PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Garrigues factura un 2,1 % más que en 2017, hasta los 364,4 millones de €, y reduce a cero su deuda bancaria

Fernando Vives, presidente ejecutivo de Garrigues, quien explica en este artículo los resultados del periodo 2018.
|

Garrigues, el mayor despacho de abogados de Europa, se situó en 364,4 millones de euros tras de facturación tras el ejercicio del 2018, un 2,1 por ciento más que en 2017.

Iberoamérica y Portugal, que creció un 16% fueron algunos de los causantes de estos buenos números.

PUBLICIDAD

El bufete reconoció haber dejado a cero su deuda bancaria y que algunas de las inversiones las impulsan los propios socios del despacho.

PUBLICIDAD

El peso del negocio internacional es ya del 13,29 por ciento.

Fernando Vives, presidente ejecutivo desde el 2010 de esta firma española, comentaba lo importante de tener una solidez financiera para encarar el corto y medio plazo.

PUBLICIDAD

“Estudiamos abordar nuevos negocios a nivel jurídico pero siempre hay que verlo desde criterios de rentabilidad”, apuntó.

Sobre la deuda bancaria a cero destacaba que era una buena noticia pero que no podría asegurar que se pudiera mantener dicho estatus.

En los últimos cinco años Garrigues paso de una facturación de 332.48 millones de euros a los 364,6 del 2018.

PUBLICIDAD

Las jurisdicciones mercantil con un 32,7%  y Tributario con un 30% fueron las que más crecieron.

En cuanto a la mejora de la productividad en los últimos cinco años, esto es los ingresos por profesional fue e 249.200 euros, en el conjunto del despacho.

PUBLICIDAD

En España se llegó a los 267.935 euros y en Madrid 385.700 euros.

Sobre Latinoamérica, Vives dejó entrever que hay proyectos para posicionarse en Argentina si llega a aquel país andino la estabilidad política y en Centroamérica, “pero siempre siguiendo nuestro modelo de oficinas propias. De esa forma nuestros clientes están seguros que tienen la misma calidad del despacho en cualquier lugar del mundo”.

El crecimiento de estas oficinas en Latam ha sido importante 586% en los últimos cinco años, solo en el 2018 se aumentó en un 9,28% hasta llegar a los 25,65 millones de euros.

El presidente ejecutivo de Garrigues también abordó algunas cuestiones de actualidad, como el tema del Brexit “no creo que se llegue a un Brexit sin acuerdo. Curiosamente a nivel fiscal el efecto va a ser escaso porque sigue existiendo un convenio de doble imposición entre Reino Unido y la UE”.

Reconoció que puede haber algunas operaciones transfronterizas que generen problemas y sobre Iberia, con capital ahora británico, comentó que ya se había diseñado un plan de contingencia para esta empresa.

PUBLICIDAD

LA OFICINA DE BARCELONA NO HA NOTADO EL CONFLICTO

En cuanto al conflicto catalán comento que la oficina de Barcelona del despacho en estos dos años no había notado mucho el problema existente.

El pasado año facturó cerca de 60 millones de euro gracias a su asesoramiento para pymes y multinacionales que hacen negocio en dicha ciudad.

Sobre la recesión que se avecina según el FMI recordó que “este tipo de situaciones se ven mejor en sectores como el consumo porque realmente la abogacía contempla la realidad siempre con cierto retraso”.

En cuanto a la conciliación de la vida familiar y personal de los despachos y a la presencia de la mujer en este escenario, Fernando Vives comentó que su despacho había puesto en marcha muchas iniciativas “pero que como puede verse en otros sectores de la sociedad no se acaba de encontrar una solución sobre este tema”.

Y explicó como el Programa Optimun de la firma permite reducción de jornada por dos años a abogado u abogada que quiera ocuparse de su hijo, con el mismo sueldo.

PREPARADOS PARA EL DERECHO DIGITAL

En cuanto a desconexión digital, derecho que se encuentra en la nueva LOPD y el registro de la jornada horaria, Vives recordó que al tener los abogados una relación laboral especial “quedamos al margen de estas situaciones. Sin embargo, el resto del personal de las oficinas si tenemos que trabajar en dichas direcciones. Ya estamos ultimando un sistema de registro de control de jornada desde el ordenador de cada profesional”.

El presidente ejecutivo de Garrigues comento también el auge en los últimos años del compliance en sus diversas versiones, el derecho penal económico “ha crecido más de lo que nosotros nos esperábamos, al igual que los temas de protección de datos y privacidad tras la entrada del Reglamento Europeo de Privacidad” .

En este aspecto recordó que la llegada del Reglamento General de Protección de Datos ha hecho que se creen equipos de trabajo transversales a nivel de derecho laboral con tecnológico.

«Es la mejor manera de darle al cliente lo que necesita,  siempre un servicio jurídico bastante personalizado”.

Para Fernando Vives es necesario que la regulación normativa de nuestro país mejore, sea más sencilla y en muchos casos tenga una memoria económica del impacto que dicha norma puede generar.

“Es un acierto que el legislador haya previsto un ‘sandbox’ o entorno en pruebas normativo en el campo financiero y asegurador. Pero a este respecto es necesario que se dote de medios adecuados para que la experiencia sea positiva”.

En cuanto al papel de los jueces, a veces,  protagonistas por determinados fallos judiciales recordó que “deben aplicar la ley por encima de todo”, y al mismo tiempo mejorar sus condiciones de trabajo.

3 POR CIENTO DE LOS INGRESOS INVERTIDOS EN INNOVACIÓN

En cuanto a la transformación digital, Vives apunto que “ debemos seguir a nuestros clientes en todo aquello que hagan. SI se digitalizan tenemos que seguirles en este entorno digital y darles el asesoramiento que necesitan”.

Y apuntó que muchos de los abogados de la firma estaban inmersos en proceso de aprendizaje de blockchain y otras tecnologías.

“Ahora con el teléfono móvil se pueden hacer muchas gestiones que eran impensables hace décadas. Lo más importante es que debemos ser eficientes y entender bien al cliente”, matizó.

A su juicio, cualquier abogado de este despacho debe saber adaptarse a cualquier cambio que llegue.

«Lo estamos viendo que los cambios están llegando, cada vez con más rapidez e intensidad y nuestro despacho debe estar preparado para ello. Debemos impulsar una cultura de cambio e innovación donde podamos adaptarnos desde la flexibilidad a cualquier cliente”.

A este respecto, Garrigues lleva invertidos más de 50 millones de euros en proyectos de innovación, lo que supone en el 2018, un 3% de los ingresos.