PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

VOX pide recuperar el Trasvase del Ebro dentro de un ambicioso Plan Hidrológico Nacional

Para "garantizar el acceso al agua a todos los españoles, especialmente a los del sureste, amenazados con el cierre del Trasvase Tajo-Segura"VOX quiere acabar con "la guerra del agua entre regiones", y dice que "un conflicto artificial promovido por el Estado de las autonomías, las oligarquías regionales y los activistas climáticos contrarios a la agricultura y el turismo"; en la imagen, dirigentes de este partido apoyando una manifestación de agricultores en Murcia. Foto: VOX
| | Actualizado: 28/07/2021 10:20

VOX ha registrado este mes en el Congreso una Proposición No de Ley (PNL) para recuperar el Trasvase del Ebro, dentro de un nuevo y ambicioso Plan Hidrológico Nacional (PHN), aprovechando la llegada de los fondos provenientes del instrumento europeo de Recuperación (Next Generation EU), «garantizando así el acceso al agua en todo el territorio nacional», especialmente en el sureste, «amenazados con el cierre del Trasvase Tajo-Segura».

La iniciativa se debatirá en la Comisión de Transposición Ecológica y Reto Demográfico.

El partido de Santiago Abascal manifiesta que el trasvase del Ebro «ayudaría al gran proyecto de la unidad hídrica en España, real y no retórica, y contribuiría a la idea de un desarrollo sostenible, cohesionado territorialmente, integrado tecnológicamente y avanzado, y ello a costes asumibles que podrán verse aún más reducidos con la contribución económica europea».

Afirma que este proyecto «define la mejor política de agua posible para España para el manejo del ciclo natural y urbano del agua, conforme a principios de nueva gestión y gobernanza de este recurso natural, imprescindible para la vida, las actividades económicas y el medioambiente».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

VOX destaca que «la política hidráulica debe ser una de las claves del desarrollo agrario, industrial y económico de España».

Esta iniciativa la firman la portavoz adjunta del Grupo Parlamentario VOX, Macarena Olona Choclán, abogada del Estado en servicios especiales, y los diputados Ricardo Chamorro Delmo, Mireia Borrás Pabón, Ángel López Maraver, Luis Gestoso de Miguel, Magdalena Nevado del Campo, Lourdes Méndez Monasterio, Francisco José Contreras Peláez, Cristina Esteban Calonje, Ignacio Gil Lázaro, Julio Utrilla Cano, Manuel Mestre Barea, Eduardo Ruiz Navarro, José María Sánchez García, Alberto Asarta Cuevas, Joaquín Robles López, Rocío de Meer Méndez, Mercedes Hara Moreno y Pedro Jesús Requejo Novoa, todos ellos representan a ciudadanos de la España seca y también la vaciada.

LA PNL DE VOX PARA DESCARGAR 

VOX expone en el texto de su Proposición No de Ley que la planificación hidrológica es «un elemento clave para la integración territorial, la sostenibilidad y la recuperación ambiental». Además, señala que «es notorio que, sin perjuicio de las necesarias actualizaciones, al PHN vigente en España le falta una pieza derogada que es el trasvase del Ebro».

«Se trata de un proyecto cuyo coste puede estar en torno a los 5.000 millones de euros, en su versión actualizada, y que presenta las siguientes ventajas: Tiene el proyecto elaborado, la evaluación ambiental favorable hecha, la reserva urbanística de los terrenos en su día avanzada o realizada y los demás factores de inversión y tecnología resueltos, e incluso la financiación asegurada», explica.

PUBLICIDAD

VOX manifiesta que la elaboración y aprobación de los documentos técnicos, administrativos y ambientales para realizar grandes obras hidráulicas «es un trabajo que puede durar décadas y se extiende a varios gobiernos porque son obras de Estado en todas las administraciones y sociedades bien organizadas».

Afirma que en su caso, el trasvase del Ebro, «puede ser una pieza clave de la planificación del agua en España para garantizar la seguridad hídrica en los próximos decenios y, por supuesto, integrado junto con otras fuentes de suministro, en sistemas interconectados, optimizados y económicamente viables».

Por tanto, sostiene que el Gobierno debe retomar el Trasvase del Ebro, dentro del nuevo Plan Hidrológico Nacional, «como una obra de Estado fundamental para la creación de empleo y la realización de inversiones realmente productivas y sostenibles en el sector agrícola y turístico, en beneficio de todas las regiones mediterráneas, incluyendo a Castilla-La Mancha, Madrid, Extremadura y Aragón, que también deben ser beneficiarias directas o indirectas de una obra estatal de esta envergadura».

PUBLICIDAD

Además, explica que esta obra «permitiría dar solución a las crecidas constantes de este río y a los graves daños económicos que con el desbordamiento se producen; sobre todo cuando, según diversos estudios, las crecidas en el río Ebro se van a seguir produciendo en el futuro y es necesario aportar medidas».

VOX señala que las obras del trasvase del Ebro, que incorporarían de forma natural las actuales tecnologías de información y automatización, representan un gran proyecto con múltiples acciones que cubren los expectativas de sostenibilidad y utilidad social a largo plazo para ser merecedor de los fondos europeos, por lo que afirma que «el Gobierno español debería favorecer su ejecución en este contexto».

PUBLICIDAD

Manifiesta que «más allá de prejuicios políticos e ideológicos, el trasvase del Ebro, debidamente actualizado, redimensionado y puesto al día, aumentaría la seguridad ecológica y económica de buena parte del territorio español y no solo de la parte mediterránea, permitiría alcanzar el buen estado ecológico en numerosas masas de agua subterránea hoy degradadas, en mal estado o en riesgo de estarlo y, dado su fuerte componente exportador, aportaría mayor seguridad alimentaria a toda la Unión Europea, cubriendo ampliamente los objetivos de sostenibilidad, empleo productivo, transformación digital y cohesión territorial como condición para el acceso a estos fondos».

‘EN DEFENSA DEL TRASVASE TAJO-SEGURA, SIN TRASVASE DESIERTO Y PARO’

VOX apuesta por elaborar y ejecutar un Plan Hidrológico Nacional, en el que se recupere el Trasvase del Ebro, que «garantice eficazmente la necesaria interconexión de cuencas y trasvases en cualquier parte del territorio nacional para que todas las regiones puedan tener agua suficiente».

PUBLICIDAD

Propone generar enormes sumideros de CO2 a través del regadío, «lo que, además de cumplir con los principios de protección del Medio Ambiente, permitiría creación de empleo, riqueza y fijando población en las zonas más rurales».

Este partido quiere acabar con «la guerra del agua entre regiones», y dice que «un conflicto artificial promovido por el Estado de las autonomías, las oligarquías regionales y los activistas climáticos contrarios a la agricultura y el turismo».

VOX asegura que «no va a renunciar, por ningún interés sectario, partidista o territorial, a que el agua llegue a todos los rincones de España en igualdad de condiciones».

El pasado mes de mayo acudió a la manifestación en Madrid «en defensa del Trasvase Tajo-Segura», «por nuestros regantes y agricultores». 

«El egoísmo y la desigualdad provocado por el Estado de las autonomías no puede ser la condena de nuestro campo», sentencia este partido.

Y concluye que «sin trasvase, desierto y paro».