PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El abogado de Mundó niega desobediencia o malversación

Josep Riba defiende al exconsejero de Justicia Carles Mundó. Foto: Poder Judicial.
|

El abogado Josep Riba, que defiende al exconsejero de Justicia Carles Mundó en el juicio del ‘procés’ en el Tribunal Supremo, ha rechazado este martes durante la exposición de su informe de conclusiones definitivas que pueda imputarse a su cliente desobediencia o malversación por el hecho de que firmara junto al resto de miembros del «Govern» de Carles Puigdemont el decreto de 6 de septiembre de 2017 en el que todos asumían solidariamente el gasto necesario para realizar el referéndum del 1-O.

Riba ha sido el último abogado en intervenir en la primera de las sesiones destinada a los informes de las defensas pese a que lo previsto era que su turno hubiera sido utilizado por la letrada Marina Roig, defensora del presidente de Ómnium Cultural Jordi Cuixart, que ha alegado encontrarse indispuesta y depondrá finalmente mañana miércoles.

PUBLICIDAD

El letrado, que defiende a uno de los tres encausados en libertad condicional, ha indicado que a su cliente, que nunca ha sido diputado del Parlament de Cataluña, únicamente le afectaba uno de los requerimientos del Tribunal Constitucional, el relativo a la suspensión de la convocatoria del referéndum que se dictó el 7 de septiembre de 2017. Como el decreto de asunción del gasto tenía fecha del día anterior, el abogado defiende que Mundó no desobedeció al tribunal de garantías.

PUBLICIDAD

Así, Riba ha manifestado que si la Fiscalía no ha concretado qué acto realizó su cliente en el ámbito de sus competencias como consejero para desobedecer al TC será porque dicho acto «no existe», puesto que el referéndum se celebró «sobre todo a través de la participación ciudadana». Tampoco desobedeció con la puesta a disposición de locales de votación porque ninguno de los más de 2.000 utilizados ese día dependían de la consejería de Justicia.

NO HUBO GASTO EN PARTIDAS DE JUSTICIA

La mayor parte de su hora de alegato Riba la ha utilizado para rechazar el delito de malversación atribuido a su cliente, por el que se le piden los 7 años de cárcel -la desobediencia únicamente conlleva multa e inhabilitación-.

PUBLICIDAD

Así, ha hablado de partidas que han sido referidas como indicios durante el juicio y en las que efectivamente hubo gasto público, pero que no está vinculadas al referéndum. Otros gastos imputados al exGovern no supusieron finalmente la prestación de ningún servicio, por lo que no puede hablarse tampoco de afectación al erario público.

En este punto el abogado de Mundó ha vuelto a referirse al acuerdo de asunción solidaria de gasto del 6 de septiembre, del que ha dicho que nunca llegó a ejecutarse. Ha incidido en que Mundó no realizó ningún gasto en cumplimiento de dicho acuerdo, por lo que tampoco puede se le puede imputar delito al respecto.

El contenido del acuerdo era «de una relevancia política simbólica», según el letrado, que ha añadido que se firmó con el objetivo de «tranquilizar a los funcionarios» porque serían los consejeros los que firmaran directamente los decretos de gasto de cara a la convocatoria de referéndum.

PUBLICIDAD

Ha añadido que incluso podría considerarse que el acuerdo es de pleno derecho porque la Ley impide que se puedan modificar las competencias de los consejeros o que uno de ellos pudiera tener competencias sobre patrimonio público de otro departamento.

EL JUICIO MAÑANA TOCARÁ A SU FIN

El juicio tocará mañana, miércoles, a su fin justo el día en que se cumplen cuatro meses de duración.

PUBLICIDAD

El presidente del tribunal, Manuel Marchena, declarará visto para sentencia después de los últimos informes de conclusiones de las defensas y el turno de última palabra que se concede a los acusados.

La última sesión de esta vista oral comenzará a las 9.30 horas previsiblemente con el informe de la defensa del líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, a la que seguirán los letrados de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exconsejera Dolors Bassa.

Cerrarán esta fase del procedimiento las defensas de los también exconsellers Meritxell Borràs y Santi Vila, quienes a diferencia de los anteriores, sólo están acusados de un delito de malversación de caudales públicos.

Aunque todos tienen aproximadamente una hora para intervenir, los letrados de estos dos últimos utilizarán menos tiempo, ya que esta mañana han cedido unos minutos al abogado de Joaquim Forn, Javier Melero.

Finalizados los informes de conclusiones de las defensas, llegará el momento en que los doce acusados tendrán la opción de utilizar el turno de última palabra que les concede el tribunal para exponer cualquier asunto que consideren que no se ha dicho en la sala y que crean importante remarcar de cara a la deliberación de los magistrados.

PUBLICIDAD

Los acusados que deseen hacer uso de este turno de intervención dispondrán de unos 15 minutos cada uno, aunque no tienen por qué usarlo.

Una vez termine este turno, que previsiblemente tendrá lugar por la tarde, Marchena anunciará que el juicio queda visto para sentencia tras cuatro meses y 52 sesiones. EP.