PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«Las Fintech atraen a muchos cliente insatisfechos de la banca, pero necesitan a la banca como aliada»

De acuerdo con Pablo Penas, autor del libro "10 artículos de Management"Pablo Penas, autor de "10 artículos de Management".
|

“Las ‘Fintech’ atraen a muchos clientes insatisfechos con la experiencia de cliente de los bancos, pero para crecer de decenas o cientos de miles de usuarios a millones o decenas de millones necesitan aliarse con estos. Los bancos también están interesados porque sin ellas no serían capaces de reaccionar a tiempo a los cambios que se están produciendo”.

Toda una paradoja, según Pablo Penas, autor del libro «10 artículos de Management», que acaba de ver la luz con el objetivo de analizar las estrategias de las principales multinacionales del mundo.

PUBLICIDAD

Penas, un emprendedor y especialista de este mundo, antes fue «senior manager» de Consultoría de Negocio y Responsable del sector Retail en EMEA en Neoris y consultor de internacionalización para el ICEX en Lituania, Polonia y España.

PUBLICIDAD

Actualmente desarrolla dos marcas propias: Strategic Shift Advisors, para consultoría de negocio y transformación digital y Scale Up Partner, con foco en la intermediación comercial para start-ups a las que ayuda a abrir grandes cuentas corporativas.

Su libro, que fue presentado en el Colegio de Economistas de Madrid, supone todo un estudio de la forma de operar, desde el punto de vista operativo y de marketing, de las grandes compañías del mundo.

PUBLICIDAD

Sobre la estadounidense Amazon y la china Alibabá, Penas opina que “aunque Amazon y Alibaba se parecen en su expansión a nuevos segmentos de retail, nuevos negocios y oferta omnicanal, presentan importantes diferencias entre ellos, como que Amazon se lleva una comisión por cada operación, se centra en la transacción y opera en EEUU, Europa y Japón, mientras que Alibaba ni siquiera es un retailer, vende servicios de marketing, se centra en la relación y su foco geográfico son China y países ASEAN». 

Google, por su parte, está destrozando a Microsoft en Sistemas Operativos para PC, tras hacerlo en tablets y smartphones.porque ha cambiado las reglas del juego.

«Pero eso no significa que Microsoft esté mal. Tiene líneas de negocio muy rentables como Office 365 y Azure y los sistemas operativos representan ya menos del 10% de su negocio (frente a un 30% en 2010)», añade.

PUBLICIDAD

La multinacional de la manzana mordida, Apple, también es diseccionada en el libro de Penas.

«La clave de la innovación de Apple es coger ideas a medio hornear y enseñarles al mundo cómo aplicarlas correctamente. Desde el Apple II hasta el iPAd, pasando por el iPod, iTunes y el iPhone han generado nuevos océanos azules mediante una innovación de valor para los usuarios, no por su tecnología», apunta.

PUBLICIDAD

Facebook, por su parte, «es actualmente inalcanzable porque tiene más de 2.200 millones de usuarios y como usuarios nos da igual que red social sea la líder siempre que haya un claro vencedor, ya que no queremos usar varias para la misma función. Los escándalos de Cambridge Analytica o problemas derivados de la protección de datos pueden ralentizar su crecimiento pero no amenazan su liderazgo».

«Toys’R’Us quebró por su malas decisiones estratégicas y no haber sabido adaptarse a los tiempos. La lucha en precio contra Walmart ya había puesto a la empresa al borde de la quiebra en 2004. Tras 12 años intentando reposicionarse hacia segmentos de valor añadido, volvió a intentar competir en precio contra Walmart, Amazon, etc. lo que supuso acabar de cavar su propia tumba», opina. 

La disrupción digital, desde su punto de vista, «afecta a las empresas al transformar todos los sectores en los que nuevos actores sin estructura como Airbnb o Uber rivalizan con y superan a los incumbentes tradicionales con un tamaño infinitamente superior. También nos afecta como usuarios. Empresas como los GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon) están cada vez más metidas en distintos aspectos de nuestra vida diaria».

McDonald’s, considerada quintaesencia de la globalización, se adapta a cada cultura.

«Al profundizar apreciamos que adapta parcialmente todos los elementos de su mix de marketing de producto (hamburguesas locales), precio (muy diferente por país) o promoción (con mensajes diferentes en función de la cultura o el grado desarrollo económico). Podemos ver esa necesidad de adaptación con ejemplos como muñecas. P. ej.: la Barbie caucásica de Mattel no venderá nunca como una muñeca negra en Brasil o una vestida con hijab en países árabes», señala.

PUBLICIDAD

«No hay que olvidar la importancia del efecto país de origen. Vokswagen superó rápidamente el dieselgate obteniendo los mejores resultados de su historia tras el escándalo por la excelente imagen asignada por defecto a la ingeniería alemana», rememora.

Las empresas, además, pueden obtener mucha información sobre nosotros de gestos tan sencillos como emplear una tarjeta de crédito o de fidelización para pagar.

«Gracias al análisis de la información que recopilan pueden predecir con una increíble exactitud la probabilidad de distintos hechos o situaciones de nuestras vidas personales», señala.

La última milla, hoy en día, es especialmente importante: la alimentación.

«Las empresas están trabajando para facilitar la compra, mejorar la velocidad y reducir el coste de la entrega y redefinir el problema de la última milla. Ya no es necesario llevar la mercancía a casa del cliente sino de ponerla a su disposición de forma conveniente», concluye.