El nuevo decano del Colegio de Madrid reitera el compromiso con “la defensa de la Constitución” ante su homónima de Barcelona

El nuevo decano, José María Alonso, durante su discurso; a su izquierda, su antecesora, Sonia Gumpert. ICAM.
|

José María Alonso, nuevo decano del Colegio de Abogados de Madrid, reiteró el compromiso de la corporación, que ahora capitanea, con “el Estado de Derecho, la defensa de la Constitución y el absoluto respeto a las leyes y los tribunales” en el curso de su toma de posesión, ante un nutrido público en el que se encontraba su homónima del Colegio de Abogados de Barcelona, María Eugènia Gay.

Alonso, que, a continuación, le dedicó una referencia cariñosa sobre la necesidad de trabajar juntos, “para ayudar a solventar los problemas que nos acucian”, ratificó de esta manera la línea que ha venido manteniendo a lo largo de la campaña en relación a algunos de los colegios de Cataluña, que abrazaron una línea independentista.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

No es el caso expreso del de Barcelona, profundamente dividido sobre el llamado “procés”.

Pero la apostilla a la presencia de Gay supone una mano tendida por parte de Alonso, que ha mostrado un gran interés por visitar el Colegio de Abogados de Barcelona.

En este sentido, el nuevo decano del Colegio de Madrid afirmó que la institución será “será apolítica” pero “absolutamente comprometida con la unidad de nuestro país”.

PUBLICIDAD

El acto tuvo lugar en la Biblioteca del Colegio, aborrotada, entre los que se encontraban el ministro de Justicia, Rafael Catalá; el fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar; el vicepresidente del Tribunal Supremo, Ángel Juanes; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Vieira; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el consejero de Presidencia y Justicia, Ángel Garrido; la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, y su antecesor, Carlos Carnicer; el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro; el presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Juan Carlos Estévez; el decano de los procuradores de Madrid, Gabriel de Diego Quevedo; y el exdecano del Colegio de Abogados de Madrid, Antonio Hernández-Gil.

También estuvo presente Julio Naveira, decano del Colegio de Abogados de Mataró, y nuevo presidente del Consejo de la Abogacía de Cataluña.

PUBLICIDAD
José María Alonso nada más terminar su discurso; su homónima, María Eugenia Gay se halla en el extremo opuesto, junto a un militar y un caballero con abrigo marrón. Confilegal.

JUNTA SALIENTE Y ENTRANTE

El acto comenzó con una intervención de la decana saliente, Sonia Gumpert, acompañada de toda su Junta de Gobierno, la mayor parte de la cual formó parte de la candidatura de Javier Íscar, -además del resto de los candidatos-, todos ellos ataviados con las pertinentes togas con puñetas.

PUBLICIDAD

Y le sucedió Alonso, que destacó el trabajo realizado por la junta saliente comandada por Gumpert.

“Seguiremos trabajando desde vuestro legado con más fuerza si cabe para hacer más grande el Colegio y la abogacía”, afirmó.

También recordó su deseo de ser el decano de los 77.000 colegiados, “de los que me votaron y especialmente de los que no, de los jóvenes y de los veteranos, de ejercientes y no ejercientes, de los autónomos, de los que trabajan en despachos pequeños y en grandes, de todos”, señaló Alonso, quien apuntó algunas de las líneas maestras de lo que será su gestión.

EL PAPEL QUE LE CORRESPONDE

En otro momento de su intervención remarcó como obsesión “ el dar a la abogacía madrileña el papel y relevancia que la profesión debe tener en la sociedad civil y ante las instituciones”.

En este contexto remarcó que los abogados sean “un actor fundamental para el mundo social y económico, que genere riqueza y empleo y sean indispensables para la convivencia de este país”.

PUBLICIDAD

Alonso comentó que “nuestra voz tiene que ser oída, necesitamos influencia y ser respetados en todos los aspectos. Seremos leales a las instituciones pero al mismo tiempo no nos temblara el pulso” para defender el respeto al trabajo de los abogados.

Al mismo tiempo recordó que tiene un “irrenunciable compromiso” para estos próximos cinco años: “Hacer un Colegio fuerte, basado en la excelencia, eficacia la transparencia y la ética”.

Junto al nuevo decano, tomaron posesión de sus cargos Begoña Castro (vicedecana), Ángela Cerrillos (diputada 2ª), Eugenio Ribón (diputado 3º), María Dolores Fernández  (diputada 4ª), Juan Gonzalo Ospina (diputado 5º), Manuel José Martín (diputado 6º).

Junto a ellos, Luis Fernando Guerra (diputado 7º), Raúl Ochoa (diputado 8º), María Segimón  (diputada 9ª), Esther Montalvá (diputada 10ª), Isabel Zapata (tesorera), Emilio Ramírez (bibliotecario) y José Ignacio Monedero (secretario).

Todos juraron sus cargos salvo Castro, Ribón y Esther Montalvá que prefirieron prometer en ese acto de toma de posesión.

La decana saliente, Sonia Gumpert, durante su intervención. Confilegal.

5 AÑOS DE TRABAJOS DUROS PERO RECONFORTANTES

Fue la decana saliente Sonia Gumpert quien abría este acto con un discurso que ha aprovechado para dar su “calurosa felicitación” a Alonso y la nueva Junta, y para hacer balance sobre los cinco años de su “intenso y fugaz” mandato.

“Ha sido una maravillosa experiencia, enormemente enriquecedora”, ha destacado la exdecana, que ha pedido disculpas por “los errores cometidos”. Gumpert ha achacado éstos a su “entusiasmo reformista” y “a la condición de ser humano”.

Por último, la decana saliente, que estuvo acompañada en todo momento de su Junta de gobierno, trasladó su “lealtad” a Alonso, y le recordaba que a partir de ahora tiene una “inmensa responsabilidad” para con la abogacía madrileña.

Alonso, tras recibir la medalla que le acredita como decano de manos de Gumpert y jurar el cargo, ha recogido el guante de la anterior decana: “Asumo el decanato con la máxima voluntad de servicio, no voy a regatear ningún esfuerzo”.

PRIMERA FELICITACIONES AL NUEVO DECANO 

Aunque en el acto no han hecho declaraciones, a través de las redes sociales, Catalá, Cifuentes o la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, felicitaron a José María Alonso por su nuevo reto profesional.

El ministro de Justicia comentaba que la nueva Junta de Gobierno es “un equipo profesional y comprometido, que sabrá dar respuesta a los desafíos de la abogacía madrileña”.

Por su parte, Cifuentes, en un tuit al que ha adjuntado una foto con Catalá y el nuevo decano, ha deseado “suerte y todos los éxitos en esta nueva etapa” a los nuevos responsables del ICAM.

Dancausa deseaba, por su parte,  “suerte” a la nueva Junta, y la presidenta del Consejo General de Abogacía Española, Victoria Ortega, ha deseado a Alonso “muchos éxitos” al frente del ICAM, al tiempo que ha dado las gracias a Gumpert por “su labor estos años en el Colegio”.