PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las pérdidas de los comercios por hurtos ascendieron a 1.799 millones de euros, un 0,81% de sus ventas

La secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, señala que impulsará el proyecto de denuncias “in situ” Evolución de la pérdida desconocida en España y la importancia del análisis de datos con los ponentes: el responsable de Seguridad de Leroy Merlin, Oscar Olmos, el Safety & Risk Prevention director de Desigual, Daniel García, y el director de Seguridad de Makro, Jean Sánchez.
|

Más de 150 profesionales de las áreas de seguridad y prevención de la pérdida de las principales compañías del país se dieron cita este jueves en el 21º Congreso AECOC (Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores) para analizar un problema que el pasado año generó unas pérdidas cercanas a los 1.800 millones de euros al sector, entre hurtos comerciales y errores administrativos.

Esta cantidad representa el 0.81% de sus ventas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La secretaria de Estado de Seguridad, Ana María Botella, anunció en el encuentro que su Gobierno ha tomado de manos de sus antecesores el proyecto de denuncias “in situ” como una prioridad y que, de hecho, ya está desarrollando el dispositivo que tiene que permitir a las empresas cursar las denuncias de hurto comercial con la máxima agilidad y desde el propio punto de venta.

La secretaria, que indicó que en el primer trimestre de 2019 podrán arrancarse los primeros pilotos con Policía Nacional y Guardia Civil, considera que es imprescindible trabajar desde la prevención.

PUBLICIDAD

Con ese objetivo destacó la importancia de la colaboración público privada y de los diferentes cuerpos policiales. Ana María Botella afirmó que en materia de seguridad “el Gobierno está al servicio del tejido empresarial porque está al servicio de la ciudadanía”.

Un problema de 1.800 millones de euros anuales

El índice de pérdida en 2017 se situó en el 0.81% (frente al 0.82% de 2016) sobre unas ventas del sector minorista de más de 222.000 millones de euros.

PUBLICIDAD

De estos 1.799 millones de euros de pérdida, el 58% corresponde a hurtos externos – aquellos realizados por personas ajenas a la empresa-, mientras que el 20% se atribuye a hurtos internos, es decir, cometidos por parte de empleados directos de la propia organización o personas relacionadas laboralmente con la empresa.

PUBLICIDAD

Son cifras del estudio “La pérdida en la gran distribución comercial 2018”, elaborado por AECOC en colaboración con EY, en el que se analiza el estado de un problema que afecta a toda la cadena de valor, y que se presentó durante el congreso.

Han participado en el estudio empresas de alimentación y bebidas, textil, ferretería y bazar, perfumería, electrónica y otras de gran consumo.

Así, en total, los hurtos comerciales fueron responsables del 78% de la pérdida desconocida sufrida por las empresas el año pasado. El otro 22% de la pérdida desconocida total se produjo debido a errores de gestión.

De ellos, los más frecuentes se derivan de los procesos de preparación y entrega de la documentación correspondiente, seguidos por los errores en la fijación de precios.

La mayoría de las empresas considera que los incidentes violentos se mantuvieron igual respecto al año anterior. Aun así, el estudio ha detectado un aumento del hurto realizado por bandas organizadas. El 43% de las empresas considera que ha sido mayor.

PUBLICIDAD

Productos más sustraídos

En cuanto a productos, las bebidas alcohólicas, los embutidos, los snacks y las conservas son los cuatro productos de alimentación más proclives al hurto.

En concreto, el 93% de las empresas consultadas menciona las bebidas alcohólicas como productos que sufren robos dentro de su organización; el 80%, la charcutería; mientras que snacks y conservas está presente en las respuestas del 40% de las empresas.

Dentro de la categoría de electrónica, aquellos productos más sustraídos son los accesorios (93% de las respuestas), seguido de teléfonos y tablets (50%). Dentro del textil, la ropa de adulto lidera el ranking (81%); mientras que todas las empresas de ferretería han reportado sufrir robos de sus herramientas. Por último, dentro de la categoría de cosmética, el maquillaje encabeza la lista (67%), seguido de perfumería y cremas.

Se trata principalmente de productos atractivos para el hurto debido a sus características físicas, su elevado valor monetario o la facilidad con la que puedan ser revendidos en mercados paralelos.

Los productos que son la última novedad y aquellos de uso cotidiano por los que no se está dispuesto a pagar sufren una mayor probabilidad de ser hurtados.

El estudio confirma así que los productos más sustraídos no son de primera necesidad, lo que confirma que la principal motivación del hurto es la reventa.

Análisis de datos

En el informe de este año se han analizado en profundidad las técnicas de análisis de datos y su aplicación para reducir la pérdida desconocida.

El data analytics aplicado a la prevención puede ser utilizado por las empresas para identificar potenciales indicios de pérdida ya sea en forma de transacciones sospechosas o irregulares, vulnerabilidades, incumplimiento normativo o patrones de comportamiento anómalo.

En este sentido, dos tercios de las empresas de gran consumo cuentan desde hace años con estos sistemas de análisis y otro 14% asegura que los implementará en el medio plazo.

El responsable de Prevención de la pérdida de AECOC, Javier Blanco, y el socio de EY del área de Forensic and Integrity Services, Íñigo Sebastián de Erice, fueron  los responsables de presentar el estudio y profundizar en sus cifras durante el congreso.

Iñigo Sebastián de Erice aseguró que “el Data Analytics es un pilar fundamental para prevenir la pérdida desconocida, requiere un enorme esfuerzo para la extracción, tratamiento y depuración de la información que muchas veces está en aplicativos de gestión inconexos”.

“Los próximos pasos deberían, por ello, centrarse, principalmente, en procesar los datos de una forma más sofisticada y eficiente para establecer modelos más maduros que permitan destinar más tiempo al análisis y la toma de decisión”, detalló.

El programa del congreso incluyó, además, una mesa debate sobre la delincuencia en el ámbito comercial en la que participarán los cuerpos policiales – Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos d’Esquadra y Ertzaintza –, para analizar las últimas estadísticas, tendencias y soluciones.

Por su parte, el responsable de Seguridad de Leroy Merlin, Oscar Olmos, el Safety & Risk Prevention director de Desigual, Daniel García, y el director de Seguridad de Makro, Jean Sánchez, abordaron  conjuntamente en otra ponencia  la evolución de la pérdida desconocida en España y la importancia del análisis de datos.

AECOC engloba tanto a las mayores compañías como a las pequeñas y medianas empresas y representa sectores tan diversos como el de la alimentación y bebidas, textil, electro, ferretería y bricolaje, salud y hostelería, entre otros. Cuenta con más de 28.000 empresas asociadas cuya facturación conjunta supone cerca del 20% del PIB.