PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El color morado tiñe el Senado para buscar entre todos la solución a la violencia de género

El Gobierno escenifica su prioridad por la violencia de género con la vicepresidenta y dos ministros en la apertura del VII Congreso del ObservatorioAspecto general del Antiguo Salón de Sesiones del Senado con la mesa presidencial al fondo. De izqda. a dcha.: Victoria Ortega, María José Segarra, Dolores Delgado, Carlos Lesmes, Pedro Sanz, Carmen Calvo, Fernando Grande-Marlaska, Alfonso Rueda y Juan Carlos Estévez. Confilegal.
|

El Gobierno ha escenificado este jueves su prioridad por la violencia de género en la inauguración del VII Congreso del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. Y lo ha hecho con la presencia en un mismo acto de de su vicepresidenta Carmen Calvo, el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska y la ministra de Justicia Dolores Delgado.

No en vano, Calvo ha remarcado que «el Gobierno no faltará ni a uno solo de sus compromisos en el objetivo prioritario de luchar contra la violencia de género pero no solos. Tenemos la alerta de la escucha para que los que están hoy aquí nos adviertan».

PUBLICIDAD

Recibidos en la Plaza de la Marina Española por el vicepresidente del Senado Pedro Sanz como anfitrión, los miembros del Ejecutivo de Sánchez han ido llegando de manera secuenciada.

PUBLICIDAD

Ninguno de ellos se ha parado a hablar con la prensa y han ido entrando directamente a la sala de autoridades.

PUBLICIDAD

Mientras, seguía llegando el resto de altos cargos invitados para el acto de apertura como la fiscal General del Estado, María José Segarra, el vicepresidente de la Xunta de Galicia en representación de las CC.AA Alfonso Rueda, la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española Victoria Ortega, el presidente del Consejo General de Procuradores Juan Carlos Estévez y la Consejera de Justicia de la Comunidad de Madrid Yolanda Ibarrolla.

Cerró el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.

PUBLICIDAD

Y foto de familia antes de iniciar las intervenciones cuando el reloj marcaba las 12:00 en punto.

PUBLICIDAD

En los alrededores, el murmullo de los más de 400 profesionales que iban tiñendo el Antiguo Salón de Sesiones del Senado de color morado con sus carpetas e identificaciones para participar en esta cita que, como decía la presidenta del Observatorio María Ángeles Carmona, «tiene el único objetivo de formarnos para conseguir entre todos paliar los estragos que sufre nuestra sociedad como consecuencia de la barbarie de la violencia machista».

Cuestión de todos

Lo más escuchado en las diferentes intervenciones es que la violencia de género es una cuestión de todos, que debe abordarse de manera interdisciplinar.

Por eso, entre los asistentes al Congreso, miembros de carrera judicial y fiscal, de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, letrados de la administración de justicia, abogados y procuradores, médicos forenses, psicólogos y trabajadores sociales, unidades de violencia sobre la mujer, asociaciones de mujeres, diputados, senadores, docentes, estudiantes, responsables políticos y profesionales de la comunicación

Carmona ha recordado, además, que el Pacto de Estado contra la Violencia de Género firmado hace un año es «un punto de partida muy ambicioso que necesita el esfuerzo, la voluntad, la profesionalidad y él tesón de todas las personas que se encuentran hoy aquí, de todas las instituciones y de toda la sociedad».

PUBLICIDAD

La presidenta del Observatorio ha señalado que este órgano «va a seguir desarrollando sus funciones, coordinando instituciones y entidades, investigando, siguiendo y analizando la respuesta judicial, colaborando en la formación de todos los operadores jurídicos –con especial mención a jueces, fiscales y letrados de la Administración de Justicia- potenciando la estadística como fuente de análisis y valoración, dando visibilidad a la violencia de género, sensibilizando y concienciando a la sociedad».

Carlos Lesmes, por su parte, ha pedido una mejor coordinación entre todos «para que las mujeres se puedan sentir realmente protegidas» y ha mencionado el Estudio pionero sobre la agravante de género, incluida en el Código Penal tras la reforma de 2015, que está llevando a cabo su institución. Las conclusiones de dicho estudio «podrán servir para actualizar las recomendaciones contenidas en la Guía Práctica de criterios para la aplicación de la ley integral contra la violencia de género».

