PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los eurodiputados desbloquean la futura directiva de Copyright

Pedirá a las plataformas que controlen posibles contenidos piratasResultado de la votación en el Parlamento Europeo que aprobó la Directiva de autor en el Mercado Único Digital, de la que trata en su columna José Manuel Tourne, abogado y experto en Propiedad Intelectual.
|

Dos meses después y doscientas enmiendas planteadas en esta segunda votación de la futura Directiva europea de copyright ha producido el cambio contrario en la votación de los eurodiputados después de la primera votación de julio.

La idea es que se convierta en directiva en mayo del 2019, si las negociaciones entre Parlamento Europeo, Comisión y Consejo llegan a un punto de encuentro.

PUBLICIDAD

El sí a esta propuesta normativa generó 438 votos a favor, 226 en contra y 39 abstenciones, de forma que volverá a debatirse en comisión parlamentaria para iniciar una negociación interinstitucional con la Comisión Europea y el Consejo de la UE.

PUBLICIDAD

La industria cultural se muestra satisfecha por este cambio de posición de los eurodiputados y creen que los autores tendrán una remuneración mejor.

La votación ha respaldado dos puntos polémicos: la implantación de un derecho conexo para los editores de prensa, así como la delimitación de la responsabilidad de las plataformas de internet por el contenido publicado por el usuario.

PUBLICIDAD

Son los aspectos tratados por los controvertidos artículos 11 y 13 y que permanecen en el texto que se negociará con el Consejo y los Estados miembros. En la práctica habrá que ver como cada país lo interpreta. En España el Canon AEDE o Tasa Google apenas ha funcionado.

Gran parte de los cambios introducidos por el Parlamento a la propuesta original de la Comisión Europea buscan asegurar que los artistas, especialmente músicos, intérpretes y guionistas, así como editores y periodistas, reciben una remuneración apropiada por su trabajo cuando se comparte en plataformas como YouTube o Facebook, y en agregadores de noticias como Google News.

Así, el pleno ha dado luz verde al nuevo enfoque de la norma que rechaza controlar de forma masiva las publicaciones en busca de obras protegidas. Las enmiendas presentadas este miércoles proponían eliminar el filtraje, pero las plataformas deberán encontrar el modo de evitar contenido protegido por derechos de autor igualmente

PUBLICIDAD

Tras la votación, el ponente Axel Voss (PPE, Alemania) se mostró satisfecho porque “a pesar de la fuerte presión de los gigantes de internet, ahora hay una mayoría en el pleno partidaria de proteger el principio de una remuneración justa para los creadores europeos”. Cree que con la aprobación de la directiva las grandes empresas de Internet dejarán de aprovecharse de los autores.

PUBLICIDAD

Voss consideró que el Parlamento ha sabido escuchar con atención las preocupaciones suscitadas, como los problemas en torno a la innovación mediante la exclusión de las plataformas más pequeñas, así como a agregadores, del alcance de la directiva.

Remuneración justa para artistas y periodistas e incentivos para las compañías emergentes

La posición del PE endurece la propuesta inicial de la Comisión para hacer que las plataformas online y los agregadores sean responsables de las infracciones de los derechos de autor cometidas en los mismos. Esto también será de aplicación para las páginas que sólo muestran una pequeña parte del texto de una noticia.

En la práctica, esta responsabilidad implica que deberán pagar al titular de los derechos por el material protegido por derechos de autor distribuyan. El texto del Parlamento también requiere específicamente que los propios periodistas, y no sólo las editoras, obtengan remuneración derivada de esta disposición.

Al mismo tiempo, en un intento de alentar la innovación y la creación de empresas, el texto excluye ahora a las plataformas más pequeñas del alcance de la directiva.

Esta futura norma, también incluye salvaguardas para asegurar el respeto a los derechos de autor en el entorno digital pero sin limitar la libertad de expresión que caracteriza internet. Así, el mero hecho de compartir hipervínculos a artículos junto a una descripción con “palabras individuales” no estará limitado por la protección de los derechos de autor.

PUBLICIDAD

Cualquier medida adoptada por las plataformas para revisar que los documentos subidos a la red no violan las reglas de copyright debe estar diseñada de manera que evite frenar “obras no infractoras”. Además, deberán establecer sistemas de redirección rápidos (operados por personal de la plataforma, no algoritmos) a través de los cuales se puedan registrar quejas cuando un documento es retirado por error.

La propuesta del PE deja claro que las enciclopedias online sin fines comerciales, como Wikipedia, o las plataformas de “software” de código abierta, como GitHub, no estarán sujetas a las reglas de protección de los derechos de autor.

La Cámara refuerza asimismo los derechos de negociación de autores e intérpretes, permitiéndoles reclamar remuneración adicional de la parte que explota sus derechos cuando lo acordado en un principio es “desproporcionadamente” inferior a los beneficios obtenidos.

