PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El juez del voto particular a «La Manada» fue sancionado en 4 ocasiones por retrasos en sus resoluciones

El juez del voto particular a La Manada fue suspendido por retrasos en 2001El magistrado de la Audiencia provincial de Navarra Ricardo Javier González., autor de voto particular de la sentencia de "La Manada"
|

El juez que firmó el voto particular de la sentencia de ‘La Manada’, Ricardo González, fue sancionado hasta en cuatro ocasiones por  por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por retrasos en sus resoluciones entre finales de los años noventa y el 2000, cuando era titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Bilbao.

Incluso, en 2011 le suspendió seis meses por falta muy grave, Un resolución confirmada por sentencia del Tribunal Supremo en noviembre de 2003.

PUBLICIDAD

Según las sentencias del Tribunal Supremo, las sanciones impuestas sumaron más de 350.000 pesetas de multa y una de ellas supuso la suspensión por un periodo de seis meses por la comisión de una falta muy grave de retraso injustificado y reiterado en la tramitación y resolución de procesos.

PUBLICIDAD

En uno de esos retrasos, el magistrado, autor de un voto particular en la sentencia de La Manada, tardó 14 meses en redactar un fallo sobre divorcio.

Ricardo González pedía en su voto discrepante la absolución de los cinco integrantes de La Manada, que han sido condenados por abusos sexuales, y no por agresión o violación, a una joven madrileña durante los Sanfermines de 2016.

PUBLICIDAD

Desde el CGPJ, los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Juan Manuel Fernández y José María Macías, han asegurado en distintos medios de comunicación que “no había ningún motivo” para actuar contra el juez que emitió el voto particular en el caso de ‘La Manada’, Ricardo González; antes de su participación en este polémico fallo.

Es más, José María Macías señalaba en Antena 3 televisión que “en los últimos 4 años no se ha abierto ningún expediente al juez Ricardo González“. “No ha tenido ningún tipo de conflicto”.

PUBLICIDAD