PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El futuro pasa por 4 reformas estructurales para que la economía digital sea uno de los motores de la recuperación 

La seguridad jurídica y un marco regulatorio estable aparece como fundamental en este contexto que se dibuja ahora
|

El tamaño de la economía digital en España se aproximó al 9% del PIB en 2019, situando a nuestro país por encima de la mayoría de los países del mundo, pero lejos de líderes digitales como Estados Unidos o China.

“La digitalización es un potente motor de crecimiento económico (en términos de PIB, competitividad y creación de empleo) y, por eso mismo, también de progreso y bienestar social, y los últimos meses nos han servido para comprobarlo”, asegura la presidenta de Adigital, Carina Spilka.

A su juicio hay que definir “una apuesta firme por la tecnología, la innovación y la ciencia como país, con la intervención de todos los agentes implicados, públicos y privados, y la propia ciudadanía, y visión a largo plazo”.

Esta es una de las principales conclusiones del informe Economía Digital en España, presentado este lunes por la Asociación Española de Economía Digital (Adigital) y Boston Consulting Group en un encuentro digital.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Encuentro digital en el que se ha presentado el informe con Carina Spilka, presidenta de Adigital; Pablo Claver, “Managing Director” de Boston Consulting Group (BCG); Jorge Colado, socio y “Managing Director” de BCG; Rafael Rilo, director general BCG en Iberia y Carmen Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

Pablo Claver, “Managing Director” (director gerente) y socio de BCG, resalta que “la novedad del informe radica en combinar un enfoque macroeconómico tradicional para la medición de la economía digital con el análisis detallado de numerosos casos de uso digitales; esta aproximación nos permite cuantificar, de manera sistemática y consistente, el tamaño de la economía digital en España a lo largo de las cadenas de valor de los diferentes sectores”.

Para Adigital y BCG, es el momento apropiado para tomar decisiones de calado que aprovechen todo el potencial de la economía digital y eviten que España se quede atrás en esta carrera tecnológica tan ligada a la prosperidad de un país y a su relevancia geopolítica.

En este sentido, el informe Economía Digital en España incluye, además, una serie recomendaciones para una Agenda Digital para España.

Doce propuestas en total, agrupadas en cuatro grandes bloques o palancas para la digitalización: Infraestructura y conectividad, Capacidades digitales, Seguridad, regulación y fiscalidad, y Emprendimiento e innovación.

PUBLICIDAD

La importancia del Derecho

Para Susana de la Sierra, experta en derechos digitales y derechos fundamentales, acaba de incorporarse como of counsel del despacho Gabeiras & Asociados. Al mismo tiempo forma parte del grupo de expertos impulsado por la vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, para la elaboración de una Carta de Derechos Digitales.

De la Sierra subraya que “el Derecho no puede permanecer ajeno a esta realidad pujante. Es un instrumento que configura las políticas públicas y ayuda también a constituir el marco económico actual. Regular todo lo digital supondrá reorganizar toda nuestra sociedad y toda nuestra economía”.

Advierte que “la alfabetización digital trasciende de la economía y conecta con debates importantes sobre la libertad de información y la propia desinformación. De hecho, hace ya algunos meses se constituyó en la UE un grupo de trabajo sobre gestión de las desinformaciones y se advirtió que una de las formas de luchar contra ella era apostar por la alfabetización digital”.

PUBLICIDAD

En su opinión, el concepto de seguridad jurídica es clave en este contexto de economía digital del que estamos hablando, “es fundamental que operadores económicos, inversores o cualquier actor de la economía tenga claro que hay un marco jurídico claro, poco cambiante. Es una buena noticia que las propuestas vayan en esa dirección”.

Para Susana de la Sierra es importante resaltar que cuando se habla de regular la Inteligencia Artificial (IA) se habla de seguir la vía de la ética, “pero como juristas debemos dar la batalla por lograr un marco regulatorio estable. Se trata de identificar bien los riesgos existentes y colectivos vulnerables y el Derecho debe ver la forma llegar a ellos”.

PUBLICIDAD
Susana de la Sierra, experta en derechos digitales y derechos fundamentales.

En cuanto al marco tributario que define el estudio, “creo que invita a una reflexión sobre el sistema impositivo en este nuevo entorno y cómo determinadas decisiones hay que tomarlas en un consenso internacional”.

Sobre la Administración digital, nuestra interlocutora la valora de forma muy notable, como actor clave importante “no se trata solo de utilizar medios electrónicos y digitales, sino especialmente cambiar la filosofía de la administración publica para redundar el transparencia, al repensar en los procedimientos administrativos existentes. Esto supondrá en el futuro una reforma normativa en línea de las propuestas que se vienen realizando”.

En cuanto al emprendimiento, es consciente que nuestro país está asentando las bases de los próximos meses, “habrá que ver qué medidas se plantean para las startups, cuando es claro que son actores claves en el proceso tecnológico del que estamos hablando en muchos casos. Sobre todo, habrá que ver si el marco jurídico actual es el adecuado”.