El texto añade que estos beneficios deben incluir los “ingresos indirectos”. También deberá dar capacidad a los autores y artistas para revocar o poner fin a la exclusividad de una licencia de explotación por su trabajo si consideran que el titular de los derechos de explotación no está ejerciendo este derecho adecuadamente.

Reacciones diversas ante esta votación

Las reacciones se han ido sucediendo por diferentes canales. En su cuenta de twitter, el líder de Podemos, Pablo Iglesias señalaba: “Desde Podemos vemos con preocupación la Directiva sobre Copyright que amenaza la libertad de expresión y el acceso a la información en internet. Defenderemos en el Parlamento Europeo unas redes libres y democráticas. #SaveYourInternet

Desde esta formación política se señala que esta directiva aprobada va a generar un conflicto innecesario entre la protección de los derechos de autor, la libertad de expresión y el derecho a la información.  Para Podemos es posible una remuneración justa sin comprometer el derecho a la libertad de expresión y a la información.

Por su parte,  José Miguel Fernández Sastrón, presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), ha calificado de «buena noticia» esta aprobación.

En opinión de Abel Martín, director general de la entidad de gestión de Artistas e Intérpretes españoles (Aisge), es un «paso pequeño, pero en la dirección adecuada para una mejor defensa de la cultura europea frente a esa fagocitación» que los «grandes conglomerados tecnológicos» les «intentan imponer».

A su juicio, «la cultura, en este contexto de globalización, es el valor intangible más importante con que contamos en Europa, y mal vamos si estuviésemos dispuestos a cedérselo a las multinacionales tecnológicas», ha agregado.

«Por supuesto eso no implica ningún intento de control sobre Internet, un burdo discurso de la confusión con el que solo se intenta amedrentar a la gente. Lo contradictorio es que determinadas fuerzas políticas que se dicen defensoras de los ciudadanos de a pie terminen alineándose con las tesis de Google».

Entre otros sectores satisfechos con la reforma está también el del periodismo. La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha declarado que se trata de una nueva propuesta «crucial para garantizar que los periodistas puedan ganarse la vida con su trabajo y que sean independientes en sus informes”.

Victoria del lobby de los creadores

En el otro lado, la Organización de Consumidores y Usuarios  (OCU) indicaba que este resultado es una mala noticia para los consumidores que, de convertirse en ley, verán en riesgo los beneficios que les ofrece internet.

Según OCU, con esta normativa, los usuarios que generen y carguen contenido en internet, como vídeos, música e imágenes que pueden contener material protegido por derechos de autor, correrán el riesgo de que estos sean potencialmente bloqueados por las plataformas.

OCU, a través de la Organización Europea de Consumidores (BEUC) ha pedido reiteradamente una reforma de las leyes de propiedad intelectual de la UE que tenga en cuenta la realidad y las necesidades de los consumidores de la sociedad digitalizada de hoy en día.

OCU ha pedido con reiteración que el contenido por el usuario, sin fines comerciales, no se considere una infracción de derechos de autor

Además, según OCU, las medidas que plantea esta nueva Directiva alejan a los consumidores del Mercado Único Digital, que pretende aprovechar las oportunidades de la tecnología, para imponer obligaciones y limitaciones que suponen una amenaza para la libertad de expresión.

Por su parte, Víctor Domingo, presidente de la Asociacion de Usuarios de Internet, recuerda que aún habrá más votaciones . Cree que es evidente que el lobby de los creadores ha sido más persuasivo con las tesis a favor de la directiva Copyright. “Ahora la pelota está en cada uno de los países y los amigos de los lobbies tendrán que dar la cara”.

Y señala  que el resultado de la votación determinará la posición negociadora del PE para las reuniones a tres bandas que tendrán lugar en los próximos meses con el Consejo, con la CE como intermediario.

Una vez que el PE y el Consejo acuerden una posición común, ambas instituciones tienen que volver a someter a votación este acuerdo final. Ya se estaría en vísperas de las elecciones de Eurodiputados de mayo del 2019. La directiva tendrá que trasponerse lo que significa que los debates entre los defensores de los derechos de autor, la patronal tecnológica y las organizaciones que velan por las libertades digitales seguirán abiertos.

Domingo advierte que la votación plenaria de septiembre «es un paso importantísimo» para no perder derechos, «pero no es el paso final y debemos seguir con la lucha. Esta lucha se imbricará con la campaña electoral».

«De momento llamamos a la ciudadanía a interpelar a los eurodiputados para explicarles la importancia de que defiendan los derechos de todos y no los intereses de unos pocos. El voto en contra no ha sido a favor de Google, sino a favor de las libertades de la ciudadanía. Veremos ahora si realmente se respeta en cada país en la práctica”.