PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los registradores no son gente aburrida: la apertura de su Congreso, una muestra de creatividad

El violinista Eduardo Wals interpretando la pieza del desaparecido DJ Avici en el patio de butacas al final del evento. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
| | Actualizado: 16/09/2021 2:22

Lo confieso. Esperaba que la apertura del VI Congreso del Colegio Nacional de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles, que tuvo lugar ayer por la tarde en el Teatro Calderón de la Barca, de Valladolid, iba a ser un muermo.

Porque los registradores son gente de orden. Pero ser gente de orden y ser aburridos no es sinónimo (aunque algunos puede que lo sean, de todo hay en la viña del Señor). Lo pude comprobar.

Les gusta la música, disfrutan con el humor y se interesan por aquello que al sus semejantes les hace ser más felices. O infeliz. Son «seres humanos».

Seres humanos a los que les preocupa el futuro. No en vano este Congreso lleva por lema «Humanismo y Tecnología al servicio de la sociedad». Y se enmarca dentro de las actividades organizadas –entre ayer y el viernes– para conmemorar el 160 Aniversario de la Ley Hipotecaria.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La primera sorpresa que uno se llevó al entrar en el Teatro fue escuchar como Eduardo Wals, violinista de Córdoba, amenizaba la llegada de los más de 300 asistentes, interpretando una Tosca de Giacomo Puccini desde el escenario.

Wals es uno de los talentos que han emergido gracias a la pandemia. Se hizo famoso durante los primeros días de la imposición del estado de alarma porque salía al balcón a tocar para los vecinos.

Y a fe mía que Wals es bueno. Muy bueno.

Eduardo Wals amenizando la entrada de los participantes en la inauguración del VI Congreso de los Registradores. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Luego, cuando se abrió el telón, apareció la doble pantalla sobre el escenario, una encima de otra. Con imágenes que me hacían recordar la tecnología futurista que Isaac Asimov describió en su trilogía original de «La Fundación». Y una voz en off femenina, prima, posiblemente, de Alexa, de Google.

PUBLICIDAD
El despliegue videográfico estuvo acorde con lo que se va a debatir en el Congreso. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Una vez que estuvieron todos sentados, salió el conocido humorista, imitador y guionista, Federico de Juan, famoso por el espacio de «Los Clones», en Intereconomía TV, «Los Tele Tipos», en Telemadrid, y «José Mota presenta…», en TVE, con quien colabora habitualmente.

De Juan hizo una veintena de imitaciones de personajes famosos, como Pedro Sánchez, José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy, Felipe González, Matías Prats, Pedro Piqueras…, todo centrado en el Congreso que estaba naciendo en esos momentos.

La capacidad de hacer reír a la gente de esa forma, como De Juan, Goyo Jiménez, Dani Rovira o el propio Mota es un don divino que siempre he envidiado.

PUBLICIDAD

¿Alguien me puede decir dónde se puede reclamar?

EL DOCTOR ALONSO PUIG

Al imitador le sucedió nada menos que el doctor Mario Alonso Puig, sin duda uno de los grandes pensadores actuales, consultor en creatividad empresarial, comunicación, liderazgo y gestión del estrés , autor de una ristra de libros como «Resetea tu mente», «Reinventarse. Tu segunda oportunidad», «Los tres poderes» o «Madera de líder», por citar algunos, para hablar de lo que, de verdad, nos hace felices a los seres humanos.

PUBLICIDAD
Mario Alonso Puig durante su intervención. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Los «Beatles» lo resumieron en una frase: «All you need is love» (lo que necesitas es amor). Pero el doctor Alonso Lo desgranó de un modo más específico, describiendo las tres formas de amor existentes: Philia, Eros y Agape.

Y cómo influye en el cuerpo la ausencia de amor, de comunicación, a nivel físico profundo, hasta el propio ADN, con ejemplos científicos claros.

Alonso, además, identificó la antítesis del amor, que no es el odio. «Sino el miedo. El miedo es lo que cambia las cosas», afirmó. Y tiene razón. Lo evidente es que nadie ve hasta que alguien lo explica con claridad. Esta es la prueba.

PUBLICIDAD

A continuación, Sebastián del Rey, registrador, director del Congreso y muñidor de esta sorprendente puesta en escena, dio la palabra a la decana-presidenta del Colegio de Registradores, María Emilia Adán, que hizo hincapié en el importante papel jugado por el Colegio durante la pandemia y el futuro al que hay que hacer frente.

La decana-presidenta, María Emilia Adán, desgranó lo que la sociedad espera de los registradores. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
Plano general del patio de butacas del Teatro Calderón de la Barca, de Valladolid, donde se celebra el VI Congreso. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

«¿Qué nos espera en el futuro?», se preguntó. «Pues es apasionante. Porque los sistemas registrales serán catalizadores y, por lo tanto, esenciales al ser necesarios. Los activos digitales, los títulos electrónicos, la herencia y legados digitales, las voluntades efímeras, las simples manifestaciones expresadas en redes sociales deberán ser aseguradas frente a otros o, incluso, ante uno mismo», aseguró.

«El registro se constituye en el marco perfecto para su constancia, su eficacia e inmutablidad. Y no partimos de cero. La función social de la institución está probada. Es como si estos 160 que nos han traído hasta aquí fueran una prueba para decir estamos preparados», añadió.

La ministra de Justicia, Pilar Llop, cerró el eventó con un discurso muy cariñoso hacia los registradores, reconociéndoles su predisposición a escuchar lo que la sociedad espera de ellos y su contribución al debate sobre tecnología y humanismo.

Según la ministra, el lema del Congreso coincide con dos de los objetivos fundamentales del Ministerio de Justicia: «la transformación digital de la Justicia y ofrecer un servicio centrado en las personas».

La ministra de Justicia tuvo palabras muy cariñosas para la decana del Colegio de Registradores y para los registradores mismos. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Acompañando a Llop estuvieron el secretario de Estado, Pablo Zapatero; el secretario general para la Innovación y Calidad del Servicio Público de Justicia, Francisco de Borja Vargues Valencia; la directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública, Sofía Puente, hermana del alcalde de Valladolid, Óscar Puente –que comentó en plan jocoso que su hija de 14 años quiere ser registradora–; el director del Gabinete de la ministra, Rafael Pérez García; e Imelda Rodríguez, la nueva directora de Comunicación.

Todo un despliegue.

El delegado del Gobierno en la Comunidad de Castilla-León, José Javier Izquierdo Roncero, la decana del Colegio de Registradores, María Emilia Adán, la ministra de Justicia, Pilar Llop, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. 

También asistió el presidente de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, Francisco Marín Castán, el vocal del  Consejo General del Poder Judicial, Vicente Guilarte, y el delegado del Gobierno en la Comunidad de Castilla-León, José Javier Izquierdo Roncero. 

Por parte de la Consejo General de la Abogacía Española estuvo su presidenta, Victoria Ortega, y en representación del Consejo General de los Procuradores de España, Juan Carlos Estévez, su presidente.

El violinista bajó al patio de butacas para interpretar su última pieza, esta de Avici, DJ desaparecido. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Cerró la inauguración Eduardo Wals con una pieza moderna compuesta por el desaparecido DJ, Avici, y un número de ballet.

El Congreso proseguirá su andadura hoy y mañana en el mismo Teatro Calderón de la Barca.