Javier Fernández-Lasquetty: «Vamos a intentar financiar la Ciudad de la Justicia con fondos europeos»
La futura ciudad de la Justicia de Madrid, si ganan estas elecciones, será construida de una manera más eficiente en términos de energía y ya digitalizadas desde su origen y construcción, según el consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty. Foto: EP.

Javier Fernández-Lasquetty: «Vamos a intentar financiar la Ciudad de la Justicia con fondos europeos»

|
28/4/2021 06:48
|
Actualizado: 30/4/2021 22:43
|

Con la campaña electoral del 4-M marcada de lleno por la polarización, Javier Fernández-Lasquetty defiende el modelo de libertad económica y fiscal de la Comunidad de Madrid. Como consejero de Hacienda y Economía de la región, es el encargado de abanderar la gran bajada de impuestos que promete llevar a cabo Isabel Díaz Ayuso si gana las elecciones, así como el control sobre los fondos de ayuda europeos.

¿En qué punto se quedó la negociación de los presupuestos regionales?

Se quedó en que no se había alcanzado todavía un acuerdo después de varios meses de negociaciones, desafortunadamente. Pusimos por parte del PP toda la voluntad a sabiendas de que no se iba lograr porque no había posibilidades, al menos en el corto plazo, de conciliar las posturas de los tres partidos que teníamos que estar en esos presupuestos. Pero en fin, luego sobrevino la disolución.

¿Condiciona a la recuperación económica el hecho de manejar unos presupuestos prepandémicos?

No impide nada. Y desde luego lo que no impide son que podamos continuar ayudando a empresas, a comerciantes y a la hostelería. El año pasado, que también estábamos en presupuesto prorrogado, hubo 184 millones de euros de ayudas directas a PYMES, autónomos y a la contratación. Ahora bien, estamos deseando que los madrileños respalden a Ayuso para llevar unos nuevos presupuestos lo antes posible.

¿Cómo percibe el panorama de creación de empresas?

Tenemos unos indicadores mejores que la media nacional. Por ejemplo, en enero se crearon 1.600 empresas en Madrid. Por supuesto todo esto ha sufrido por la pandemia, pero sigue habiendo espíritu empresarial en la comunidad.

La prueba de ello es que en el mes de marzo hemos marcado el récord de autónomos, lo que indica voluntad de salir adelante, que es fundamental, y búsqueda por parte de los empresarios de la manera de adaptarse para seguir en el mercado.

Por eso nos parece tan importante suprimir barreras, como hemos hecho quitando una buena parte de las licencias urbanísticas. L

a carga regulatoria es demasiado fuerte en toda España, y hay que luchar contra la regulación y hacer que la gente encuentre la forma de no tener que estar dependiendo de permisos o de adaptarse a 17 regulaciones diferentes.

¿Qué vínculo establecen entre el ritmo de vacunación y la recuperación económica?

Total. Ahora mismo el escenario central de crecimiento económico para la Comunidad de Madrid es que, si la vacunación avanza al ritmo actual, sería en torno a un 5-6% para este año.

Si empeora el ritmo al que nos llegan las vacunas sería de un 3-4%. En cambio, si mejora y el Gobierno hace su trabajo consiguiendo más vacunas podríamos estar entre un 8% y 10%. Por eso es tan importante ser activos en tratar de lograr que llegue un mayor número de vacunas.

Tenemos capacidad para poner 100.000 vacunas diarios, y si logramos más habilitaríamos más espacios y personal. En un país que, para funcionar como lo estaba haciendo, necesita recibir 70 millones de turistas nos interesa más que nadie en toda Europa que la vacunación vaya rápido.

«Si mejora el ritmo de vacunación podríamos estar en un crecimiento económico de entre el 8 y 10%»

¿Con qué perspectiva aguarda Madrid el acceso a los fondos europeos?

Hemos preparado y enviado al presidente del Gobierno una estrategia de crecimiento y resiliencia de la Comunidad en la que hemos aglutinado más de 200 proyectos en diferentes líneas, tanto privados como públicos y mixtos.

Los hemos alineado con las directrices de la Unión Europea en temas de digitalización y medioambiente, pero también con las líneas de la política de la Comunidad.

Nuestra estrategia de recuperación sí tiene reformas, como por ejemplo la ley del mercado abierto, que significa que no vamos a pedir nuevas licencias ni homologaciones a alguien que viene de otra comunidad autónoma.

Pero todo depende de un gobierno que en este momento nos tiene a todos a oscuras. Han pasado nueves meses y aquí nadie sabe ni en qué fecha se pueden presentar proyectos.

