PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La AN envía a prisión a la exjefa de ETA ‘Anboto’, que será juzgada por 12 causas

El histórico de ETA 'Txeroki' también esperará en la cárcel a que se señale el juicio por el asesinato del magistrado José María Lidón María Soledad Iparragirre, alias 'Anboto', fue extraditada ayer a España desde Francia, tras cumplir casi 20 años de prisión por pertenencia a organización terrorista.
|

La Audiencia Nacional ordenó ayer prisión incondicional para la histórica exjefa de ETA María Soledad Iparragirre, alias ‘Anboto’, a la espera de ser juzgada por las 12 causas que tiene pendientes y en las que está procesada, que incluyen desde asesinatos a instrucciones para atentar o entregas de armamento.

El histórico jefe de ETA Mikel Garikoitz Aspiazu Rubina, alias ‘Txeroki’, también esperará en prisión provisional, en la cárcel madrileña de Soto del Real, a que se señale el juicio en el que responderá por el asesinato del magistrado José María Lidón el 7 de noviembre de 2001, según acordó ayer la AN, en aras de garantizar su asistencia al juicio y su posterior devolución a Francia.

‘Anboto’, responsable de finanzas de la banda asesina, fue entregada ayer a las autoridades españolas tras cumplir casi 20 años de prisión en Francia por pertenencia a organización terrorista.

Mientras cumplía condena en el país vecino, en España fue investigada en 12 causas distintas. Ayer se le comunicó su procesamiento en todas ellas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las 12 causas en las que la exdirigente etarra está procesada han sido instruidas por los juzgados centrales 1, 2, 3, 4 y 5 de la Audiencia Nacional.

El magistrado José de la Mata, titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, le informó de las dos imputaciones que en las que está procesada en su juzgado, y María Tardón, del Juzgado Central de Instrucción número 3, le comunicó las otras 10 causas en las que también lo está.

‘Anboto’ fue una de los dos terroristas que puso voz al vídeo en el que ETA anunció su disolución definitiva en mayo de 2018.

El otro etarra fue Josu Urrutikoetxea Bengoetxea, ‘Josu Ternera’.

PUBLICIDAD

Precisamente esta ha sido una de las razones esgrimidas por su defensa para solicitar su libertad provisional, ya que considera que al estar disuelta la banda terrorista ya no hay riesgo de reiteración delictiva, según fuentes jurídicas consultadas, que han indicado también que ‘Anboto’ no ha querido prestar declaración.

Tanto Fiscalía como la acusación popular, que ejerce la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), han solicitado el ingreso en prisión de la procesada en tanto se señalan los juicios.

LOS ATENTADOS

Entre las causas pendientes de la etarra, se encuentra el asesinato del comandante del Ejército del Tierra Luciano Cortizo Alonso, por la colocación de una bomba en su coche el 22 de diciembre de 1995 en León, y por el que ya fue condenado a 110 años de cárcel el etarra Sergio Polo Escobés.

PUBLICIDAD

En el juzgado 2 tiene pendientes dos causas. Una, el atentado con dos agentes muertos en Vitoria el 6 de agosto de 1987, hechos por los que la AN condenó a 82 años de prisión al exdirigente etarra José Javier Arizcuren Ruiz, Kantauri.

La otra causa es por presuntamente dar instrucciones para atentar contra el Rey Juan Carlos en la inauguración del Museo Guggenheim de Bilbao en 1997, atentado que resultó frustrado gracias a la intervención de un ertzaina que fue asesinado. El etarra Eneko Gogeaskoetxea fue condenado por este caso a 92 años.

PUBLICIDAD

En el Juzgado número 4 está procesada por el asesinato el 26 de junio de 1985 del cartero de la localidad alavesa de Amurrio Estanislao Galíndez, a quien ETA consideraba un confidente policial.

También está procesada en este Juzgado por supuestamente haber facilitado armamento al comando “Itsasadar” para una acción criminal contra la oficina del DNI de Bilbao, que fue cometida el 13 de enero de 1995 y causó la muerte del policía nacional Rafael Leyva y dejó herido grave a otro agente.

‘Anboto’ fue detenida en Francia en octubre de 2004 junto a su pareja, el que por entonces era máximo responsable del aparato político de la banda terrorista, Mikel Albisu, alias ‘Mikel Antza’.

PUBLICIDAD

Éste último quedó en libertad el pasado enero tras cumplir como ella casi dos décadas de prisión por integración en organización terrorista.

‘TXEROKI’ HA SIDO ENTREGADO POR UN PLAZO DE CUATRO MESES

‘Txeroki’ fue entregado por las autoridades francesas a España el pasado lunes a través del puesto fronterizo de Irún, por un plazo de cuatro meses a fin de que responda por este asesinato pendiente, del magistrado Lidón, que fue tiroteado en su garaje de Getxo (Bizkaia) en presencia de esposa y sus dos hijos, que tenían entonces 23 y 21 años de edad y que le reconocieron como uno de los atacantes.

Después regresará a Francia para terminar de cumplir su condena.

No obstante, tiene más causas pendientes. España lleva años reclamando a Francia que permita el traslado para poderle juzgarle como responsable intelectual del atentado en la T4 de Barajas que en 2006 mató a dos personas y puso fin a la tregua de la banda terrorista.

‘ATA’ SERÁ JUZGADO LA SEMANA QUE VIENE

Francia también ha acordado la entrega temporal, por un mes, de otro histórico exjefe de la banda terrorista: Mikel Carrera Sarobe, alias ‘Ata’, quien será juzgado la semana que viene por la organización de la furgoneta de explosivos interceptada en 2010 en Zamora cuando viajaba con destino a Portugal.

El conductor, Garikoitz García Arrieta, se dio a la fuga utilizando el vehículo de los agentes, pero fue después detenido en Portugal y condenado a 37 años de cárcel.

También cayó Iratxe Yáñez Ortiz de Barrón, condenada a 22 años, y que conducía un coche lanzadera en el trayecto. ‘ATA’ no llegó a ser juzgado por aquella ‘misión’ en la que el auto de procesamiento le sitúa como responsable.

En octubre de 2018, cuando el procedimiento entró en su recta final a punto de abrirse juicio oral, su defensa alegó ante la Audiencia Nacional una serie de defectos de forma para eludir la pena de 10 años de prisión que pide la Fiscalía.

Una vez sea juzgado también será devuelto a Francia para que siga cumpliendo allí su condena.