PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Manchester City indemnizará a los niños que fueron víctimas de abuso sexual por parte del extécnico Barry Bennell

El Manchester City ha hecho público un plan de compensación para las víctimas de abuso sexual por parte del exentrenador Barry BennellBarry Bennell en una foto de archivo.
|

El club de fútbol inglés ha asegurado que una investigación independiente también reveló “serias acusaciones de abuso sexual infantil” por parte de otro exentrenador del club, John Broome, cuyas presuntas víctimas también serán elegibles para recibir una compensación conforme al plan. Broome, que trabajó en el City entre 1964 y 1971, murió en 2010.

El club no reveló detalles económicos del plan, pero los medios británicos, incluida la BBC, aseguran que el City está dispuesto a ofrecer millones de libras en indemnizaciones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las víctimas de los delitos más graves recibirán sumas de seis cifras en concepto de daños y también una disculpa personal de parte de un alto funcionario del club.

El club reitera su sincera simpatía hacia todas las víctimas por las experiencias traumáticas inimaginables que soportaron. Todas las víctimas tenían derecho a esperar una protección completa contra el tipo de daño que sufrieron como resultado de su abuso sexual cuando eran niños”, lamentó el City en un comunicado.

Barry Bennell ya fue condenado por pedofilia

Estuvo durante muchos años entrenando y ojeando a chicos de equipos filiales del Manchester City. Llegó a captar a futbolistas que acabaron siendo internacionales. Chris Unsworth y Jason Dunford se unieron a los testimonios de Paul Stewart, Steve Walters, Andy Woodward o David White contra el que fuera su entrenador.

PUBLICIDAD

Bennell, condenado por pedofilia, llegó a formar parte de equipos como el Manchester City, el Stoke City o el Leeds United.

En ellos se dedicaba a entrenar y a captar a chavales para que recalaran en equipos filiales de clubes como el Manchester City.  Algunos de esos chicos acabaron convirtiéndose en profesionales.

PUBLICIDAD

Su trabajo consistía en buscar a niños entre 9 y 14 años para que recalaran en diferentes equipos de todo el Reino Unido.

PUBLICIDAD

Barry Bennell ya estuvo en la cárcel por la violación de un niño de 13 años. En 1994 se llevó a unos de sus equipos a una gira a Florida y fue entonces cuando el chico habló sobre los abusos que sufrió de su entrenador. Bennell fue acusado de sus delitos en Estados Unidos, por lo que fue encarcelado allí.

Fue condenado por 43 cargos de abusos a menores

Jackie Lamb, del Crown Prosecution Service, el ministerio público encargado de manejar procesos penales en Inglaterra y Gales, aseguró que era un “depredador a escala industrial”.

Durante la audiencia de febrero de 2018, el fiscal calificó a Bennell de “depredador” y de “pederasta decidido” que abusaba sexualmente “a escala industrial” de niños pequeños.

Barry Bennell es un depredador que abusaba de jóvenes que soñaban con una carrera en el fútbol profesional”, afirmó 

“Aseguraba que sus acusadores se estaban inventando historias sobre él por sus condenas previas e historias publicadas en los medios. Sin embargo, gracias a las pruebas de las víctimas y a la policía hemos demostrar que todo lo que decía Bennell era mentira”, añadió Lamb. “Me gustaría rendir tributo a las víctimas que han dado un paso adelante y han declarado contra él, y espero que esta resolución les permita pensar que se ha hecho justicia después de tantos años”, explicó.

PUBLICIDAD