PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Google declara la guerra a las webs piratas y a anuncios sospechosos de infringir la propiedad intelectual

Para combatir la piratería, Google eliminó más de 3.000 millones de enlaces a URL de páginas web con material protegido por derechos de autor.
|

Google ha decidido emprender una cruzada contra los contenidos piratas. Así se deduce del informe de 2018 sobre “How Google Fights Piracy” (Cómo Google combate la piratería), donde explica los programas, las políticas y las tecnologías que utilizan para combatir la piratería en Internet y para garantizar la existencia de oportunidades constantes para los creadores de todo el mundo.

Para Cédric Manara, director de Propiedad Intelectual de Google estas acciones parecen tener efecto: en todo el mundo ha disminuido la piratería en Internet, mientras que aumenta el gasto en contenidos legítimos en todas las categorías.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En el informe hay que considerar, en primer lugar, la cantidad por encima de 3.000 millones de dólares que YouTube, empresa de Google ha abonado a los titulares de derechos que han monetizado el uso de sus contenidos a través de Content ID, “nuestra herramienta para gestión de derechos.

Dicha herramienta le costó a Google alrededor de 100 millones de dólares para ponerla en marcha, dotarla de personal y recursos tecnológicos.

Asimismo en más de 1.800 millones de dólares se cifra la cantidad que YouTube ha abonado al sector de la música desde octubre de 2017 a septiembre de 2018, solo en ingresos publicitarios.

PUBLICIDAD

En cuanto a la lucha contra los contenidos ilícitos, se eliminaron 3.000 millones de enlaces del buscador por infracciones de derechos de autor.

Cómo combatir la piratería

Desde Google indican que en los próximos cinco años se seguirá combatiendo la piratería desde varias perspectivas.

PUBLICIDAD

Crear mejores alternativas y más legítimas

La piratería surge a veces cuando resulta difícil para los consumidores acceder a contenido legítimo. Con el desarrollo de productos que permiten a los usuarios el acceso a dichos contenidos, como es el caso de Google Play Music o YouTube,  Google ayuda a incrementar los ingresos para los sectores creativos, además de ofrecer a los consumidores una mayor capacidad de elección.

PUBLICIDAD

Seguir el dinero

La amplia mayoría de sitios dedicados a la piratería en Internet realizan estas acciones para ganar dinero, una forma para combatir este problema es eliminando sus ingresos. Penalizan a las personas y empresas que infringen los derechos de autor, negándoles el uso de sus sistemas de publicidad y monetización.

Ser eficientes, efectivos y escalables

Desde 2010, la compañía comenzó a realizar grandes inversiones para simplificar el proceso de eliminación de contenidos que estaban violando derechos de autor en los resultados de las búsquedas. Esta mejora de los procesos permitió procesar millones de solicitudes a la semana.

Proteger contra los abusos

Algunas personas realizan denuncias falsas de infracciones de derechos de autor para intentar retirar contenidos que no desean. Desde Google existe el compromiso de detectar y rechazar estas acusaciones falsas como, por ejemplo, los intentos para retirar contenidos por motivos políticos o de la competencia.

Proporcionar transparencia

En el Informe de Transparencia de este prestador de servicios en Internet hay datos sobre el  número de solicitudes que reciben de titulares de derechos de autor y de gobiernos para eliminar información de sus  servicios.

Luces y sombras de la directiva copyright

El otro gran tema es la directiva de copyright. Para  Caroline Atkinson, Head of Global Public Policy (directora de Política Pública Global) de Google hay cosas que gustan en la propuesta.

PUBLICIDAD

“Nos complace ver que la Comisión exige una mayor transparencia y el intercambio de datos para artistas y titulares de derechos, un paso importante para crear mercados de derechos de autor más justos y efectivos. Esto debería permitir a los creadores europeos conectarse más efectivamente con sus audiencias y comprender mejor cómo se les recompensa”.

Desde Google existe el convencimiento que la Comisión ha reconocido que las tecnologías de administración de contenido, como la identificación de contenido de YouTube, desempeñan un papel importante en la lucha contra el uso no autorizado de contenido protegido, “aunque advertimos contra los requisitos rígidos que las empresas más pequeñas y emergentes pueden encontrar difíciles de implementar”.

Pero también hay elementos que les preocupan dado que la web depende de la capacidad de los usuarios para compartir contenido. La propuesta de directiva sugiere que las obras que incluyen texto, vídeo e imágenes deben ser filtradas por los servicios online. Esto convertiría efectivamente a Internet en un lugar donde todo lo que se carga en la web debe ser aprobado por los abogados antes de que pueda encontrar una audiencia.

Bajo las reglas de la Directiva Europea de Comercio Electrónico, no es así como funciona. Las plataformas no están obligadas a monitorear de forma proactiva lo que suben los usuarios, pero deben actuar cuando se les notifica de una infracción.

A través de Content ID, YouTube bloquea o monetiza el contenido que ha sido reclamado por un propietario de derechos de autor de acuerdo con sus instrucciones. Esta es una distinción importante, sin la cual muchos servicios de alojamiento simplemente no podrían existir.

También les decepciona ver una propuesta de un nuevo derecho para los editores de prensa, “a pesar de las decenas de miles de voces, incluida la nuestra, que exigen un enfoque diferente”.

“La propuesta se parece a las leyes fallidas en Alemania y España, y representa un paso atrás para los derechos de autor en Europa”.

Sería perjudicial para cualquiera que escriba, lea o comparta las noticias, incluidas las muchas nuevas empresas europeas que trabajan con el sector de las noticias para construir modelos de negocios sostenibles en línea.

Según lo propuesto, también podría limitar la capacidad de Google para enviar tráfico monetizable, de forma gratuita, a los editores de noticias a través de Google News y Search. Después de todo, pagar por mostrar fragmentos no es una opción viable para nadie.

Desde este  gran buscador se indica que  hay una mejor manera. La innovación y la asociación, no los subsidios y las restricciones onerosas, son la clave para un sector de noticias exitoso, diverso y sostenible en la UE, y Google se compromete a desempeñar su papel..

La propuesta de Directiva europea es un primer paso hacia un mercado que funcione mejor para los creadores y consumidores europeos, pero aún “no se ha alcanzado el equilibrio adecuado”.

“Es vital preservar los principios de vinculación, intercambio y creatividad en los que se basa gran parte del éxito de la web, y Google está dispuesta  a participar en la discusión”, señalan.