Igualdad real, decisión, educación y legislación

Desde la voz de la Abogacía «consciente de la gravedad del problema y que quiere, como está haciendo, participar activamente en un compromiso colectivo que nos atañe a todos», ha dicho Victoria Ortega que hay que trabajar en estos cuatro conceptos clave.

La igualdad real porque «hay muchas mujeres en la base y pocas en la altura» y la decisión para contar con «la voluntad firme y decidida para cambiar las cosas».

Desde esa decisión, la Abogacía ha creado una Comisión de Igualdad, un Plan de Acciones por la Igualdad de la Abogacía, una guía sobre el “Enfoque de Género en la actuación letrada”.

Y «por eso sostenemos uno de los mejores servicios de Asistencia Jurídica Gratuita de Europa. Un servicio esencial al que también ha llegado la paridad y desde el que se trabaja para la confianza en la Justicia de las mujeres víctimas», añadía.

En cuanto a la educación, Ortega ha señalado que «en las aulas empiezan las mejores soluciones porque de nada sirve lo que hagamos si nuestros jóvenes normalizan lo que no es normal».

Formación para los formadores

La fiscal General del Estado, María José Segarra que ha recordado en sus palabras a las «víctimas colaterales» de la violencia de género, los menores, se ha referido a la importancia de la formación.

Por eso, habrá fiscales formadores, ha dicho.

Carlos Lesmes ha indicado que habrá formación especializada para los jueces sin competencia exclusiva, un extremo que ya anunció hace unas semanas.

Dolores Delgado, que ha recordado que 1 de cada 3 mujeres sufre agresiones, ha hablado también de que hay que reforzar la formación de aquellos que forman y ha hecho un repaso de las reformas legislativas que va a poner en marcha su ministerio para acompañar las medidas del Pacto de Estado porque «mi compromiso es con y para las víctimas» en un trabajo de «servicio público de igualdad, pluralidad, progreso y cohesión».

La vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo ha anunciado que se está reformando la Ley Orgánica del Poder Judicial «para tener más formación y más responsabilidades porque concierne a todos».

También el ministro Grande-Marlaska se ha referido a la formación aplicada a los profesionales de las Fuerzas de Seguridad que atienden a la mujer víctima. «Es muy importante que tengan la formación adecuada y que la valoración del riesgo se haga con el máximo rigor. Cuando una mujer denuncia, el sistema debe darle una respuesta efectiva».

Nuevos formularios para valorar el riesgo

Para optimizar esa valoración del riesgo, el ministro ha explicado que se han puesto en marcha nuevos formularios que han sido concebidos para tratar de cumplir tres funciones, dos de ellas novedosas.

Una trata de predecir reincidencia de nuevos episodios de violencia de género con preguntas más sencillas, para mejor comprensión y captación de información relevante y mejorando las ponderaciones asignadas a algunos de los indicadores.

La otra será para predecir casos susceptibles de evolucionar en violencia muy grave u homicidio que presenta un segundo control que se denominará “Escala HOMICIDA”.

Las consecuencias de la entrada en funcionamiento de esta Escala se traducen en la elevación del nivel de riesgo final resultante de la valoración policial y, por tanto, incremento de las Medidas de Protección.

También lleva aparejada la elaboración automatizada de Diligencia policial dirigida a la Autoridad Judicial en la que se hace constar que el caso concreto es de especial relevancia, recomendándose una Valoración Forense adicional de urgencia sobre la víctima que contemple aspectos más allá de la Valoración Policial.

La tercera función de estos nuevos formularios es identificar y advertir a la autoridad judicial de aquellos casos con menores a cargo de la víctima que deban ser tenidos en especial consideración y sometidos a valoraciones forenses adicionales.

5 mesas redondas

La jornada ha proseguido con la Mesa redonda sobre nuevas formas de violencia sobre la mujer y su abordaje integral como violencia de género moderada por Pilar Llop, delegada del Gobierno para la violencia de género e integrada por los fiscales Patricia Rodríguez y Joaquín Sánchez-Covisa y el comisario Ricardo Toro.

Las sesiones de trabajo de este VII Congreso se extenderán hasta mañana viernes cuando conoceremos las conclusiones alcanzadas.