PUBLICIDAD

Respecto a la Carta de Derechos Digitales que quiere desarrollarse en nuestro país señala que “se trata sobre todo de profundizar en un nuevo marco jurídico. No cabe duda que el desarrollo de los derechos digitales puede ayudar a reforzar la seguridad jurídica que antes estábamos comentando”.

La economía digital, en definitiva “necesita un marco jurídico estable donde tengan cabida los derechos digitales de todos los interlocutores que participan en ese contexto. La protección de dichos derechos ayudará a potenciar este marco digital”.

En cuanto a las propuestas de mejora de la economía digital:

1. Seguridad, regulación y fiscalidad

Para estos expertos es fundamental garantizar un entorno de confianza, transparencia y seguridad para la economía del dato: con foco en la protección de datos, la transparencia y la ciberseguridad.

En dicho entorno se pide un marco regulatorio inteligente y armonizado, impulsando una regulación transversal, tecnológicamente neutral y válido para el futuro a través de un verdadero Mercado Único Digital en la UE.

Otra de las cuestiones que se plantea es favorecer una gobernanza de la nueva economía, involucrando a actores destacados (por ejemplo plataformas y pymes), Administraciones Públicas, actores económicos y usuarios.

En cuanto al marco tributario, los expertos recuerdan que es muy importante la adaptación del entorno fiscal a la economía digital desde el consenso internacional.

Desde Adigital se ha defendido en distintos foros la necesidad de no aplicar la Tasa Google a las tecnológicas de forma unilateral, sin el consenso internacional.

 2. Infraestructura y conectividad

En el estudio se plantea asegurar una red sólida de infraestructuras, incluyendo el despliegue 5G y una correcta disponibilidad de espectro.

Junto a ello ve necesario el desarrollo de un entorno que favorezca y promueva el desarrollo y uso de tecnologías habilitadoras, complementando con herramientas de capacidad de computación (cloud e Inteligencia Artificial) la conectividad del territorio.

Otro de los elementos que se reclama en este estudio es el de promover una Administración digital e inteligente: evolucionar hacia una Administración 100% digital, impulsar el uso de Big Data y aprovechar la capacidad de contratación de la Administración para digitalizar la economía.

El problema es el retraso que hay a nivel de digitalización de la Administración. Tal y como señala Carmen Sánchez Ors, experta en privacidad de la Diputación de Barcelona y responsable en APEP del Grupo sobre Administraciones Públicas y Privacidad, “aún hay mucho por hacer, como se ha demostrado en esta pandemia”.

3. Capacidades digitales

Este es uno de los temas claves para realizar la transformación digital en nuestro país. Se trata sobre todo de adaptar la formación a este nuevo entorno tecnológico. Los expertos lo consideran fundamental para avanzar en este escenario.

Desde esta perspectiva se plantea implantar un plan de educación digital, desde educación infantil hasta las titulaciones universitarias, incluyendo la formación profesional.

De manera específica, se pide apoyar un plan de formación digital y tecnológica de los trabajadores y autónomos, aprovechando la inclusión de la digitalización como palanca en el Fondo de Recuperación.

En este contexto sería fundamental el desarrollar un mercado de trabajo de calidad e innovador, incluyendo la creación de una mesa para el Futuro del Trabajo y la mejora de la protección del autónomo.

Otra cuestión relevante sería el promover un plan de digitalización de las pymes, basado en la capacitación, la simplificación de barreras regulatorias, administrativas y de comercio transfronterizo y la mejora de la colaboración público privada.

4. Emprendimiento e innovación

El ambicioso objetivo es el de convertir a nuestro país en una nación emprendedora e innovadora, capacitada para el crecimiento, y así promover las condiciones necesarias para que los actores clave (startups, corporaciones e inversores) se conozcan, interactúen y generen oportunidades.

Sin embargo, la realidad parece otra. Las startups españolas han pedido recientemente un trato parecido al de otros países ante la situación provocada por el coronavirus. En juego se encuentra la supervivencia de este ecosistema.

El informe revela que la aplicación de este conjunto de recomendaciones, que no pretenden ser exhaustivas, permitiría cerrar la brecha digital de España con respecto a los líderes europeos que ha puesto de manifiesto la última publicación del DESI de 2020 (posición 11 en Europa).

Por otro lado, apunta el documento, seguir las recomendaciones nos permitiría también tener posiciones líderes en ciberseguridad y en I+D+i como sucede con Reino Unido, que ocupa la primera posición en el Índice Global de Ciberseguridad de 2018 y se caracteriza por una alta inversión público-privada en I+D+i.

“La reconstrucción del país será digital o no será”, apuntaba en su perfil de Twitter Carmen Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, después de acudir a la presentación de este estudio, donde volvió a insistir en la apuesta del Gobierno por la economía digital. Mucho trabajo tiene por delante, sin duda.