Eso hace que todo el tejido empresarial esté en una especie de estado entre expectación y nerviosismo que no es nada bueno para nadie.

Y luego, cuando todo lo ves rodeado de tan poca claridad, en ocasiones de opacidad, no puede ser que aparezcan casos como el de Plus Ultra. Toda esta falta de claridad creo que perjudica mucho el que los fondos puedan servir de verdad para la salida adelante de la economía.

El consejero de Hacienda y Economía de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, considera que una ciudad de la Justicia de Madrid añadirá eficiencia a su funcionamiento al concentrar todas las sedes en un solo punto. Foto: Confilegal.

¿A qué reformas e inversiones clave se pretenden destinar el presupuesto comprometido?

En esa estrategia hemos querido aglutinar toda una serie de ideas del sector público-privado y presentarlas de una forma en que estén todas preparadas para recibir esos fondos.

Hay ideas para aumentar la capacidad de Barajas y convertirlo en un hub más importante, no sólo en el transporte sino también como centro de reparación y mantenimiento de aviones en toda Europa.

Tenemos proyectos muy importantes en materia de transformación y mejora del tratamiento de residuos de aguas residuales de la Comunidad para dar un salto tecnológico.

Tenemos también proyectos en Metro de Madrid, en línea con el plan de reducción de emisiones, y potenciar nuevas inversiones en la mejora y crecimiento de la región. En cuarto lugar tenemos muchos hospitales, centros de salud y colegios que son de los años sesenta y creemos que es el momento de renovarlos.

Luego, la Ciudad de la Justicia está dentro de la estrategia de Madrid de los fondos europeos y es una de las actuaciones más importantes.

En su caso significa juntar las sedes judiciales, pero además ya construirla de una manera que sea mucho más eficiente en términos de energía y ya digitalizadas desde su origen y construcción.

Pero la Ciudad de la Justicia no depende de los fondos.

No, pero si podemos conseguir financiarla con fondos europeos lo vamos a hacer. Creemos que encaja perfectamente con estas líneas de actuación y vamos a intentar conseguir que se financie en todo lo posible, al igual que otros proyectos.

«El Gobierno ha preferido reservar unas cantidades muy pequeñas para regionalizar algunas áreas y anunciar una distribución que en muchos casos es pequeña»

¿Está conforme con el reparto que se haya hecho a nivel nacional?

Creo que hubiera sido mejor hacer una asignación regional de fondo, o al menos la mitad. El Gobierno ha preferido reservar unas cantidades muy pequeñas para regionalizar algunas áreas y anunciar una distribución que en muchos casos es pequeña.

Por ejemplo, en el caso del tratamiento de residuos la asignación que nos han dado vale, como mucho, para una pequeña planta, no para modernizar los sistemas que tenemos.

O lo mismo con lo anunciado en materia de justicia o de realización de vivienda, donde también han regionalizado poco y eso son competencias que se van a realizar mucho más cerca del territorio y es más lógico que lo hagamos las comunidades.

En todo se ve un empeño muy claro desde la Moncloa de retener en sus manos un volumen muy grande de fondos y la capacidad de decidir sobre ellos.

¿Cuál está siendo el impacto recaudatorio de la pandemia en las arcas de la comunidad?

El año pasado significó una caída en la recaudación de 750 millones de euros, más o menos, en impuestos que recauda la Comunidad, a los que hay que sumar la caída de unos casi 300 millones en la facturación del consorcio de transportes regional.

Entre los dos casi 1.000 millones. En lo que llevamos de año estamos viendo que ha dejado de caer el impuesto de transmisiones patrimoniales y ha aumentado el de sucesiones, porque ahora es cuando se están liquidando las sucesiones de las miles de personas que, lamentablemente, fallecieron de covid durante el año pasado.

En Madrid, afortunadamente, estas sucesiones están bonificadas al 99%. En cuanto a los grandes impuestos nacionales , que en su mitad van a las comunidades, hasta ahora ha habido un mantenimiento de la recaudación por IRPF, en parte porque sigue habiendo mucha gente en ERTE y una caída clara en el IVA. Al final, como siempre, la recaudación va reflejando, a veces con un poco de decalaje y otras inmediatamente, la marcha de la economía. Y la economía española no va bien.

¿No se plantea limitar la exoneración tributaria ante las necesidades de financiación actuales?

Bajo ningún concepto. Jamás lo haríamos, pero desde luego el último año sería en el que más madrileños han muerto. Lo que está planteando el PSOE de pegar un hachazo al impuesto de sucesiones me parece de una crueldad que no conoce límites.

