PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Toni Roca, exabogado de Cuatrecasas, encabeza la puesta en marcha de Himnus, un bufete especializado en el mundo del fútbol

Este abogado mallorquín lanza su boutique jurídica en plena pandemia para asesorar a futbolistas, agentes y clubesToni Roca lanza este proyecto junto al abogado Xavier Fernández.
|

“Somos la especialización de la especialización del derecho deportivo”, explica Toni Roca, abogado que lidera Himnus, un despacho hiperespecializado en el mundo del fútbol.

Atrás quedan más de veinte años de práctica jurídica, primero en el área de deportes de Cuatrecasas en Barcelona, entre 2006 y 2010, y luego en Mallorca en Citius-Global Sports Advisors, donde estuvo cinco años hasta enero del 2016.

Luego vendría su incorporación a Corner Abogados, despacho multidisciplinar en el que Roca gestionaba el área deportiva, hasta que “en enero del 2020 decidí que era el momento de cambiar de rumbo y centrarme en el mundo del fútbol y crear Himnus”.

Roca es también director del Sports Law Institute, centro formativo centrado en la industria del fútbol, desde el cual en esta etapa de pandemia se han organizado diferentes webinar en los que han participado los principales expertos en derecho deportivo del país para analizar el mundo del fútbol y sus derivadas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Nuestro interlocutor reconoce que la práctica de derecho deportivo ha crecido mucho en nuestro país, con firmas referentes como Ferrero, Ruiz Huerta & Crespo, Pintó Ruiz del Valle y Laffer Abogados.

“Salvo Senn Ferrero, que está especializado en Sports & Entertainment, todos los demás son despachos generalistas que tienen unas áreas muy potentes en derecho deportivo en general, asesoran en fútbol, pero también a otros deportes”, apunta.

“Sin embargo, despachos que se dediquen 100% al fútbol, me atrevería a decir que somos los primeros en España”, afirma Roca.

Respecto a los valores de su firma Himnus, su socio director destaca especialmente la súper especialización, “el sector es cada día más complejo a todos los niveles y eso requiere centrarse al 100% en las concretas necesidades y problemas de la industria, lo estamos viendo con la crisis del COVID”.

PUBLICIDAD

Otro valor importante es la comunicación, “tan importante es hacer lo que haces bien como saber comunicarlo. Y nosotros nos alejamos de la comunicación tradicional de los despachos. Hablamos al cliente como le gusta que le hablen, de tú a tú, con un lenguaje que sepa entender y con el que se sienta identificado”.

En cuanto a los servicios recuerda que “prestamos cualquier tipo de asesoramiento legal a los agentes de la industria, fundamentalmente a futbolistas (profesionales o no), clubes y agentes”.

Desde planificación en las operaciones, redacción de contratos, arbitrajes ante el TAS, reclamaciones ante la Cámara de Resolución de Disputas o la Comisión del Estatuto del Jugador de FIFA o negociaciones de traspasos, entre otras.

PUBLICIDAD

Abogado experto en derecho deportivo

Desde su punto de vista los rasgos que definen a un buen abogado se basan en contar con “una gran capacidad de aprendizaje, pues el entorno, al igual que la competición, cambia muy rápido, y es preciso saber adaptarse a las situaciones”.

Junto con ello considera que debe tener “una gran capacidad negociadora y comunicadora. Que sepa aconsejar, pero más importante, que sepa escuchar al cliente. Que trabaje las relaciones, no simplemente que genere contactos, sino que trabaje esas relaciones con clientes, contrarios y otros agentes del sector. Y por supuesto que sepa reaccionar de forma ágil, en especial en las ventanas de transferencias”.

PUBLICIDAD

En cuanto a Himnus, despacho en el que también forma parte otro letrado especializado como Xavier Fernández,  Roca señala que “aunque hemos nacido en la peor crisis que hayamos conocido, nuestras perspectivas de crecimiento son muy buenas, hemos sido acogidos muy bien por el sector y con total seguridad vamos a seguir creciendo”.

