Hogan Lovells y Uría Menéndez, despachos pioneros en el respeto a la diversidad sexual de sus abogados

Se presentan en España los Principios de Conducta de Naciones Unidas contra la discriminación laboral de las personas LGTBI
|

Creada en mayo de este año la Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión (REDI) se puso en marcha con el trabajo de empresas como Accenture, Amadeus, AXA, Hogan Lovells, Lilly, Nationale Nederlanden, P&G, SAP, Sodexo, Uría  Menéndez o Willis Towers Watson.

La protección de los derechos de las personas LGTBI y garantizar su inclusión a nivel empresarial son algunos objetivos de REDI.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En esta Red Empresarial,  destaca especialmente la presencia de  dos despachos de abogados de referencia como son Hogan Lovells y Uría Menéndez , a los que se ha unido con posterioridad Pisent Masons, despacho internacional  y otras empresas como Banco Santander, Bristol Myers, Globalia, Adidas, Saleforce, en la categoría de gran empresa.

A nivel de medianas y pequeñas firmas, otra categoría existente en dicha red, el bufete S&P Legal también es socio fundador.

En el caso concreto de Hogan Lovells, el despacho es socio fundador de REDI y miembro de su Junta Directiva con la abogada Ana del Arco como secretaria general.

PUBLICIDAD

Además el despacho asesora de forma probono a la asociación REDI”, explica a CONFILEGAL , Lucas Osorio, su socio director para España.

“En esta firma hemos querido responder de manera firme sobre la diversidad. La empresa ha de ser un escenario social heterogéneo en el que converjan los mejores actores”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Para Osorio “las compañías tenemos una responsabilidad con el progreso. Esta responsabilidad va más allá de la tecnología. El progreso, la innovación y la creación tiene que ver con las personas y con la gestión de su capacidad y potencial”. Al mismo tiempo gestionar la diversidad conduce a multitud de perspectivas y sensibilidades que añaden valor y enriquecen el conjunto”.

Desde su punto de vista “de la diversidad del talento y de los equipos diversos surgen los mejores resultados. Desde Hogan Lovells somos conscientes de que comprendiendo la diversidad y abarcándola en todos sus matices sólo podemos, crecer”. Sin embargo aún esta iniciativa tardará algunos años en cuajar.

Valora mucho que un despacho como Uría Menéndez esté implicado y que el cargo de subsecretario en la Junta de REDI lo ocupe el abogado de esta firma Borja Sainz de Aja.

Principios de Conducta de la ONU 

Nuestro interlocutor subraya que estamos firmemente comprometidos con la labor de la ONU y sus diferentes iniciativas con el mundo empresarial. Hogan Lovells firmó en 2015 los diecisiete objetivos de desarrollo sostenible de la ONU”.  Para este abogado del Estado en excedencia  “lo más complicado cuando eres una organización grande es que esos principios se cumplan en cualquier lugar del mundo, sabiendo que hay países con legislaciones restrictivas sobre esta cuestión”.

Otro elemento que destaca es que “estos principios guían todas nuestras actividades de responsabilidad social tanto a nivel interno como externo y además reportamos todos los años nuestros avances al respecto. Ello demuestra que Hogan Lovells está firmemente comprometido con la defensa de los derechos humanos y su mejor concrección en el mundo actual”.

PUBLICIDAD

Para Osorio “es indudable que la defensa de la igualdad del colectivo LGTBI es una parte esencial de la defensa de los derechos humanos. Dentro de esta área de actuación, el management del despacho se planteó la firma de los LGBT Businesses Standars de Naciones Unidas como parte de la estrategia del despacho a nivel global”.

“Todavía hay camino por recorrer en los despachos de abogados. Sabemos que se irán sumando de forma progresiva a esta iniciativa”.

Reconoce que los bufetes están pendientes de sus clientes y que “ a veces pueda dar miedo involucrarse en iniciativas como ésta. En nuestro caso, nuestros clientes han respaldado nuestra presencia en REDI”.

