Firmas

El segundo error de Don Juan Carlos

Juan Ramón Montero
El segundo error de Don Juan Carlos
Juan Ramón Montero Estévez, autor de esta columna, es abogado, socio director de Montero, Estévez, Labrador y Asociados.
08/8/2020 06:40
|
Actualizado: 08/8/2020 01:11
|

Don Juan Carlos ha cometido el segundo gran error, el primero fue pedir perdón por matar elefantes. No se entera de que está en la actuación de una estrategia perfectamente programada para destruir España e imponer la República del totalitarismo marxista.

Sus pasos atrás son utilizados por el enemigo como muestra de debilidad y por los demás como reconocimientos de culpas.

Lo que les permite seguir disparando contra ese frente común que somos los españoles de bien, la gran mayoría que están convirtiendo en minoría.

Los escépticos interpretan su renuncia sus perdones y sus huidas como confirmación de la corrupción de la monarquía democrática.

Sin juicio, presunción de inocencia ni sentencia.

Los que le apoyamos quedamos desvalidos. A su hijo le quedan 10 minutos. Le hace un flaco favor. Como lo hizo él mismo cuando le retiro su asignación. Dan alpiste al «pollo sanchiglesias».

Va siendo hora de enfrentarse y focalizar al enemigo de dónde viene.

Van haciendo su juego y ya lo han conseguido.

No es un ataque a un señor que se llama Juan Carlos, que por cierto evitó el golpe del 23 de febrero de 1982 y ha traído el bienestar, la riqueza y el respeto a España, que ha actuado como un magnífico embajador, hasta que decidieron ir a por el.

Empezaron con Urdangarín, donde todos comulgamos con ruedas de molino.

¿Os acordáis del juez que se va a tomar copas con la abogada de la acusación luego procesada por corrupción etcétera, etcétera?

Dejemos de ser ingenuos. Dejemos de disparar entre nuestras filas y levantemos, como mínimo, la voz contra los que están destrozando nuestra paz, nuestro bienestar y nuestra convivencia.

Maduro estará relamiéndose. Está cobrándose el «¡por qué no te callas!» de Don Juan Carlos a Hugo Chaves.

Los que no vamos a callar somos nosotros.

En esta noticia se habla de:

Otras Columnas por Juan Ramón Montero:
Últimas Firmas