Los despachos se suben a la ola de la transformación digital para ser competitivos

|

Tal y como señalaba la propia Sara Molina, experta en marketing jurídico y transformación digital en esta publicación cuando realizaba las predicciones para este 2018, la irrupción de la tecnología en los despachos es un escenario que tienen que afrontarse en cada sector de actividad.

A nivel jurídico, frente a las grandes corporaciones, hay también otros modelos de despachos, más pequeños pero no por ellos más competitivos que han apostado por la tecnología. Hemos elegido a Marimón Abogados y Araoz & Rueda, despachos en ese cambio tecnológico y a MindtheGap, bufete que ya nació tecnológico. Al final adaptarse al nuevo entorno digital es una obligación para todos los bufetes, sean grandes o pequeños.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Luis Marimón Prats, es el socio responsable del área de Nuevas tecnologías en el despacho Marimón Abogados. http://marimon-abogados.com. Una firma que fue pionera en el desarrollo del negocio entre Alemania y España, con asesoramiento a empresas de ambos países que se internacionalizaban.

Luis Marimón Prats, socio responsable del área de Nuevas tecnologías en el despacho .Marimón Abogados

Sobre la tecnología que ha implementado la firma para mejorar la eficiencia del despacho, Marimón indica que “en los últimos años, hemos implantado tecnologías que agilizan los procesos internos, relacionados con el área de recursos humanos y gestión fiscal y financiera”.

A tal efecto señala que “En este sentido, el año pasado adoptamos una aplicación de mensajería instantánea asegura para comunicarnos con colaboradores y clientes, que previene la pérdida de datos o el acceso no autorizado a los mismos por parte de terceros. Queremos estar cerca de nuestros clientes y aportarles orientación y asesoramiento de forma onmicanal”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sobre cómo se tomó esa decisión y si fue complicado tomarla destaca que “cualquier proceso de implantación de nuevos sistemas y aplicaciones tecnológicas siempre es complejo e implica el esfuerzo de formarte en nuevos modelos de trabajo y procedimientos”.

En realidad, la revolución tecnológica lleva mucho tiempo con nosotros y es transversal. No hay sector ni profesión que no resulten directamente impactadas 

Sin embargo, nuestro interlocutor  señala que “no obstante, la decisión siempre merece la pena, pues conlleva incrementos extraordinarios en productividad y eficiencia, además de profesionalizar la gestión en todos los sentidos”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sobre la inversión que está haciendo el despacho en materia tecnológica reconoce que “es difícil especificar una cifra concreta, pero estaríamos hablando de un porcentaje superior al 2% sobre facturación en los próximos dos o tres años. A las labores de implementación de nuevos sistemas, hay que sumar un esfuerzo considerable de soporte tecnológico”.

En cuanto a esta revolución tecnológica que afronta la sociedad  recuerda que los abogados también se verán afectados por la misma “en realidad, la revolución tecnológica lleva mucho tiempo con nosotros y es transversal. No hay sector ni profesión que no resulten directamente impactadas por la innovación, y en los despachos de abogados somos conscientes de ello”.

Tecnología para seguir siendo competitivos

Pedro Rueda es uno de los socios fundadores de Araoz & Rueda,  https://www.araozyrueda.com /  despacho centrado en abogacía de los negocios con fuerte presencia en el sector de operaciones financieras. Sobre el origen de este cambio tecnológico nos indica que “El objetivo del despacho es siempre ofrecer los más altos niveles de calidad y eeficiencia a nuestros cliente”.

Pedro Rueda es uno de los socios fundadores de Araoz & Rueda.

Y de esta forma “ es un hecho que al ahorrar tiempo en la revisión de la documentación en el proceso de due diligence con el uso de Luminance como tecnología  podemos optimizar recursos, centrándonos en cuestiones que aporten un valor añadido y mejorando la productividad de la firma y de nuestros abogados. Se trata de ser más eficientes y evitar errores con el uso de la tecnología, como herramienta clave para que podamos ser más competitivos”.

Sobre la toma de decisión señala Rueda que “la transformación digital del sector legal es una realidad imparable, por lo que la implantación de la inteligencia artificial y las nuevas tecnologías es ya una obligación estratégica para nuestra firma, puesto que queremos seguir ofreciendo la máxima calidad y eficiencia a nuestros clientes”.

