PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El despacho de Garrigues consolida su actividad en Chile con nuevas incorporaciones

La oficina de Santiago de Chile refuerza su posición en el área de Derecho Público .En la foto, Fernando Vives, presidente ejecutivo y Javier Ybañez, socio responsable del área de Latam en un evento.
|

De las trece oficinas propias que dispone Garrigues en todo el mundo, seis están vinculadas a América Latina y EEUU. La última en ponerse en marcha fue la de Chile en el 2016. Ahora, la firma española refuerza su posición en el área de Derecho Público con las incorporaciones de los abogados Claudio Moraga Sebastián Hassi Troxler.

Se trata de seguir dando servicio en el mundo regulatorio, concesional y de infraestructuras y de competir con el resto de las firmas ubicadas allí porque este país andino gracias a su estabilidad y seguridad jurídica se ha puesto de moda para muchas firmas jurídicas en los últimos años.

PUBLICIDAD

Las incorporaciones a la firma española son las de  los abogados  Claudio Moraga  como responsable de la práctica de Derecho Público. Junto a él se incorpora Sebastián Hassi Troxler.Ambos proceden del estudio chileno Miquel, especializado en derecho público.  “En un país como Chile esta área de derecho público es prioritaria cubrir”, según explican desde el propio despacho español.

PUBLICIDAD

Javier Ybáñez, como socio responsable de Garrigues en Latinoamérica, explica a Confilegal sus planes para este año: «El objetivo que siempre hemos mantenido es ofrecer en toda la región un modelo de oficinas integradas para que nuestros clientes puedan aprovecharse de tener un único punto de referencia que cumpla siempre nuestros estándares de calidad y profesionalidad».

Al mismo tiempo destaca que “desde esta perspectiva, trabajamos continuamente en la consolidación de las oficinas existentes, mediante la incorporación de nuevos profesionales y nuevas prácticas que contribuyan a potenciar nuestro desarrollo en América Latina.  Además, permanentemente evaluamos la posible apertura de nuevas oficinas en otros países, siempre que se den las circunstancias apropiadas para ello”.

PUBLICIDAD

Garrigues trabaja continuamente en la consolidación de sus oficinas mediante la incorporación de nuevos profesionales y prácticas, pero además, «estudiamos la posible apertura de nuevas oficinas en otros países siempre que se den las circunstancias apropiadas«.

Las cifras señalan que mientras que la facturación del despacho en el 2017 alcanzó los 357,1 millones de euros, lo que supuso un crecimiento de 2,2% de la facturación, en América Latina la cifra de negocio ya alcanza los 23,47 millones de euros, un incremento del 26,3% respecto al año anterior.

Esto significa que el 12,6% de la facturación ya vino de fuera de España. En número de profesionales, los número revelan que en el continente iberoamericano hay 140 profesionales, a nivel  de toda la firma estaríamos hablando de 1420.

PUBLICIDAD

También recuerda que a Chile «llegamos en el primer trimestre de 2016 y, a diferencia de en otros países, optamos por integrar, desde el principio, una firma local, Avendaño Merino, uno de los estudios más innovadores y prestigiosos del país».

Al mismo tiempo destaca que “no solo asesoramos a clientes españoles o europeos que invierten en Chile, sino que actuamos como un despacho local, con gran presencia entre clientes locales. Además, nuestra presencia en 5 países latinoamericanos, es una gran ventaja para aquellos clientes o potenciales clientes que tengan o pretendan tener una presencia regional, ya que podemos ofrecerles el mismo estándar de calidad y servicio en diferentes jurisdicciones”.

PUBLICIDAD

Una oficina que diversifica el negocio

Respecto a las áreas de negocio que cubre nos indica que “la oficina de Chile se caracteriza por tener unas prácticas financieras (bancario, financiación de proyectos y mercado de capitales), corporativa y de fusiones  adquisiciones, y tributaria muy potentes».

En el caso de Chile nuestro interlocutor recuerda que “ Chile, fue la última oficina que abrimos en Latinoamérica, en 2016. Como en el resto de Latinoamérica, Garrigues quiere posicionarse como un despacho de referencia en cada una de las jurisdicciones donde está presente”.

Para Ybáñez, “nuestra presencia en Europa es una clara ventaja para los inversores europeos que invierten en Chile, así como para la cada vez más importante inversión latinoamericana en Europa”.

Garrigues plantea un modelo basado en oficinas propias “lo que nos permite ofrecer un asesoramiento integrado y homogéneo en las jurisdicciones en las que operamos”.

En cuanto a las ventajas que supone este cambio de estrategia de pertenecer a una red internacional como Affinitas a desarrollar oficinas propias en diferentes país, Javier Ybañez revela que «creemos que la apuesta por oficinas propias, cien por cien Garrigues, es la única forma en que podemos asegurarnos de que nuestra cultura y forma de trabajar sean las mismas en todos los países en los que estamos presentes”.

PUBLICIDAD

Otra cuestión que destaca es que“en una alianza no es posible implantar tu propia cultura. Nosotros buscamos incorporar a profesionales que tengan los mismos valores que los nuestros, evidentemente adaptados a las peculiaridades de cada país”.

Al final considera que la ventaja es doble “por un lado, tenemos equipos locales que conocen a la perfección sus respectivos mercados, y además podemos garantizar que todas las oficinas cumplen el estándar de la firma en cuanto a calidad, integridad, ética, plazos de respuesta, tecnología e innovación, y, por supuesto, desarrollo profesional”.