PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sorpresa entre los asistentes a la toma de posesión del nuevo presidente del TSJM por los elogios de Lesmes

Carlos Lesmes, el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, durante su intervención; a la derecha, Juan Pedro Quintana, presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM y Juan Pablo González, presidente de la Audiencia Provincial de Madrid. Poder Judicial.
|

Sorpresa y estupefacción. Esas fueron las dos sensaciones que muchos de los presentes sintieron durante el acto de toma de posesión, como presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), de Celso Rodríguez Padrón, cuando tomó la palabra el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes Serrano, y se puso a elogiar la figura del elegido.

De pie. Sin papeles. Relatando, de memoria, todo el curriculum de Rodríguez Padrón.

PUBLICIDAD

Convirtiendo su intervención, de facto, en una «mini laudatio» a su persona.

PUBLICIDAD

«Este es un gran día para la justicia porque se incorpora un nuevo presidente con cualidades probadas para afrontar los retos que tiene frente a él», comenzó su discurso.

Sorpresa y estupefacción porque fue, precisamente, Lesmes quien lo cesó, en su puesto de secretario general del CGPJ. Cuando él tomó posesión.

PUBLICIDAD

Después de que Rodríguez Padrón hubiera cumplido catorce años y medio en el cargo.

Fue el 17 de diciembre de 2013.

Eran muchos de los presentes que conocían los pormenores de lo sucedido.

PUBLICIDAD

Empezando por los tres ministros presentes, Margarita Robles, de Defensa; Fernando Grande-Marlaska, de Interior -y exvocal del CGPJ de Lesmes-; y Dolores Delgado, Justicia.

Dos de ellos son magistrados y la tercera fiscal.

PUBLICIDAD

Lo mismo que los vocales del CGPJ vigentes y pasados, que asistieron al acto, los 10 presidentes de Tribunales Superiores de Justicia presentes y una nutrida representación de magistrados del Tribunal Supremo y del TSJM.

También estaba el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas. 

El mundo de la Justicia es muy pequeño y se sabe todo. 

Lesmes colocó a su amigo, el desaparecido José Luis Terreros -cosa para la que tenía todo el derecho-, en el puesto que Rodríguez Padrón.

Un puesto que había venido ocupando desde que el 2 de junio de 1999, el entonces presidente del órgano de gobierno de los jueces, Javier Delgado Barrio, lo escogiera para ejercer esa responsabilidad.

PUBLICIDAD

Un puesto en que lo revalidaron todos los sucesores de Delgado Barrio: Francisco Hernando Santiago, Carlos Dívar y Gonzalo Moliner. Hasta Lesmes.

A diferencia de todos los secretarios generales anteriores a Rodríguez Padrón, que desde allí saltaron al Tribunal Supremo, como magistrados, o a presidencias de TSJ, el nuevo presidente del TSJM asumió su destino como magistrado en el tribunal de la Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid, donde se integró de inmediato.

PORTAVOZ DE LA APM

Una vez fuera, Rodríguez Padrón recuperó la actividad asociativa convirtiéndose en el otoño de 2015 en portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), la más numerosa de las cuatro existentes, presidida por Manuel Almenar, vocal en el Consejo que precedió al de Lesmes.

La APM, a lo largo de los últimos años, ha sido muy crítica con el Consejo de Carlos Lesmes, al que demandó -junto con las tres restantes- ante la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional. 

Entre las elucubraciones que se hacían hoy en el salón de actos del TSJM y en el cóctel posterior que tuvo lugar, era la próxima renovación, por el Congreso de los Diputados, del Tribunal Constitucional.

El presidente, Juan José González Rivas, la vicepresidenta, Encarnación Roca, y los magistrados Andrés Ollero y Fernando Valdés terminan su mandato este año.

Y tienen que ser sustituidos.

El nuevo presidente del TSJM, Celso Rodríguez Padrón, estrechando la mano de Carlos Lesmes tras jurar su cargo; a la izquierda de Rodríguez Padrón, Javier Delgado Barrio, su padrino y antecesor de Lesmes en ese cargo. Poder Judicial.

DELGADO BARRIO, EL PADRINO

El acto fue muy emotivo. Por el discurso de Rodríguez Padrón, que tuvo recuerdos para todos aquellos gigantes que lo habían ayudado a avanzar en su carrera profesional, en especial a Antonio Romero Lorenzo, su preparador, y Javier Delgado Barrio, quien ejerció de padrino.

Rodríguez Padrón que, como no, reclamó los medios necesarios para la Justicia, recalcó que «es inconcebible una sociedad al margen o por encima de la ley».

Entre los asistentes al acto, lleno a reventar, estuvieron, además de los ministros, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido; la consejera de Justicia, Yolanda Ibarrola, el secretario de Estado de Justicia, Jesús María Dolz; el decano del Colegio de Procuradores de Madrid; Gabriel María de Diego Quevedo; y el del Colegio de Abogados, José María Alonso; la presidenta del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega y su homónimo de los procuradores, Juan Carlos Estévez, el director general de la Guardia Civil, Félix Azón -exvocal del CGPJ-; el coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos; los candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por el PSOE, Ángel Gabilondo, y por Ciudadanos, Ignacio Aguado, y el nuevo fichaje de la formación naranja, el abogado del Estado Edmundo Bal, y Ángel García Collantes, decano del Colegio de Criminología, entre otros.