Firmas

Homenaje a la 58ª Promoción de Fiscales

Dolores Delgado
Homenaje a la 58ª Promoción de Fiscales
Dolores Delgado, fiscal general del Estado, autora de esta columna. Foto: FGE.
20/7/2020 06:45
|
Actualizado: 20/7/2020 15:22
|

Hoy tengo el enorme placer de entregar sus despachos a los 108 nuevos compañeros y compañeras que integran la quincuagésimo octava Promoción de la Carrera Fiscal. 

De nuevo este año, con un 75,93 %, la presencia de mujeres es mayoritaria, en una profesión donde ya constituimos el 64 %. 

Tras el duro proceso selectivo, que supone el exhaustivo estudio de 325 temas, la superación de tres exámenes y una dedicación media de 4,7 años, encontramos historias de esfuerzo personal y familiar, pero también de inquebrantable ilusión y de vocación de servicio público. 

Una de ellas es la de Marta García de Vicuña, número uno de la promoción. Originaria de Vitoria, es la primera jurista de su familia. Tras 3 años y 8 meses de preparación, obtuvo una impresionante nota final de 95,01.

Realizó las prácticas en Madrid y Granada y su próximo destino será la Fiscalía Provincial de Cádiz.

La amplitud de nuestras funciones y la proximidad con la ciudadanía determinaron su decisión de ser fiscal. 

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha afectado profundamente a nuestra sociedad, ha impuesto nuevas realidades y también nuevos modos de relación y de trabajo.

A la 58ª promoción le supuso la suspensión de su período de prácticas tuteladas, tras resultar inviable la continuación por medios telemáticos.

Las circunstancias han venido a confirmar la necesidad de incorporar las tecnologías de la información y la comunicación a la actividad formativa, así como a una Administración de Justicia que ha de responder eficazmente a los retos del siglo XXI. 

Y así, por primera vez en la historia del Ministerio Fiscal, el acto de entrega de despachos se realiza de manera virtual. 

Tras ello, vendrá la toma de posesión en sus respectivos destinos.

La mayoría comenzará a desempeñar su función lejos de su lugar de origen y de su familia.

A fin de paliar los efectos negativos sobre la vida personal y familiar, las medidas de conciliación se han convertido en uno de los más importantes retos de futuro del Ministerio Fiscal. 

EL PRIMER DESTINO NUNCA SE OLVIDA

Sin embargo, no estarán solos.

Como tantas veces se ha dicho, el primer destino nunca se olvida.

Allí encontrarán el valor del compañerismo, del trabajo en equipo. Contarán con el apoyo de los más veteranos, hallarán referentes, crecerán personal y profesionalmente, continuarán su formación, se especializarán, crearán vínculos de amistad que perdurarán en el tiempo. 

También se encontrarán ante una enorme responsabilidad, guardias semanales intensas, largas sesiones de juicios, procedimientos de complejidad técnica unas veces, de trascendencia social otras, humana siempre.

Estarán en contacto con las más diversas realidades, se relacionarán directamente con las víctimas, se enfrentarán a las problemáticas de los colectivos más vulnerables y a sus necesidades de protección. 

Y es precisamente esa proximidad con la ciudadanía, ese quehacer diario y muchas veces silencioso, lo que hace de las Fiscalías territoriales la savia de nuestra carrera y el núcleo de nuestra función.

Por ello, han de contar siempre con el apoyo de las Jefaturas y, por supuesto, de la Fiscalía General del Estado. Nuestro trabajo es, esencialmente, facilitar el suyo. 

Decía Hannah Arendt que nadie puede ser feliz sin participar de la felicidad pública.

Como institución, nuestra más importante función es la defensa de la democracia y de nuestro Estado Social y Democrático de Derecho a través de la garantía de la legalidad, de los derechos de la ciudadanía y del interés público y social. 

En esta noticia se habla de:

Otras Columnas por Dolores Delgado:
Últimas Firmas