La Comunidad de Madrid organiza 80 talleres de inserción sociolaboral para jóvenes infractores
En la imagen la consejera en funciones de Justicia Yolanda Ibarrola en un taller programado con varios usuarios.

La Comunidad de Madrid organiza 80 talleres de inserción sociolaboral para jóvenes infractores

|
27/7/2019 06:15
|
Actualizado: 27/7/2019 01:14
|

La Comunidad de Madrid, a través de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (ARRMI), dependiente de la Consejería de Justicia, ha organizado este verano 80 talleres y actividades dirigidos a los 250 jóvenes que cumplen una medida judicial en los seis centros que dependen del Gobierno regional.

La consejera en funciones de Justicia, Yolanda Ibarrola, asistió ayer a uno de esos talleres, dedicado a la jardinería y al cultivo, en el que participan los menores del Centro de Ejecución de Medidas Judiciales ‘El Lavadero’.

 Ibarrola explicó cómo actividades de este tipo “hacen que los jóvenes que cumplen una medida judicial de internamiento adquieran hábitos de trabajo, constancia, puntualidad, disciplina y esfuerzo, a la vez que se familiarizan con el mercado laboral, lo que favorece su inserción social una vez que cumplen la medida impuesta por el juez”.

En esta visita, la propia consejera de Justicia en funciones estuvo acompañada por el viceconsejero de Justicia, Enrique Núñez, y por el subdirector de ARRMI, Diego López del Hierro, a «El Lavadero», que cuenta con 70 plazas para menores infractores.

Este centro fue inaugurado, como régimen semiabierto para menores infractores entre 16 y 18 años.

La Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor es un organismo autónomo que depende de la Consejería de Justicia.

El centro de ejecución de medidas judiciales ‘El Lavadero’ es uno de los seis que gestiona ARRMI, cinco en Madrid capital y uno en Brea de Tajo. En total, estos centros ofrecen 264 plazas en régimen cerrado, semiabierto y abierto para la atención a menores que cumplen medidas judiciales por distintos tipos de delitos.

INTEGRACIÓN LABORAL, MEDIDA DE REINSERCIÓN 

En este centro, los jóvenes disponen, entre otros, de talleres de mantenimiento integral de edificios, encuadernación, manualidades, cerámica, modelado y artes, así como dibujo y pintura.

Los jóvenes de más de 16 años que cumplen una medida judicial pueden, con este tipo de talleres, iniciar una relación con el mercado laboral sin descuidar la formación académica reglada que se desarrolla en los centros en colaboración con el Centro Regional de Enseñanzas Integradas (CREI).

Además, las actividades que organiza la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor incluyen diferentes prácticas como campeonatos deportivos, video fórum, teatro, radio, lectura, ajedrez, talleres para una vida independiente y saludable o de educación para la salud, entre otras muchas.

El perfil mayoritario de los jóvenes de ‘El Lavadero’ es el de un varón de 17 años de edad y origen español, que cumple medidas judiciales en régimen semiabierto por haber cometido delitos contra la propiedad o vinculados con violencia hacia sus progenitores.

El centro cuenta además con un programa especializado para el tratamiento terapéutico por consumo de drogas.

El modelo de intervención de ARRMI alcanza una tasa de reinserción del 90 % entre los menores que pasan por la Agencia.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la Comunidad de Madrid es la región con la tasa más baja de infracciones penales cometidas por menores de entre 14 y 17 años por cada 1.000 habitantes.

Esa tasa fue del 7,4 % en 2017 (último dato disponible), cifra que es un 41,3 % mejor que la media nacional.

De la misma manera, Madrid es la Comunidad con la tasa más baja de menores condenados por cada 1.000 habitantes, con una cifra del 4,7 %, un 37,3 % por debajo de la media nacional.

Según datos del pasado año dicha  Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (ARRMI) de la Comunidad de Madrid atendió a 2.878 menores el año pasado, lo que supone un 8 por ciento más que en 2017, según recoge la Memoria de actividades 2018 de la Agencia.

Un total de 567 jóvenes participaron en acciones formativas de inserción sociolaboral impulsadas por la Agencia. De ellos, 265 firmaron un contrato de trabajo, lo que supone un incremento del 18 % con respecto a 2017.

A pesar de este repunte, las cifras están muy por debajo de la serie histórica de los últimos años, señala el Gobierno regional, que asegura que Madrid «continúa presentando las tasas más bajas de criminalidad juvenil de toda España, según los últimos datos del Instituto  Nacional de Estadística (INE).

Por su parte,  la tasa de infracciones penales cometidas por menores de la región es un 41 por ciento mejor que la media nacional y la tasa de menores condenados está un 37 por ciento por debajo de la del resto de España.

Según los datos de ARRMI, el pasado año se ejecutaron 3.417 medidas judiciales a jóvenes infractores de la Comunidad, un 6 por ciento más que en 2017.

En ocho de cada diez casos, los jóvenes cumplieron medidas que no suponen internamiento (bien medio abierto, bien reparaciones extrajudiciales).

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política