PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La transformación digital de las empresas debe estar en manos de los abogados expertos en derecho tecnológico

La sede de Pérez-Llorca es punto de encuentro de un debate sobre la transformación digital coorganizado con la consultora NexianDe izquierda a derecha, Andy Ramos y Fernando Ruiz de Perez-Llorca, David Monge de Nexian y Alex Rayon de la Universidad de Deusto.
|

“Es fundamental que abogados expertos se involucren desde el principio para supervisar el proceso de transformación digital de las empresas”, según Andy Ramos, abogado consejero del área de Propiedad Intelectual, Industrial y Tecnología del despacho Pérez-Llorca.

A juicio de este experto, la transformación digital afecta a mucha normativa ya conocida por el empresario como son el caso de «la ley de patentes, la nueva ley de secretos empresariales, ley de propiedad intelectual si se desarrolla un software».

PUBLICIDAD

Por ello, para Ramos es fundamental tener claro cómo se va a realizar dicha transformación digital y contar con abogados expertos que puedan asesorar en dicho proceso de cambio digital que ayudará, al despacho, si éste se está acometiendo dicho proceso a ser más eficiente internamente y mejorar su relación con el cliente.

PUBLICIDAD

“Es importante organizar bien este cambio digital para realmente lograr los objetivos que nos proponemos desde nuestra empresa. Y habrá que ver qué tipo de tecnología empleamos y cómo afecta a los propios trabajadores y clientes”.

A este respecto los abogados especializados en derecho tecnológico tienen aquí un nicho de mercado importante a nivel de transformación digital “impacte sin problemas tanto a nivel interno en tu empresa, como desde el plano externo con los clientes y proveedores”.

PUBLICIDAD

Ramos hizo estas declaraciones en el marco de la jornada sobre transformación digital, con especial énfasis en Recursos Humanos, en la que también participaron David Monge, director general de Nexian; Alex Rayón, director de Deusto BigData y Vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Deusto; y Fernando Ruiz, socio del área de Laboral de Pérez-Llorca.

Al final con esta supervisión el cambio tecnológico se hará con tranquilidad y evitando cualquier sanción por infracción de determinada normativa.

Monge se centró en resumir la transformación que se está produciendo en el entorno digital y la necesidad que existe de impulsarla desde los departamentos de Recursos Humanos de las compañías.

PUBLICIDAD

En España se estima que tan solo un 30% de las empresas tienen un plan estratégico para abordar su transformación digital, “una cifra relativamente baja si la comparamos con nuestros vecinos europeos,” afirmó Monge.

Las empresas en general, y las pymes en particular, se enfrentan al dilema de no saber por dónde empezar.

PUBLICIDAD

Por este motivo, “el primer paso, afirma el máximo responsable de Nexian, es analizar con la empresa en qué fase se encuentra”.

«Hay quien necesita empezar a trabajar en aspectos de orientación al cliente en cuanto a la perspectiva digital. Otras lo que necesitan es ayudarle en su inmersión tecnológica, otras en la construcción de procesos, o en todo lo relacionado con el talento digital”.

Esta entidad ha puesto en marcha Nexian Digital Academy con el ánimo de ofrecer también a sus clientes y empresas interesadas un servicio completo de consultoría para ayudarles a marcar las pautas de trabajo sobre las cuales empezar a construir la estrategia.

Adaptarse al entorno digital

Por su parte, Alex Rayón demostró a los asistentes cómo empresas como Google o Facebook acumulan miles de datos personales procedentes de dispositivos móviles a través del uso del «big data».

Asimismo, puso de relieve que las empresas y sus integrantes deben adaptase y familiarizarse con la nueva realidad digital.

PUBLICIDAD

Para Fernando Ruiz, como experto en derecho laboral, presentó las novedades de la regulación de Protección de Datos y Derechos Digitales y cómo afectan a las relaciones laborales desde el punto vista de los Recursos Humanos.

Recordó que la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales ha creado un título sobre Derechos Digitales que al final influirá en la modificación del Estatuto de los Trabajadores para actualizarlo conforme a este nuevo entorno digital.

Surgirán nuevos derechos, como el de la desconexión digital y al mismo tiempo se espera con interés la guía sobre derechos laborales y privacidad que la Agencia Española de Protección de Datos está ultimando.

A lo largo de su intervención, Ruiz comentó las últimas sentencias dictadas en la materia para dar a conocer el proceder de nuestros tribunales acerca de distintos asuntos como el derecho a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y de grabación de sonidos en el lugar de trabajo.

También habló de sistemas de geolocalización, las medidas de control de los dispositivos informáticos o el uso de la firma electrónica.

En muchos de estos fallos, como Confilegal ha publicado en otros reportajes, es muy importante la necesidad que tiene el empresario de informar a sus trabajadores de diferentes medidas de control existentes en la empresa.

Ahí la sentencia Barbulescu II del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el control de las comunicaciones marca un nuevo rumbo que los tribunales españoles están siguiendo.

Hay un proceso laboral en marcha, en el que se van a destruir algunos puestos de trabajo, pero también se espera que surjan nuevas profesiones que ahora no se conocen.

Transformación digital, cambio estructural

Ramos fue el encargado del cierre de la jornada y destacó los aspectos más relevantes en este proceso de transformación digital, en el tratamiento y analítica de datos (personales y técnicos), en big data o en la creación de nuevos procesos y métodos.

En sus palabras “las empresas que invierten en su digitalización generan una gran cantidad de activos intangibles que, convenientemente identificados y protegidos, les pueden poner en una posición más ventajosa en el mercado”.

Otra cosa es la transformación digital de la empresa donde se acometen otro tipo de retos. “Es un cambio estructural donde hay que definir bien los procesos que se van a cambiar y ver que hacemos con todos los datos que se van a generar”.

Para Ramos hay también retos regulatorios que surgirán en el futuro como la normativa ya existente.