No tenemos ni la menor intención de reducir la bonificación de este tributo en Madrid, donde para una sucesión de 160.000 euros el impuesto es de 22 euros en este momento.

Sin la bonificación sería 2.200 euros, que es lo que están pagando en otras regiones.

A Madrid le ha funcionado muy bien esta política, e incluso está recaudando más que antes de las bonificaciones. En parte por las donaciones, que han aflorado a raíz de declararse.

Una de las claves es que llevamos años siendo más eficientes que la media en el gasto. La Comunidad gasta 20.000 millones de euros al año, la mitad en salud y una cuarta parte en educación. Hemos hecho un esfuerzo durante todos estos años para aprovechar muy bien el dinero del contribuyente y poner en marcha proyecto.

Recientemente han creado una ‘Línea abierta contra la hiperregulación’, dirigida a eliminar las barreras burocráticas. ¿Cuentan ya con las primeras respuestas ciudadanas?

Sí, tenemos centenares de sugerencias o ideas que nos han mandado desde empresas o asociaciones con distintas problemáticas. Por ejemplo, la asociación de talleres mecánicas pide revisar la regulación actual, que data del año 85, cuando todo era distinto.

La regulación es un problema en todos los países. y eso hace que las empresas tengan que hacer frente a costes añadidos que al final encarecen sus productos o hacen inviable un negocio. Luego hay otro factor que es especialmente importante en este momento de cambio, donde hace falta más que nunca la innovación.

¿Considera por tanto que la flexibilización regulatoria favorecer la adaptación a las nuevas economías?

En general la flexibilidad favorece el crecimiento económico de todo. La economía española siempre ha sido muy rígida, y una de las razones por las que Madrid se ha vuelto más competitiva es porque hemos logrado una mayor flexibilidad.

El caso más evidente es el de la libertad de horarios comerciales. Todo eso ha ayudado a hacer de la Comunidad un lugar mejor para invertir y para que la gente que quiere poner en riesgo su patrimonio porque tiene una idea de negocio lo pueda hacer.

Nos queda mucho trecho por avanzar pero tenemos claro que hay que seguir por ese camino.

¿El atractivo empresarial de Madrid responde únicamente a un tema fiscal?

Ayuda tener un marco de libertad económico de no interferencia, unos impuestos más bajos que en el resto de España y mantener una eficiencia en el gasto. Todo eso consigue que sea más predecible invertir en Madrid. Al final esa es la liga donde está compitiendo la región y una forma de tirar de España.

¿Hasta qué punto las elecciones del 4M se deben entender en clave fiscal?

Mucho. En Madrid el debate de los impuestos siempre ha sido un punto central de las elecciones desde el momento en que Esperanza Aguirre empezó a bajarlos.

Nosotros vamos con una propuesta muy importante que es bajar el impuesto sobre la renta medio punto en cada tramo. Es una apuesta que haría que Madrid tuviera una fiscalidad más baja que otras comunidades y nos pondría al nivel de regiones europeas con las que competimos.

Ahora, si teníamos duda de si iba a ser importante no hay más que ver que el señor Gabilondo en febrero, cuando nadie sabía que iba a haber elecciones, firmó una propuesta en la Asamblea con Más Madrid para subir los impuestos 3.600 millones de euros.

Y un mes después, cuando se convocan elecciones, lo primero que dice es que no piensa subir los impuestos, cuando por supuesto que lo hará.

El partido socialista lleva deseando subir los impuestos desde hace 15 años. Con lo cual, sí, van a ser un punto central y es lógico, porque la gente se está jugando que una subida fiscal suponga 2.000 euros más al año por familia.

¿La armonización fiscal beneficiaría o perjudicaría a los madrileños?

La armonización fiscal es la trampa, incluso verbal, que se ha inventado el partido socialista contra esa obsesión que siempre ha tenido contra los impuestos bajos de la Comunidad de Madrid.

Creemos que ese marco sería radicalmente inconstitucional. De hecho estamos trabajando argumentos de inconstitucionalidad por si se ponen a ello, porque la ley orgánica de financiación de comunidades autónomas forma parte del bloque de constitucionalidad. Además, el Tribunal Constitucional lo tiene dicho un montón de veces en su jurisprudencia.

Lo que no es admisible es que en esta ley se produjera una cesión de tributos en determinadas condiciones y, de repente, se cambie.

Si esa llamada armonización, que en realidad es un hachazo fiscal a Madrid, se llegara a producir, no reportaría ningún beneficio a los ciudades de otras comunidades autónomas, pero sí perjudicaría a los madrileños.

Los únicos beneficiarios serían los dirigentes de otras comunidades para que no les pidan que pongan los impuestos como en Madrid.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política