También destaca que “el cambio tecnológico que sufre nuestro sector requiere de una formación que ahora no ofrecen en las universidades (pero que llegará con el tiempo), por lo que es tarea de cada bufete el formar a sus abogados en el uso y manejo de cualquier tipo de herramienta tecnológica”.

También incide en que “en este sentido, las empresas que desarrollan estas herramientas ofrecen una formación muy completa, con un seguimiento y apoyo continuo, lo que facilita internamente su implantación. Obviamente, el coste lo asume el despacho”.

Respecto a las ventajas que supone incorporar dicha tecnología en la gestión de la firma, nuestro interlocutor destaca que “esta tecnología libera al abogado de tareas de bajo valor añadido o más tediosas, lo que supone que pueda destinar su trabajo y esfuerzo a otras tareas intelectuales o de mayor calidad”.

La tecnología está revolucionando la profesión y transformando la forma de trabajar y de hacer negocios

En definitiva, “revierte en mejores resultados para nuestros clientes. En este sentido hemos implantado también recientemente el sistema de reconocimiento de voz inteligente DigaLaw, que es capaz de transcribir grabaciones con una precisión del 98%-99% y de formatear textos automáticamente, lo que nos está permitiendo ahorrar en costes de transcripción, ganar velocidad en la gestión documental y reducir plazos de entrega”.

En cuanto a la previsión en inversiones de este tipo Pedro Rueda confiesa a esta publicación que “no tenemos una previsión, puesto que dependerá de las herramientas tecnológicas que vaya desarrollando el mercado, pero lo que sí tenemos claro es que la revolución tecnológica ha llegado a nuestro sector para quedarse y debemos estar preparados para ello”.

Sobre la revolución digital en sí como fenómeno el socio director de Araoz & Rueda comenta que estamos hablando de un “sentir general en el que todos pensamos que  la transformación digital  ha llegado a los despachos de abogados. Y advierte que “la  tecnología está revolucionando la profesión y transformando la forma de trabajar y de hacer negocios”.

También señala que “todas las firmas , con independencia del sector en que operemos, debemos adaptarnos al nuevo escenario si queremos encarar los nuevos tiempos. Además, los propios clientes a los que asesoramos están también inmersos en esta revolución digital, por lo que los despachos no podemos quedarnos atrás si queremos entender sus inquietudes y necesidades”.

Despacho de corte tecnológico

Ena Carballo es una de las socias del despacho Mind The Law (www.mindthelaw.es)  Una firma joven, de tan solo dos años y medio de andadura, “que nace fruto de nuestro espíritu emprendedor y tecnológico”.

Ena Carballo, socia del despacho Mind The Law.

Ambas socias, Carballo y Cristina Martínez,  además de haber participado en proyectos tecnológicos, “somos unas fascinadas de la tecnología Blockchain y de los Smart Contracts, por tanto te diría que Mind The Law es un despacho en el que la innovación y la tecnología viene ya de serie. No nos gusta el papel, no tenemos Aranzadis en las librerías, tenemos permiso para tele-trabajar si nos viene bien, y nuestro foco está puesto en bajar a las profundidades tecnológicas sin ningún miedo”.

La principal ventaja es que la tecnología simplifica enormemente la gestión del despacho, lo que supone un beneficio enorme para el cliente en términos de costes

Sobre esta puesta en marcha Carballo reconoce queLa decisión fue previa al nacimiento de Mind The Law, tanto Cristina como yo hemos sido demandantes de servicios jurídicos durante muchos años, y noqueríamos hacer lo mismo de siempre. Por supuesto, todos nuestros colaboradores y abogados tienen un perfil innovador”.

Respecto a las ventajas que supone incorporar la tecnología en la gestión del despacho Carballo señala que “La principal ventaja es que la tecnología simplifica enormemente la gestión del despacho, lo que supone un beneficio enorme para el cliente en términos de costes”.

En cuanto a la inversión que el bufete  hará en estos años indica que “no podría decir las cifras exactas. A nivel interno dedicamos muchas horas a formarnos sobre blockchain, y si todo va como hasta ahora, en breve podremos hablar de Smart Contracts en funcionamiento. Estamos trabajando asimismo en la mejora de nuestro sistema de gestión de expedientes de cara a optimizar nuestro servicio al cliente”.

Respecto a  la tecnología y los despachos de abogados, donde aún hay alguno reticente a subirse a la ola tecnológica Ena Carballo subraya que “yo creo que la tecnología no pide permiso, llega y se queda. Antes o después hay que adaptarse, y en mi opinión cuanto antes, mejor”.