Firmas

Así fue mi día de guardia como abogada en los Juzgados de Madrid, en plena huelga de los LAJ

Así fue mi día de guardia como abogada en los Juzgados de Madrid, en plena huelga de los LAJ
La abogada Begoña Trigo explica en esta columna cómo ha vivido un día de guardia en Plaza de Castilla estando de huelga los LAJ.
21/2/2023 06:48
|
Actualizado: 21/2/2023 14:07
|

En la entrada de los Juzgados de Plaza de Castilla se puede observar un cartel que recuerda en la forma a los de las manualidades de los escolares, con papel reciclado y letras recortadas, de gran tamaño, al menos de dos metros por dos metros. En él reza un mensaje escrito por los LAJ que viene a decir algo así como: «Los LAJ en huelga por la dignidad y la justicia».

La pasada semana tuve que acudir al juzgado, estuve de guardia en Madrid capital y tenía señalado un juicio rápido a las 15:20 y una declaración de una persona que estaba detenida, a la que asistí el día anterior en la comisaría de Tetuán.

Sobre las 11:30 entré en los juzgados la Plaza de Castilla y vi el cartel, que me hizo pensar que buen síntoma democrático es que un grupo de funcionarios, con un trabajo seguro, un horario razonable, un buen sueldo y todos los derechos laborales reconocidos, no como los de los abogados del turno de oficio, tuviera la intención de mejorar la situación de la dignidad y la justicia en este país, o al menos eligiera ese lema para su cartel reivindicativo.

Subí al juzgado a preguntar por el expediente de la persona que estaba detenida y cuál fue mi sorpresa cuando la funcionaria me preguntó si no me habían llamado.

«No», le contesté yo.

Me indicó que sus compañeros habían bajado hacía ya tiempo a los calabozos y que fuera inmediatamente.

Entrando en los mugrientas instalaciones de los calabozos seguía pensando en el lema del cartel, dignidad y justicia, y en cuánta falta hacía en este país el desarrollo de esos derechos.

Seguí por el angosto pasillo que hay desde la entrada hasta la zona de los juzgados, había diez abogados al final del mismo, de pie, y otros quince o más en lo que llaman “Sala de abogados”, que es un cuartucho de unos tres por tres metros, maloliente y sin apenas ventilación.

Me acerqué a los que estaban de pie en la zona de entrada a las salas de los juzgados, que se separan de esta por una verja al más puro estilo carcelario.

– ¿Quién es el último para entrar al locutorio?

– Todavía no han empezado las declaraciones. Están leyendo los derechos, me dijo una compañera.

Eran cerca de las doce, y decidí sentarme en la sala con mis compañeros, mientras seguía dándole vueltas a la leyenda del cartel, dignidad y justicia.

¿Qué entenderían los LAJ por dignidad y justicia o por condiciones indignas de trabajo?

¿Serían los mismos criterios de dignidad y justicia que emplean para organizar la oficina judicial en relación a los abogados y ciudadanos?

En la “sala de abogados” se estaba hablando de los retrasos, lo de siempre, de por qué no sacan una lista con los abogados y la hora aproximada de la declaración y nos la envían o nos llaman.

También de que falta organización y de que no respetan nuestro tiempo ni nuestro trabajo. En fin, lo de siempre.

Me levanté al ver que pasaba una funcionaria con una lista en la mano.

– Perdón, ¿me puede indicar el numero de orden de mi cliente?, le pregunté.

– No tengo tiempo, no tengo tiempo, contestó, y pasó de largo.

Me volví a sentar y a recordar el lema, dignidad y justicia. Eran ya más de la una de la tarde.

Recibí una llamada de un abogado que me pedía la venia para asistir al cliente del juicio rápido de las 15:20. ¿Entonces, ya no cobras las dos horas de la declaración de la comisaria ayer, no? «No», le dije a un compañero. Ya no se cobra nada del turno de oficio si te piden la venia antes de que pases la declaración judicial.

A la una y media comienzan a pasar las declaraciones, y vuelve a pasar la funcionaria… «Perdón, no puedo», me contesta. Y pasa de largo.

Me vuelvo a sentar en la sala donde se estaba hablando de la huelga de los LAJ con opiniones de todo tipo:

– Yo creo que piden una subida salarial porque les han metido funciones de los jueces.

– Ya, pero no son jueces, no asumen las mismas responsabilidades.

– Ayer, a cinco minutos de llegar al juzgado en coche, me llama mi cliente y me dice que se ha suspendido.

– Es una vergüenza que hagan eso…

– Ya, pero solo nos perjudica a nosotros y a los clientes, los que no hemos importado nunca.

– Pues a mí no me parece mal que pidan subidas pero que no perjudiquen al resto.

– El resto somos nosotros y los clientes.

– Hombre la oposición es dura.

