PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Miguel Pastur, socio responsable de laboral de Bird & Bird: «Los meses de pandemia han sido los más duros para los abogados laboralistas»

“Nunca habíamos trabajado de esta forma los laboralistas. Las leyes salían en domingo y entraban en vigor los lunes", afirma.
| | Actualizado: 16/09/2021 19:33

La pandemia ha puesto a prueba la consistencia de nuestro sistema empresarial y reivindicado el papel de abogados laboralistas como elementos claves para entender la nueva situación derivada de una nueva legislación creada para frenar sus efectos.

Miguel Pastur, socio responsable de la práctica de laboral de Bird & Bird en España desde hace diez años -tras dejar el despacho español Araoz & Rueda-, señala que “estos meses han sido muy duros y nos han puesto a prueba a nivel de capacidad de respuesta de nuestros clientes”.

En estos dieciocho meses de pandemia la actividad ha sido frenética, “asesoramiento del día a día, gestionar los litigios que surgieron y mucha negociación colectiva, tanto en ERE como en ERTE”.

“Nunca habíamos trabajado de esta forma los laboralistas. Las leyes salían en domingo y entraban en vigor los lunes. Nunca habíamos vivido una situación parecida. Y ahí los clientes nos preguntaban qué tenían que hacer. Las situaciones de asesoramiento han sido bastante extremas en estos meses de crisis”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Desde su punto de vista, “parece que lo peor de la pandemia ha pasado. Estamos en la senda de recuperación. Hay sectores que tardaran recuperarse antes que otros, como el turístico y sus derivados. La extensión de los ERTE será una buena noticia. Habrá que ver en qué sectores se implementa”.

Este abogado laboralista cree que “se presagia una mejora económica rápida de nuestro tejido empresarial. El M&A vuelve a estar muy activo a nivel de operaciones transaccionales. Es un buen indicador. Las cosas irán a mejor ahora”.

En su opinión, “es previsible que empresas que no hayan podido hacer ajustes de plantilla antes por las garantías de empleo de los ERTE, lo hagan en estos próximos meses”.

Reactivar el área laboral

Pastur recuerda que cuando llegó a la firma en 2011 “rearrancamos la práctica laboral porque los abogados que lo integraban se fueron en bloque a Olswang, despacho internacional que llegó a nuestro país”.

PUBLICIDAD

A lo largo del 2017 CMS Albiñana &Suárez de Lezo completó la integración de la oficina española de Olswang, tras el anuncio de fusión a nivel internacional de ambas firmas, operación en la que también participó el bufete británico Nabarro, aunque éste no tiene presencia en nuestro país.

Este experto reconoce que el trabajo que se ha hecho desde aquel 2011 está empezando a dar sus frutos. “Creo que hemos sabido dimensionar esta práctica, lo que nos ha ayudado a afrontar la reforma laboral del 2012 y dar servicio a nuestros clientes y atender las novedades legislativas que estos años hemos conocido”.

Pastur tiene amplia experiencia en cuestiones como la redacción de contratos de trabajo, programas de despido, despidos de la alta dirección, investigación de diligencia debida o transferencias de empleados.

PUBLICIDAD

“También trabajamos habitualmente con el departamento corporativo de la firma en los aspectos laborales de las operaciones de M&A, y representamos a clientes tanto nacionales como internacionales ante los tribunales laborales españoles en los asuntos que acaban en vía judicial”, apunta.

Otra cuestión que apunta es el trabajo que se hace con la red internacional de Bird & Bird, “el departamento laboral internacional es muy activo. Sobre todo cuando el cliente es multinacional y hay que darle servicio en varias jurisdicciones. Gracias a la veintena de oficinas que tenemos abiertas en todo el mundo podemos dar ese labor de asesoramiento”.

PUBLICIDAD

Hacia el modelo híbrido de trabajo

Pastur, miembro de la Asociación Española de Abogados Laborales (FORELAB) y de la Asociación Europea de Abogados Laborales (EELA), explica que “nos hemos reincorporado toda la plantilla al despacho, con las medidas de seguridad necesarias. En paralelo trabajamos en un modelo híbrido para flexibilizar la forma de trabajar que se va a coordinar a nivel global del despacho”.

Desde su punto de vista, “poner en marcha este tipo de formas de trabajo a caballo entre lo presencial y el teletrabajo ayudan a la conciliación de ta vida personal y familiar de nuestros profesionales y realmente está en nuestra agenda de temas a poner en marcha”.

