57 periodistas asesinados en 2022 y 533 entre rejas sólo por ejercer su trabajo  
Así se desprende del balance de ataques cometidos contra periodistas en todo el mundo, elaborado por Reporteros Sin Fronteras (RSF), que ha sido presentado hoy. En la imagen, homenaje a periodistas asesinados en Tijuana, México. Foto: EP

57 periodistas asesinados en 2022 y 533 entre rejas sólo por ejercer su trabajo  

Más del 25% han sido enviados a prisión este año
|
14/12/2022 12:19
|
Actualizado: 14/12/2022 12:46
|

Un total de 57 periodistas han sido asesinados este año -50 hombres y 7 mujeres-, 65 están secuestrados, 49 se encuentran desaparecidos y 533 reporteros están entre rejas sólo por ejercer su trabajo, de los cuales más del 25% ha sido enviado a prisión en 2022.

Así se desprende del balance de ataques cometidos contra periodistas en todo el mundo en 2022, elaborado por Reporteros Sin Fronteras (RSF), que ha sido publicado hoy. Un informe que publica cada año desde 1995.

Continúan, por tanto, en aumento los asesinatos a estos profesionales. En 2021 le segaron la vida a 48 y en 2020 a 50. 

El cómputo total del balance de 2022 incluye a periodistas profesionales y no profesionales, así como a otros trabajadores de los medios. RSF recaba minuciosamente información «para poder afirmar con certeza, o al menos con una convicción muy sólida, que el encarcelamiento, el secuestro, la desaparición o la muerte de un periodista es consecuencia directa del ejercicio de su profesión». 

EL INFORME PARA DESCARGAR 

Reporteros Sin Fronteras es una organización que actúa en pro de la libertad, la independencia y la pluralidad del periodismo y está dotada de estatus consultivo en la ONU y la UNESCO. Tiene su sede principal en París y dispone de 13 oficinas y secciones en todo el mundo y de corresponsales en más de 130 países.

Nunca había registrado una cifra tan elevada de periodistas en la cárcel como este año, que suponen un aumento del 13,4% respecto a 2021, año en el que también subieron un 20% sobre 2020.

Esto «confirma que los regímenes autoritarios siguen privando de libertad, de forma cada vez más desacomplejada, a los periodistas que les resultan molestos», denuncia esta organización.

Según expone, «muy a menudo, ni siquiera se toman la molestia de someterles a juicio» y poco más de un tercio de los periodistas en prisión han sido sentenciados. 

Poco más de un tercio de los periodistas en prisión tiene una condena, el resto (el 63,6%) permanecen privados de libertad sin haber pasado por un juicio

De esta forma, el 63,6% de ellos permanecen privados de libertad sin haber sido juzgados.

A la cabeza de la lista figura China, «donde la censura y la vigilancia han alcanzado niveles extremos» y «se mantiene como la mayor prisión de periodistas del mundo», con 110 encarcelados. 

Entre ellos, la periodista independiente Huang Xueqin, que cubría temas relacionados con la corrupción, la contaminación industrial y el acoso a mujeres. 

Indica que «se confirma el recrudecimiento de la represión en la República Islámica de Irán, que se transforma en la tercera mayor cárcel de periodistas del mundo, con 47 profesionales de los medios en prisión, tan sólo un mes de que se iniciase la oleada de protestas. 

Fuente: RSF

Entre los primeros periodistas detenidos se encuentran dos mujeres, Nilufar Hamedi y Elahe Mohammadi, que colaboraron a denunciar la muerte de la joven kurda iraní Mahsa Amini. Están acusadas de «propaganda contra el sistema y conspiración para actuar contra la seguridad nacional», y se enfrentan a la pena de muerte.

Dos regiones concentran tres cuartas partes de los encarcelamientos. Cerca del 45% están presos en Asia, mientras que algo más del 30% están presos en el norte de África y Oriente Próximo.

RSF informa que aunque el número de presos se ha reducido ligeramente respecto del año pasado, 99 profesionales de la información siguen en las cárceles de China continental y 11 en Hong Kong. 

«Que no haya nuevos encarcelamientos en 2022 no es tanto un signo de mejora de la situación como el resultado de una represión implacable, de una censura cada vez más férrea y de una vigilancia extrema», señala.

Fuente: RSF

Este año ha habido un «aumento histórico» de mujeres periodistas en prisión, con 78 entre rejas. 

«Después de subir cerca del 20% el año pasado, el número de periodistas presas registra un nuevo aumento récord y crece un 27,9% en 2022», precisa. Las periodistas encarceladas ya representan el 14,6% del total, cuando eran menos del 7% del total hace solo cinco años.

El número de hombres profesionales de la comunicación en la cárcel también se ha incrementado un 11,2%. 

En el caso de las periodistas, a la cabeza figura nuevamente China, con 19 reporteras encarceladas. Le siguen Irán, con 18, entre ellas Narges Mohamadi, galardonada con el Premio RSF al Coraje 2022. 

