PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«En 2015 se produjeron 134 ‘ciberincidentes’ contra infraestructuras críticas», según el secretario de Estado de Seguridad

Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, y Alfonso Carrascosa, presidente de Legalitas, en el acto en el que suscribieron el convenio de colaboración. Confilegal.
|

«En 2015, se detectaron 50.000 ciberindicentes desde el CERT de Seguridad e Industria, de los cuales 134 se proyectaron contra infraestructuras críticas», reveló Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, en el marco de la firma de un convenio marco de colaboración en materia de ciberseguridad con Legalitas.

«Esos 134 ciberincidentes tenían como objetivo afectar a algunas de esas infraestructuras en las que se prestan servicios esenciales para la sociedad, como el abastecimiento de agua, el suministro de energía eléctrica, las telecomunicaciones o el sector financiero», añadió.

PUBLICIDAD

El CERT (acrónimo de Computer Emergency Response Team, o Equipo de Respuesta a Emergencias Informáticas)  fue creado con la colaboración entre los Ministerios de Interior en marzo de 2013 para luchar contra los ciberdelitos y el ciberterrorismo. Analiza diariamente cuatro millones de incidentes. Tiene su sede en el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación, en León, y en el mismo trabaja un equipo de 90 expertos.

PUBLICIDAD

«Junto al ciberterrorismo hay un fenómeno creciente, que es la ciberdelincuencia común -y no tan común-, muchas veces muy sofisticada, que cada vez está teniendo más impacto en la vida de los ciudadanos y de las empresas», continuó explicando el secretario de Estado de Seguridad.

«En el año 2015 se recogieron, por parte de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y también otros cuerpos policiales, 60.410 hechos delictivos producidos en el ciberespacio. Desde accesos e interceptaciones ilícitas, amenazas y coacciones, delitos contra el honor, contra la propiedad intelectual industrial, contra la salud pública, delitos sexuales -los más aberrantes y crueles con las víctimas, en especial con los menores de edad-, falsificación informática, fraude informático o interferencia en los datos y en los sistemas», agregó.

PUBLICIDAD

Todo ello supone un aumento de un 21 por ciento de los ciberdelitos con respecto a los datos de 2014.

De acuerdo con el secretario de Estado de Seguridad, una de las cosas más preocupantes es el fraude informático en todas sus variantes, que llega a ser de 41.000 hechos conocidos; un 25 por ciento más que en 2014.

Martínez citó el informe de Europol, de 2015, en el que se habla de un nuevo perfil del ciberdelincuente. «Es cada vez más agresivo, y, curiosamente, cada vez valiéndose de menores capacidades técnicas. Ahora los ciberdelincuentes tienen mayor acceso a la tecnología y, con una capacitación menor, son capaces de producir graves daños», añadió.

PUBLICIDAD

A esto hay que añadir un aumento de la victimización: «Las víctimas se sienten cada vez más indefensas ante delitos como pueden ser los secuestros de sistemas operativos, de sistemas informáticos, o delitos que afectan a menores en las redes sociales y que son execrables».

En Internet, según el secretario de Estado de Seguridad, hay auténticos supermercados del crimen. Se vende de todo en «la internet oculta, en la ‘dark net’, en la red Tor, como bien dejó a las claras Europol.

PUBLICIDAD

UN CONVENIO DE GRAN UTILIDAD PARA LA LUCHA CONTRA EL CIBERCRIMEN

Para Francisco Martínez, la firma del Convenio con Legalitas, que fue suscrito con Alfonso Carrascosa Marco, presidente de este despacho legal, en su sede de Pozuelo de Alarcón, Madrid, «es una herramienta de gran utilidad para el Ministerio del Interior porque nos va a proporcionar la información del Observatorio Jurídico en Materia de Internet de este bufete».

A través de dicha información, el Ministerio del Interior va a poder seguir de cerca las tendencias, qué es lo que preocupa a la gente, cuáles son los delitos de mayor impacto social y cuáles son los que se están reproduciendo con mayor frecuencia.

Legalitas puso en marcha en 2015 el citado Observatorio a partir de la cantidad de consultas que sus 300.000 clientes les hacían referidas a Internet.

Los datos facilitados por este despacho, procedentes de ese Observatorio, dicen que 2015 concluyó con un incremento trimestral del 16 por ciento en consultas relacionadas con suplantación o robo de identidad, si bien las consultas sobre compras y contratación en Internet fueron, con un 34,75 por ciento, lo más consultado en esta materia.

Destaca, así mismo, la gran preocupación de los españoles por sus datos personales y con el uso que se pueda hacer de los mismos, los mecanismos de protección y el derecho al olvido.  Todo ello suma el 14,19 por ciento de las consultas relacionadas con Internet.

PUBLICIDAD

«Nuestro objetivo es impulsar la seguridad en el ciberespacio. Compartir nuestros datos con la Secretaría de Estado de Seguridad es una forma eficaz de conseguirlo», declaró Carrascosa.