“A medio plazo nuestro objetivo es estar a la altura de nuestros amigos, que no competidores, y posicionarnos como uno de los despachos de referencia no solo a nivel nacional sino internacional en todo lo relacionado con el derecho del fútbol”.

Sobre las boutiques especializadas como la suya señala que “juegan un papel más importante cada vez en el sector legal, no solo en el mundo del derecho deportivo, sino en otras muchas áreas de asesoramiento, como la financiera, la tecnológica, etc”.

PUBLICIDAD

A su juicio, “este tipo de firmas contamos con una clara ventaja en términos de especialización, cercanía y rapidez en la respuesta, y eso son aspectos que el cliente valora mucho”.

En cuanto al hueco que Himnus puede tener en el mercado considera que “el fútbol es una industria en constante crecimiento y la demanda de profesionales especializados en todos los ámbitos, incluido el legal, es cada vez más grande”.

Este jurista considera que “es cierto que es un sector nicho, pero hay muchísimas oportunidades, creo que hay mucho por innovar a todos los niveles, y no solo en España, sino también fuera de nuestras fronteras, y sin duda alguna ahí estaremos para hacernos con una parte importante de ese pastel”.

Fútbol y coronavirus

En cuanto a la situación del fútbol en plena pandemia, Roca cree que “el fútbol podrá salir mejor de esta crisis que otros deportes, precisamente por su condición de deporte rey, porque la gente quiere seguir consumiendo fútbol”.

“Además, me gusta pensar que toda crisis trae oportunidades y en estos días estamos viendo cómo los clubes están explorando nuevas vías de comunicar y de interactuar con el aficionado que creo que han venido para quedarse, y eso es positivo”.

En su opinión “el contenido va a cambiar mucho y va a convertirse en una pieza esencial de los clubes a monetizar”.

Para este experto en derecho deportivo “es fundamental que pueda volver el público cuando antes a los estadios, ya que sin él pierde toda su esencia. El fútbol vive del aficionado, y puede que si se alarga la situación se produzca cierta desconexión entre el aficionado y el club, máxime con todas las opciones de entretenimiento que tenemos hoy en día a nuestro alcance”.

“El fútbol sin público ha establecido unas nuevas reglas que benefician a los clubes grandes”, señala Roca.

Roca recuerda que “no hay que perder de vista también que el fútbol supone el 1,37% del PIB de nuestro país y que genera más de 185.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, y hay que hacer todo lo posible para que el impacto en todas esas familias que viven del fútbol y que no son millonarios como los futbolistas sea el menor posible”.

“Dicho esto, sigo pensando que la integridad de la competición se ha visto claramente tergiversada y que lo que estamos viviendo estos días no es la continuación de la liga que se suspendió, sino una competición nueva de tan solo 11 jornadas”.

También advierte que “es evidente que se han cambiado las reglas de juego a mitad de partido (por ejemplo, con la introducción de cinco cambios o jugar cada tres días, medidas que claramente benefician a los equipos grandes frente a los pequeños), y eso, desde el punto de vista deportivo, es inasumible”.

En cuanto a los problemas que pudiera enfrentarse el fútbol con el coronavirus, este experto señala que “la principal amenaza, a día de hoy que la situación está bastante controlada, sería que hubiera un contagio elevado de futbolistas por COVID-19 que obligara a parar o impidiera la finalización de la competición”.

En su opinión, “esto parece poco probable por el exhaustivo control que está realizando LaLiga, que en este sentido, como en muchos otros, está realizando un trabajo impecable bajo las órdenes de Javier Tebas”.

Sobre un rebrote del virus a nivel general, “un escenario con nuevo confinamiento y competiciones suspendidas, prefiero no imaginarlo”.

De hecho, “eso provocaría una merma de ingresos importante (fundamentalmente por la pérdida de patrocinios y ticketing), que obligaría al sector a ajustarse el cinturón, a rebajar sueldos y vender jugadores para poder cuadrar los números, que ya este año seguramente arrojarán pérdidas”.

En opinión de Toni Roca en un contexto complejo “siempre y cuando se pueda disputar la competición, aunque sea a puerta cerrada y se cobren los derechos de televisión, el fútbol profesional sufrirá, pero será asumible”.