– Es más, la de jueces tiene más temas.

– Sí, pero el procesal de los LAJ es mas amplio.

– Son oposiciones donde solo memorizan, no razonan, es un proceso a veces de buscar estatus, sin vocación.

– Bueno están en su derecho, ojalá nosotros pudiéramos hacer huelga con tanta facilidad, tenemos muchos más motivos.

– Ya, pero menos medios y menos derechos laborales…

Y en eso estábamos hasta que llegó una funcionaria a la sala llamando a gritos a un abogado.

Otro compañero le preguntó que de qué juzgado era.

– ¿Eso que importa? Pepito Pérez es Pepito Pérez, contestó la funcionaria chillando y de malos modos claro.

– Era por hacerle una pregunta.

– No tengo tiempo, dijo. Y se fue.

– No he visto nunca hablar en ese tono a un juez o a un fiscal o a un LAJ, solo nos hablan a nosotros así.

Empezó a entrar la gente a los locutorios y pude hablar al fin con mi cliente, eran ya sobre las dos y media.

Volví a ver a la funcionaria que me dio largas de nuevo

– No puedo ahora letrada, me dijo como si le estuviera vendiendo una enciclopedia, o algo así.

Me volví a sentar en la sala, ahora se hablaba otra vez de nuestra situación, ya eran cerca de las tres y se notaba el cansancio.

– ¿No debe ser tan difícil hacer una previsión de los detenidos y abogados y fijar una hora aproximada de la declaración? ¿Para qué nos quieren aquí desde las nueve, a su disposición, ni que no tuviéramos otra cosa que hacer?

– Y si te vas te dejan para el último…

– Nadie les fiscaliza el trabajo, ni les organiza…. Es un caos.

Al rato apareció otra funcionaria para decir que dos compañeros iban a pasar su declaración a partir de las seis y media de la tarde: «Llevo aquí desde las nueve y media de la mañana… Es increíble», decía uno mientras se iba.

– Bueno, a algunos os veré luego…

Me levanté de nuevo para hablar con la funcionaria, y ya aprovechando lo que creo que era un cambio de turno, a ver si tenía mejor suerte y para indicarle que me iba a la oficina de enlace.

Me respondió que si me llamaba y no estaba, me dejaba para el final.

– Es increíble, pues dígame el orden en que estoy», repliqué.

Entonces, por fin me informó de que tenía dos declaraciones delante, así que decidí quedarme.

A las cuatro y media salí del juzgado y volví a ver el cartel: “por la dignidad y la justicia.

No estamos en una democracia tan avanzada ni con tanta conciencia social y tanta calidad moral como para que los que se encuentran en situación más privilegiada, evolucionen el sistema.

Estamos en un periodo de decadencia donde la moral no está desde luego de moda, ni la kantiana, ni la católica, ni ninguna.

Hasta han suprimido la Filosofía como enseñanza despreciando su lugar esencial en la sociedad civilizada.

Por eso, quizá Sócrates no escribió ningún libro, debió prever que no merecía la pena, debió pensar “solo les gustará subir ‘selfies’ con peinados y trajes estrambóticos”. Su discípulo Platón era más optimista con la evolución humana, aunque ya nos avisó del peligro de la alienación…

Nada de esto van a entender las futuras generaciones que en una exhibición de nuestro escaso desarrollo como civilización, salvo el de la técnica que camufla nuestra estupidez y nuestra ignorancia, desconocerán quién fue Sócrates o Platón…

En fin.

Mirando el cartel de los LAJ, quizá debería poner “por un aumento de sueldo solo para los LAJ, que podemos hacer huelga” .

O quizá no, porque la verdad es que es bonito leerlo, aunque sea una ilusión.

Otras Columnas por Begoña Trigo:
Últimas Firmas
  • Opinión | Turno de oficio en 2024: ¿Por qué seguimos en huelga?
    Opinión | Turno de oficio en 2024: ¿Por qué seguimos en huelga?
  • Opinión | Atentados suicidas: ¿Los autores materiales son pretendidos mártires o víctimas de chantajes?
    Opinión | Atentados suicidas: ¿Los autores materiales son pretendidos mártires o víctimas de chantajes?
  • Opinión | ¿Cumple el fichaje de Broncano con la Ley de Contratos del Sector Público?
    Opinión | ¿Cumple el fichaje de Broncano con la Ley de Contratos del Sector Público?
  • Opinión | Huelga del turno de oficio: más legal, imposible
    Opinión | Huelga del turno de oficio: más legal, imposible
  • Opinión | CDL: El pleito de M&A más complejo y largo de la historia: La compra de Autonomy por Hewlett-Packard (IV)
    Opinión | CDL: El pleito de M&A más complejo y largo de la historia: La compra de Autonomy por Hewlett-Packard (IV)