El socio director de Hogan Lovells en España fue uno de los  ponentes en la jornada celebrada en CEOE donde se presentaron los “Principios de Conducta de Naciones Unidas para hacer frente a la discriminación de las personas LGTBI en el ámbito empresarial”.

Junto a él, empresas como Telefónica, Procter & Gamble han explicado también su vinculación a la diversidad desde esta perspectiva. 

Germán Granda, director general de Forética, Fabrice Houdart, Human Rights Officer ONU, Ignacio de Sola, director General de igualdad de trato y diversidad, Fernando Martín, secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Val Díez. presidenta de la Comisión de Igualdad de la CEOE y Marta Fernández, co-directora General de REDI

Un evento organizado desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Forética y REDI donde  Fabrice Houdart, oficial de Derechos Humanos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos explicó dichos principios.

Principios sujetos a los derechos humanos

Estos Principios de Conducta, basados en la normativa internacional en torno a los derechos humanos y complementarios a los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre Empresas y los Derechos Humanos, buscan ayudar a las empresas a examinar sus políticas y prácticas, así como a establecer nuevas estrategias para respetar y promover los derechos humanos de las personas LGBTI.

Se trata, sobre todo, de eliminar el trato injusto en el lugar de trabajo, asegurarse de que las operaciones comerciales no contribuyan a la discriminación contra los clientes o proveedores, y trabajar con los colaboradores para eliminar las prácticas discriminatorias a lo largo de la cadena de suministro.

También alientan a las empresas a defender los derechos de las personas LGBTI en los países donde operan, mediante la promoción y el apoyo a las organizaciones locales.

Como destacó el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Martín, “la lucha contra la discriminación por razón de orientación sexual, identidad de género o características sexuales, es una prioridad de la política exterior española en materia de derechos humanos”.

En su intervención recordó que “en el ámbito internacional, España defiende la aplicación efectiva de las normas internacionales de derechos humanos que se rigen por los principios de universalidad y no discriminación. En los últimos años, hemos impulsado numerosas acciones en defensa de los derechos de las personas LGBTI en diferentes foros multilaterales (Organización de Naciones Unidas, Unión Europea, Coalición por la Igualdad de Derechos, Consejo de Europa, Red Europea de Puntos Focales LGBTI, etc.)”.

Ignacio Sola, director General de Igualdad de Trato y Diversidad, defendió la implementación de políticas activas para incorporar la realidad LGBTI en todas las organizaciones, como un acto de responsabilidad por parte de las administraciones públicas y las empresas. “La mejora del marco legislativo y el establecimiento de alianzas entre el sector público-sector privado son una muestra del compromiso que este Gobierno ha asumido a favor de la promoción de la igualdad de trato y la diversidad”.

Por parte de la CEOE, la presidenta de la Comisión de Igualdad, Val Díez, destacó “el valor simbólico de que la presentación de los Principios de respeto a la Diversidad se haya hecho en la sede de CEOE, como prueba del compromiso de la institución con la difusión de estos valores de Igualdad y Respeto, pues el mundo laboral ha de ser un referente de apertura y aceptación de las diferencias entre las personas, promoviendo valores de justicia y ética que mejoran y enriquecen a las empresas”.

Según afirmó  Germán Granda, director General de Forética,“la gestión de la diversidad requiere liderazgo en la construcción de una cultura corporativa que favorezca la no discriminación, la igualdad y la inclusión en su estrategia y operaciones. Es un compromiso ético y además un elemento clave para la competitividad de empresas y organizaciones”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Empresarial REDI, Miguel Castro, incidía en que “las compañías inclusivas no solo se benefician de los resultados tangibles de negocio que acompañan a la diversidad corporativa en áreas como la atracción y retención del talento o innovación”.

Desde su punto de vista “los estándares de las Naciones Unidas para la inclusión del colectivo LGBTI son una muestra más de la gran importancia del papel que juegan las empresas y como éstas puedan llegar a ser verdaderos agentes sociales en la defensa de los derechos humanos”.

De todas formas aún queda mucho camino por recorrer. Los ponentes coincidieron en el papel activo de  las empresas con actividades públicas que pueden ayudar al cambio que se busca y a que la diversidad se normalice como fenómeno.