está descentralizada y se encuentra mantenida por cientos de ordenadores, en este caso, de usuarios en todo el mundo.

Al hilo de ello, debe indicarse que la existencia de esta tecnología blockchain es, precisamente, la que permite la creación, compra y venta de los NFT.

PUBLICIDAD

Por todo ello, los NFT son ahora considerados por los especialistas en la materia, como la respuesta digital a las piezas de colección.

Como principales características de los NFT, cabe señalar, entre otras, las siguientes[iv]:

A). SON ÚNICOS

Como hemos mencionado en el apartado anterior, los NFT destacan sobre todo por ser unos «tokens» únicos.

PUBLICIDAD

Esto quiere decir que no pueden ser sustituidos ni reemplazados por cualquier otro.

B). NO SE PUEDEN DIVIDIR

Otra de las características más importantes para tener en cuenta es que los NFT, a diferencia de las criptomonedas, no se pueden dividir y adquirir partes más pequeñas.

PUBLICIDAD

Es decir, los «Tokens No Fungibles», así se conocen en español, se caracterizan por tener un valor completo.

C). SU CAPACIDAD DE INTERCAMBIO

A diferencia de otras criptomonedas, los “Non Fungible Tokens” no se pueden intercambiar directamente entre ellos, tal y como indica su nombre.

La fungibilidad hace referencia a que un activo puede ser intercambiado por otro y, por lo tanto, los “Non Fungible Tokens” no permiten realizar algún tipo de intercambio de unidad.

PUBLICIDAD

Esto significa que un NFT se centra únicamente en la representación de los activos.

D). SU INFORMACION ESPECÍFICA

Finalmente, es importante destacar también que los “Non Fungible Tokens” tienen una identificación única, es decir, cada token tiene un propietario.

Esto permite que sea fácilmente verificar y probar que una persona posee un token.

Además, debe tenerse presente que una característica singular de los NFT es que los mismos no pueden ser intercambiados entre sí, sino principalmente por medio de las llamadas criptomonedas [v].

Es importante tener en consideración que, el debate existente más allá de la existencia de los NFT, se encuentra centrado en lo que respecta a su utilidad, y, específicamente, a su capacidad de ser especulados, y a sus implicaciones de naturaleza medio-ambiental, ya que se necesitan muchos recursos de carácter energéticos para su creación y transacción, y sobre la determinación consistente en  hasta qué punto, constituyen una forma legítima para los artistas de poder vender sus obras digitales, y, al mismo tiempo, tener control sobre el precio que dichas obras tienen en el mercado.

Del mismo modo, el reciente auge de los NFT radica en que se empieza a discutir su utilidad más allá del coleccionismo, el arte y la especulación económica en torno a ellos.

Así cabe preguntarse si los mismos, ¿pueden ser una forma de certificar el origen de productos físicos?

¿O si se pueden utilizar como forma de gestionar la identidad desde cualquier lugar del mundo aplicándolos a los pasaportes o los documentos de identidad?[vi].

ESTÁNDARES

Una de las claves para certificar dichas características y facilitar la interoperabilidad de estos activos en múltiples plataformas son los diversos estándares existentes, siendo el más utilizado el ERC-721, de Ethereum[vii], y el más reciente el ERC-1155[viii].

Una cuestión ciertamente importante a efectos meramente divulgativos radica en el modo de creación de los NFT.

Así, debe indicarse con relación a esta cuestión. que a los efectos de favorecer la creación de los NFT se han desarrollado plataformas donde el proceso es sencillo e intuitivo.

Estas plataformas permiten crear estos «tokens» no fungibles de manera sencilla, y, ajustar los diferentes parámetros según los criterios del usuario que está creando el «token».

Esto es posible gracias a los estándares ERC expuestos anteriormente que establecen las directrices de creación de los no fungibles.

Debido a la simplicidad en la creación y a su intercambiabilidad mediante estas plataformas, el comercio y desarrollo de los NFT ha sufrido un gran crecimiento[ix].

Es evidente que, desde el año 2018, el interés sobre las criptomonedas ha ido progresivamente en declive, y de las expectativas iniciales, hasta ese momento, es cierto que ya no revisten la misma curiosidad que en sus comienzos.

No obstante, ello, debe tenerse presente, que el interés por los NFT, sin embargo, no ha decaído, ya que el mismo ha sabido reconducirse por otros derroteros.

Así, en este sentido, la realidad era que, con la introducción de un estándar para los elementos digitales no fungibles, una diversa cantidad de iniciativas decidieron incorporarse a este mercado y lanzar sus propias propuestas.

De este modo, fue a partir de ese momento, cuando han proliferado las plataformas de arte digital. Las artes plásticas son uno de los colectivos que tiene una mayor compatibilidad con el concepto de los NFT, porque una obra —sea una pintura, un mural o una escultura— también basa su valor en la rareza, en la propiedad, en la utilidad y el origen de una obra.

Consecuentemente con ello, muchos profesionales en este ámbito han utilizado los «tokens» NFT, ya sea para certificar la autenticidad y pertenencia de una pieza, o incluso para poder generar la pieza desde cero[x].

CONCLUSIÓN

En conclusión, puede afirmarse que los NFT, sobre la base de su característica primordial de la “no fungibilidad”, determinan que los mismos constituyan activos digitales únicos, los cuales ni se pueden copiar ni tampoco replicar, ya que como antes se indicó, no son divisibles y no pueden ser reproducidos, debiéndose hacer especial énfasis en que no existen dos NFT idénticos, y como tales, no pueden ser sustituidos por otro, porque no hay alguno igual, ni que representen el mismo valor[xi].

