PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tenía 71 años: fallece Vicente Gimeno Sendra, exmagistrado del Constitucional y jurista muy reconocido

Vicente Gimeno Sendra en una foto tomada en 2018, durante la presentación del libro "Las prueba del ADN en el proceso penal", sobre la tesis de José María Garzón, que codirigió con Nicolás Marchal. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
| | Actualizado: 22/11/2020 0:57

Su desaparición ha caído como una auténtica bomba. Nada que ver con la pandemia. Una de esas enfermedades innombrables que atacan a traición y apagan la llama de la vida de una persona cuya trayectoria vital se presume larga, todavía. Porque Vicente Gimeno Sendra era joven, para los estándares actuales.

Con él se va uno de los grandes juristas de la democracia. Uno de los mejores catedráticos de derecho procesal [por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, de la que acababa de jubilarse], autor del conocido «Manual de Derecho Procesal», y 99 obras más, y uno de los más brillantes magistrados del Tribunal Constitucional, institución en la que ingresó siendo muy joven –para los cánones actuales– con 39 años. A propuesta del Senado.

En el máximo tribunal de garantías Vicente Gimeno Sendra sirvió entre 1989 y 1998 bajo tres presidentes que han sido referencia histórica: Francisco Tomás y Valiente (1986-1992), Miguel Rodríguez-Piñero Bravo-Ferrer (1992-1995) y Álvaro Rodríguez Bereijo (1995-1998), al que llegó a disputarle la Presidencia.

De indudable pensamiento progresista, este valenciano nacido en Gandía, abogado de profesión en el inicio de su carrera profesional, había sido asesor (de 1982 a 1988) del ministro de Justicia, Fernando Ledesma, quien formó parte del primer Gobierno que formó Felipe González tras la victoria apabullante del PSOE, en 1982, cuando sacó 202 diputados.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sin embargo, esa forma de ver la vida no condicionó, en absoluto, un rasgo de su carácter muy acusado: su independencia. Como cuando, nada más ser nombrado magistrado del Constitucional, declaró que «el actual modelo de juez de instrucción no es imparcial» y que prefería que el fiscal se encargase de la investigación penal.

O como cuando afirmó que «El Poder Judicial está intentando acometer una limpieza contra los corrruptos». Y si las cosas se hacían bien, las valoraba positivamente, como con las reformas que llevó a cabo el ministro de Justicia del PP, Rafael Catalá. 

Gimeno Sendra fue el padre de la idea de la ley de juicios rápidos y uno de los que participaron en la ley del jurado, aunque no estuvo entre los ganadores. El jurista apoyaba la instauración de un jurado escabinado o mixto, como los que existían en Francia, formado por ciudadanos y juristas, en vez del que terminó triunfando, el puro, en línea con el de Estados Unidos e Inglaterra, compuesto solo por ciudadanos.

Con este jurista, que falleció en su casa de El Campello, se va uno de los grandes defensores de la mediación como sistema para desatascar el saturado sistema judicial.

PUBLICIDAD

Casado con Cristina Beviá, deja cuatro hijos: Ester, Celia y los gemelos Vicente y Jordi.