Del total, 15 fueron enviadas a prisión tras la muerte bajo custodia el pasado mes de septiembre de Mahsa Amini, detenida supuestamente por llevar mal puesto el velo.

En tercer lugar figura Birmania, con diez periodistas privadas de libertad, seguido de Bielorrusia con nueve; Turquía con cuatro; Egipto con tres -hay 26 profesionales de la información en prisión en el país africano-; Vietnam con tres; Arabia Saudí y Guatemala con dos; y Rusia, Filipinas, Uzbekistán, Laos, Israel y Burundi con una.

TAMBIÉN AUMENTA EL NÚMERO DE PERIODISTAS ASESINADOS RESPECTO AL AÑO ANTERIOR

También sube ligeramente el número de periodistas asesinados. Hasta 57 «pagaron con su vida su compromiso con la información en 2022», lo que supone un aumento del 18,8% respecto a 2021, tras dos años de calma y de cifras históricamente bajas. 

El informe de RSF arroja que cerca del 80% de profesionales de los medios asesinados en 2022 lo han sido de forma deliberada por causas relacionadas con su profesión o con los temas que trataban.

«Investigar sobre el crimen organizado (mafias, narcotráfico, violencia de bandas…) y la corrupción (abusos de poder, tráfico de influencias, sobornos, críticas a las políticas públicas…) es tratar los temas más peligrosos de cubrir en todo el mundo. Abordar estos dos asuntos ha resultado en la muerte de 13 y 12 periodistas, respectivamente, en 2022», explica Reporteros sin Fronteras.

Y apunta que el medio ambiente también se ha transformado en tema peligroso: cuatro periodistas que investigaban el acaparamiento de tierras por grandes grupos industriales y la deforestación han sido asesinados este año.

RSF señala que «la guerra que estalló en Ucrania el 24 de febrero de 2022 explica, en parte, el incremento de periodistas asesinados, ya que solo los seis primeros meses del conflicto se saldaron con 8 víctimas. Entre ellos se encuentran el fotorreportero ucraniano Maks Levin, «ejecutado a sangre fría el 13 de marzo por soldados rusos», y el periodista de la cadena francesa BFM TV, Frédéric Leclerc-Imhoff, muerto por el impacto de un obús cuando cubría una operación de evacuación de civiles.

«Esta guerra también ha contribuido a multiplicar el número de periodistas asesinados fuera de su país de origen: de los ocho casos de periodistas muertos desde el inicio del conflicto ucraniano, cinco eran reporteros extranjeros», indica el informe.

Más allá de ese conflicto, casi el 65% de los periodistas asesinados en 2022 lo han sido en países considerados en paz. En México fueron asesinados 11 periodistas, cerca del 20% del total de profesionales de la información muertos este año, lo que eleva a 80 los muertos en los últimos diez años, y supone cerca del 20% del total de profesionales de la información muertos a nivel mundial.

Fuente: RSF

Esta organización subraya en que «algunos países, como México, siguen sin controlar la violencia que gangrena sus territorios y que afecta directamente a los periodistas». 

Según expone, estas cifras, junto a las de Haití (seis asesinados) y Brasil (tres) hacen de América Latina «la región más peligrosa del mundo para los periodistas»: cerca de la mitad de los asesinatos de este año (el 47,4%) se han producido en suelo latinoamericano.

Destaca también que el número de periodistas asesinados en zonas de conflicto ha crecido y representa el 35% de todos los asesinatos (frente al 32% del año pasado) y la guerra de Ucrania también ha contribuido a multiplicar el número de periodistas asesinados fuera de su país de origen, ya que de los ocho casos de periodistas muertos desde el inicio del conflicto ucraniano, cinco eran reporteros extranjeros.

Otro dato a destacar es que la proporción de mujeres periodistas asesinadas en el ejercicio de su trabajo se ha multiplicado por tres en dos años. En 2022 las mujeres representan más del 12% de profesionales asesinados, frente al 4% en 2020.

Fuente: RSF

El informe también revela que al menos 65 periodistas y trabajadores de medios están secuestrados actualmente en todo el mundo. Entre ellos, el francés Olivier Dubois, que lleva más de 20 meses en manos del Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), afiliado a Al Qaeda en Malí, y el americano Austin Tice, secuestrado en Siria desde hace ya 10 años. Por último, dos nuevos periodistas se suman a la lista de desaparecidos en 2022, formada ya por 49 profesionales de la información cuyo paradero se desconoce.

RSF repasa en su Balance 2022 algunos de los casos más destacados del año, como el de Ivan Safronov, uno de los mejores periodistas de investigación de Rusia, condenado a 22 años de cárcel por haber revelado “secretos de Estado” ya publicados en Internet. Se trata de la mayor condena impuesta en 2022 y registrada por RSF.

Sobresale, también, el caso del periodista británico Dom Phillips, cuyo cuerpo fue encontrado descuartizado en la Amazonia brasileña. Este periodista documentaba la lucha de las tribus locales contra la caza furtiva y la explotación minera y forestal.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política