Tambien explica que tras una nota emitida reciente por la Dirección General del Trabajo, “la recomendación del teletrabajo como media de prevención desapareció en agosto del 2021, salvo en aquellas regiones que por algún motivo tengan brotes o restricciones concretas”.

PUBLICIDAD

Desde esta perspectiva Pastur aclara que «en este contexto hay que proceder por tanto a que aquellas compañías que sigan con el teletrabajo como manera de encauzar sus relaciones laborales se adapten al Real Decreto Ley que regula esta prestación profesional”.

En su opinión, “no parece especialmente complicado adaptarse esta nueva regulación del teletrabajo. Está siendo más espinoso en aquellas compañías que están buscando un modelo de mayor flexibilidad porque el Real Decreto creo que no tuvo en cuenta eso. Hay muchas empresas que quieren consensuarlo con el propio trabajador”.

“Y ahí es donde se produce la fricción con la normativa vigente. Es muy formalista, pero no es una norma tan difícil de implementar como la norma que regula, por ejemplo el registro de la jornada laboral, donde han quedado muchas cosas abiertas”, advierte.

Pastur recuerda que “falta un Reglamento que regule dicho registro y desarrolle dicha normativa. La norma ha dejado muchos temas pendientes y eso es lo que genera problemas y sanciones a las empresas”.

Que Bird & Bird cuente con un equipo de diez abogados especializados en la materia es una buena tarjeta de vista para cubrir toda la problemática de esta jurisdicción, “somos un equipo versátil, ahora Isabel Rodríguez nos va a dar solvencia y capacidad de trabajo y su experiencia en cliente nacional de gran tamaño”.

En su opinión, “el área de laboral ha experimentado un fuerte desarrollo en los últimos años, siempre alineado con el enfoque sectorial del despacho y muy especialmente en las áreas de ‘Life Sciences y Tech & Comms’. Por tamaño podemos competir con cualquier firma”.

Una práctica de moda

En estos últimos días, Isabel Rodríguez se ha incorporado, procedente de Uría Menéndez, en calidad de ‘counsel’ a este despacho internacional. Uno de los movimientos más destacados de los últimos meses. “Los abogados laboralistas estamos ahora de moda”, asegura Pastur.

Con este fichaje el departamento de laboral consolida un fuerte crecimiento que le ha llevado a doblar su tamaño en los tres últimos años.

En estos últimos meses al área laboral de Bird & Bird han llegado dos abogados de Garrigues, uno de Cuatrecasas y la propia Rodríguez de Uría Menéndez, “ahora podemos asumir cualquier tema en esta práctica tan compleja y donde las empresas requieren respuestas claras”.

“Estas incorporaciones responden sobre todo a un factor diferencial de nuestro bufete respecto a otros y es que cuidamos mucho la conciliación de la vida laboral con la personal dentro de una profesión como es la de abogado que es muy exigente. Son todos profesionales muy considerados en sus firmas de procedencia”.

Reconoce que este despacho sigue abierto a posibles incorporaciones que puedan surgir en el corto y medio plazo, “no nos cerramos nunca a nada. Se trata de que cualquier perfil que pueda trabajar con nosotros encaje en la filosofía del despacho donde hay una especialización sectorial importante”.

Isabel Rodríguez es licenciada en Derecho y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Pontificia Comillas (ICADE), y durante sus más de diez años de trayectoria en Uría Menéndez, ha participado en toda clase de asuntos laborales.

Es experta en procesos de extinción del contrato de trabajo y de reestructuración y ha intervenido en negociaciones colectivas de toda clase, tanto en el marco de despidos colectivos como en el marco de medidas de flexibilidad interna o convenios colectivos.

Asimismo, esta nueva incorporación cuenta con amplia experiencia procesal, ya que una parte importante de su práctica la ha dedicado a la defensa de los intereses de los clientes ante la jurisdicción social en relación con diversas cuestiones laborales (conflictos colectivos, impugnaciones de convenio colectivo, derechos fundamentales, etc.), incluyendo la negociación de acuerdos extrajudiciales.

Además, a lo lo largo de su carrera profesional, ha compaginado el desempeño de la abogacía con la actividad docente, es profesora asociada en la Universidad Carlos III de Madrid.