PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Marchena le recita el ABC de lo que supone ser policía al mozo «independentista» Donaire

El presidente del tribunal, Manuel Marchena le recordó a Donaire sus obligaciones como agente de la autoridad de responder diciendo la verdad; a la izquierda, Javier Ortega-Smith, de la acción popular de Vox, y Javier Zaragoza, fiscal, quienes lo interrogaron dejando claro la memoria selectiva del policía autonómico, que aparece en la foto de la derecha mostrando sus preferencias políticas.
|

«Mire, vamos a ver, vamos a ver, don Albert. No confunda el escenario. Usted ha sido citado como testigo. Se va a limitar a responder a las preguntas que le formulen las acusaciones y las defensas. Usted es un agente de la autoridad y está usted ante la autoridad judicial», le recordó el presidente del tribunal, Manuel Marchena, al policía autonómico catalán, Albert Donaire, líder del grupo «Mossos per la Independencia» reconvertido en «Mossos per la República».

Donaire se había mostrado renuente a responder a una pregunta que le había hecho Javier Ortega-Smith, abogado de la acción popular de Vox, quien le había convocado como testigo.

PUBLICIDAD

– ¿Publicó usted el 7 de septiembre de 2017 un tuit en el que escribió en catalán ‘Como mozo estoy al lado del Govern para que se pueda celebrar con normalidad el 1-O’ y en la que adjuntaba una fotografía cuadrado ante una estelada, saludando? ¿Es esto cierto?, le interpeló Ortega Smith. 

PUBLICIDAD

– Diría que no soy el que soy juzgado aquí, contestó Donaire.

Lo que provocó la intervención de Marchena.

PUBLICIDAD

«Diga la verdad, ¿de acuerdo?», le aclaró Marchena. «Y si a mí no me oye decir que una pregunta es impertinente, usted tiene el deber de declarar. Usted, además, es un agente de la autoridad que debe saber perfectamente cuál es el papel de un testigo en la causa penal».

A partir de ahí, Donaire, uno de los «mossos» independentistas más activos en defensa de la secesión de Cataluña –contra el que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 6 de Blanes admitió una denuncia de calumnias e injurias en el ámbito laboral presentada por su compañera Inmaculada Alcolea, y al que la Fiscalía de Gerona está investigando por un supuesto delito de proposición y provocación a la sedición, del artículo 548 del Código Penal–, comenzó a colaborar. 

Sobre el tuit mencionado, contestó que lo hizo «basándome en leyes que habían sido aprobadas [por el parlamento autonómico, el 6 y el 7 de septiembre de 2017] y no habían sido recurridas ante el Tribunal Constitucional, que amparaban el marco legal».

PUBLICIDAD

Era imposible que el máximo tribunal de garantías pudiera responder en tiempo real, el mismo 7 de septiembre de 2017, apenas pasadas unas horas de la aprobación de la ley de transitoriedad y de la ley de referéndum, que fueron anuladas por el Constitucional más tarde.

Donaire reconoció ser socio de Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural, Plataforma per la Llengua y miembro de la sectoral de ANC de «Mossos per la República». 

PUBLICIDAD

– ¿Es cierto que usted publicó en su cuenta el tuit ‘La Policía Nacional y la Guardia Civil no aparecieron cuando los terroristas atacaron, pero atacan sin escrúpulos a los demócratas catalanes el 1 de octubre?’, le volvió a interpelar Ortega-Smith. 

– No me acuerdo.

EL TURNO DE ZARAGOZA 

El «no me acuerdo» fue la tónica y una constante en las respuestas al fiscal Javier Zaragoza, cuando tomó el testigo de la acción popular, mostrando una memoria selectiva muy «curiosa».

Zaragoza le preguntó sobre el chat en la aplicación Telegrama, para móviles, de «Mossos per la Independencia» y su papel en ello.

De acuerdo con Donaire, él no era el administrador.

PUBLICIDAD

«Hablamos de todo, de opiniones, de política, se hacen bromas, etc», respondió.

«¿Recuerda usted alguna comunicación relativa a la necesidad de avisar de los movimientos del Cuerpo Nacional de Policía? ¿Recuerda usted expresiones como ‘La revuelta está a punto’ o ‘Hacerse el sueco’? ¿Recuerda usted si a través de ese chat se dijo que había que actuar ‘para defender nuestro parlamento?», le preguntó Zaragoza. 

Y a todo respondió Donaire «No lo recuerdo». 

El turno de preguntas lo cerró el abogado Javier Melero, abogado de los consejeros Joaquim Forn y Meritxell Borrás, quien quiso dejar claro que el grupo de policías autonómicos independentistas al que pertenece Donaire no tenían actividad sindical alguna, ni estaban representados en el Consejo de la Policía Catalana, minimizando, así su importancia.

Cerró el interrogatorio Melero preguntándole si había sido objeto de investigación por la Unidad de Asuntos Internos por sus manifestaciones públicas, a lo que Donaire respondió que sí.

Lo que no aclaro Donarie es que jamás ha sido expedientado, a pesar de haber tenido cinco denuncias internas, una de ellas por votar el 1 de octubre.