Por ello, su propia naturaleza propicia que puedan constituirse sobre los mismos contratos inteligentes que impiden que se dupliquen, lo que refuerza aún más si cabe, el hecho de que los mismos constituyan y representen certificados de propiedad en toda la regla de una obra de arte de naturaleza digital.

Lo que determina que hoy por hoy, los NFT representen un importante reclamo para el coleccionismo de arte, el cual se encuentra en auge y con una gran fuerza expansiva, obteniéndose, además, de manera adicional, importantes revalorizaciones de carácter económico, en algunos de los casos, más que significativas.

Lo que en todo caso refuerza, sin lugar a duda su atractivo, aunque dicho coleccionismo se encuentre materializado en cosas, que tal como se anticipó, se pueden ver pero no tocar.

Todo ello conlleva un cambio sustancial en el modelo del coleccionismo aplicado al arte, pero que también tiene una fuerza expansiva hacia otros ámbitos, cambiando objetos coleccionables tangibles, por otros que no lo son, como expresión de la evolución de la técnica, y su influencia en las prácticas sociales, como consecuencia de los cambios tecnológicos operados.

Son mundos nuevos, que van abriendo nuevos horizontes, aunque los pilares de dicha evolución están ya latentes, y son de sobra conocidos.

——————————————–

[i] Un token es “una unidad de valor que una organización crea para gobernar su modelo de negocio y dar más poder a sus usuarios para interactuar con sus productos, al tiempo que facilita la distribución y reparto de beneficios entre todos sus accionistas”.

Cfr.: MOUGAYAR, Willian. “The business blockchain”, citado por BBVA en “Qué es un ‘token’ y para qué sirve’.

https://www.bbva.com/es/que-es-un-token-y-para-que-sirve/

[ii]  Blockchain es un sistema de transferencia digital basado en la distribución de la información (o dinero) en multitud de nodos independientes (ordenadores de usuarios) que registran y validan dicha información (token) de forma anónima, eliminando intermediarios e impidiendo que la información pueda ser borrada.

Cfr.: HERNANDEZ, Abel. “Blockchain para dummies”. 28 de marzo de 2018

https://medium.com/@i_abel/blockchain-para-dummies-22bd5a52cfe8

[iii] Cfr.: Los ““smart contracts”, también denominados como “contratos digitales” o “contratos inteligentes” son protocolos informáticos que facilitan, verifican y hacen cumplir la negociación de un contrato sin necesidad de tener una cláusula contractual.

[iv] Cfr.: JIMENEZ, Ignacio. “Qué son los NFT’s (Non-Fungible Tokens)”. Enzyme Advising Group. Blog de Innovación. 27 de abril de 2021.

https://blog.enzymeadvisinggroup.com/que-son-los-nfts-non-fungible-tokens

[v] Cfr.: SOLE, Roberto. “Qué son los NFT’s y para qué sirven”. 18 de junio de 2021. Profesional Review.

https://www.profesionalreview.com/2021/06/19/que-son-nft/

[vi] Cfr.: NFT (Non Fungible Token) ¿Qué es y cómo funciona? AyudaLey.

NFT (Non Fungible Token) ¿Qué es y cómo funciona?

[vii] El token ERC-721 es un tipo de token creado para la red Ethereum bajo los estándares de sus smart contracts. Concretamente, el estándar fue diseñado con el objetivo de crear tokens intercambiables, pero con la particularidad de ser únicos y no fungibles.

Es decir, cada token es único en toda su existencia y no puede deteriorarse o destruirse. un token ERC-721 no es más que un token “coleccionable”. Gracias a ello, podemos definir el valor de un token ERC-721 en función de la rareza y particularidad de sus propiedades.

Ello se traduce en que el mismo será más apetecible a sus futuros compradores o “coleccionistas”.

Esto ha permitido construir todo un nuevo ecosistema de tokens sobre la blockchain Ethereum, uno potenciado por el concepto de escasez digital, donde el valor de los objetos se mantiene y aumenta debido a la singularidad de sus propiedades. Y es que, algo que fuese fácil de replicar, no llamaría tanto la atención.

Cfr.: ¿Qué es un token ERC 721, y el porqué de su valor? Bit2 Academy,

https://academy.bit2me.com/que-es-token-erc-721/

[viii] Los token’s ERC-1155, es un nuevo tipo de token estándar dentro de Ethereum con la capacidad de cambiar el panorama de las DApps dentro de esta blockchain, gracias a su capacidad multitoken y una nueva cantidad de funciones pensadas en brindar una mejor experiencia de uso y programación.

Cfr.: ¿Qué es un token ERC-1155 en Ethereum? Bit2Me Academy

https://academy.bit2me.com/que-es-token-erc-1155/

[ix] Cfr.: “NFT: qué son, cómo funcionan y la historia de los gatitos”. profesionalreview.com. Obra citada.

 

[x] Cfr.: ¿Qué son los tokens no fungibles (NFT)? Criptonoticias.

¿Qué son los tokens no fungibles (NFT)?

[xi] Cfr.: MEJIA, Sara. “¿Qué es el NFT en arte y por qué se está invirtiendo en ello? Moove Magazine. Agosto 2020.

¿Qué es el NFT en arte y por qué se está invirtiendo en ello?

 

En esta noticia se habla de:

Otras Columnas por Javier Puyol:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Últimas Firmas