PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El magistrado José Ricardo de Prada sigue siendo un obstáculo para la renovación del CGPJ

El secretario de Interior y Justicia del PP, Enrique López, a la izquierda, le comunicó al viceportavoz de JJpD, Fernando de la Fuente, que el magistrado José Ricardo de Prada seguía siendo un obstáculo para renovar el CGPJ.
| | Actualizado: 29/07/2021 8:07

Así se lo hizo saber el secretario de Interior y Justicia del Partido Popular, Enrique López –y consejero de Presidencia, Interior y Justicia del gobierno regional madrileño–, en la reunión que mantuvo ayer con el viceportavoz de la asociación progresista Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD), Fernando de la Fuente, para tratar de la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

López reiteró a su compañero de carrera –los dos son magistrados– que, con respecto a José Ricardo de Prada, a quien el PSOE quiere colocar como vocal del futuro CGPJ por el turno de juristas de reconocido prestigio, es lo que dice la ley.

En concreto el artículo 567 de la Ley Orgánica del Poder Judicial en su punto 3: «Podrán ser elegidos por el turno de juristas aquellos Jueces o Magistrados que no se encuentren en servicio activo en la carrrea judicial y que cuenten con más de 15 años de experiencia profesional».

Sería un «precedente negativo» para la independencia judicial en relación con las expectativas profesionales de los compañeros de carrera que hubieran conocido causas de determinados partidos políticos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

De Prada, magistrado en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, formó parte del tribunal de la causa Gürtel, primera época y se le atribuye la autoría de varias frases de la sentencia, como la de que «se creó en paralelo un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional», o la otra: «entre el Grupo Correa y el PP se tejió pues, una estructura de colaboración estable».

Dicha sentencia fue la base de la moción de censura que dio al traste con el Gobierno popular de Mariano Rajoy entre mayo y junio de 2018 y abrió la puerta a su ocupación por un Gobierno del PSOE.

UN CAMBALACHE

El «cambalache» que el PSOE pretendió hace dos años, cuando estuvo a punto de renovarse el CGPJ, fue que el PP aceptara que De Prada accediera a vocal del CGPJ por el turno de juristas de reconocido prestigio.

Para ello, De Prada debía pedir la excedencia por un día para encajar en dicha categoría –son 8 los vocales por ese turno– y luego solicitar el reingreso en su destino, pasando a serivcios especiales.

PUBLICIDAD

Entonces López declaró que eso era «una clara ilegalidad. Filibusterismo político en estado puro». No se ha movido un centímetro de aquella posición.

De Prada sigue siendo una línea roja que el PP no va a cruzar jamás.

El responsable de Interior y Justicia del Partido Popular también le comunicó a De la Fuente que el PP condiciona la renovación a que se fijen los presupuestos básicos de un futuro sistema de elección de los futuros vocales, «garantizando la pluralidad y el respeto a todas las sensibilidades».

PUBLICIDAD

La posición pública del PP –repetida varias veces en las últimas semanas–es que los 12 vocales jueces del futuro CGPJ deben ser elegidos por los 5.500 miembros de la carrera judicial, por voto directo y secreto, tal como ha aconsejado la Comisión Europea repetidas en los últimos meses.

De la Fuente, por su parte, comunicó a López la gran preocupación existente por la pérdida de credibilidad y de respeto institucional del CGPJ por no haber sido renovado hace dos años y siete meses, instándo al PP a cesar el bloque de la renovación.

PUBLICIDAD

Asimismo, le informó de la carta enviada al Comisario de Justicia de la Comisión Europea denunciando la situación y de las medidas que está adoptando nuestra asociación para evidenciar la realidad expuesta y exigir a los partidos políticos que cumplan con el mandato constitucional de renovación.