El Gobierno aprueba la ley que permite abortar a menores de 16 años sin permiso paterno
La Ley del aborto no perseguirá a parejas que recurran a gestación subrogada, pero declara esta práctica como violencia.

El Gobierno aprueba la ley que permite abortar a menores de 16 años sin permiso paterno

Señala que el objetivo de la reforma de la Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo es "acabar con los obstáculos que las mujeres siguen encontrando para acceder al aborto y ampliar derechos aún no reconocidos en otros ámbitos"
|
17/5/2022 15:34
|
Actualizado: 17/5/2022 15:40
|

El Gobierno ha aprobado hoy en primera lectura el Proyecto de Ley de salud sexual y reproductiva que busca reformar la ley de plazos aprobada por el Ejecutivo del PP en 2015, y que permite abortar a menores de 16 años sin permiso paterno.

Este Proyecto de Ley, impulsado por el Ministerio de Igualdad, que dirige Irene Montero, dedica un apartado a los derechos relativos a la salud menstrual de las mujeres en todas las etapas de la vida que incluye una baja específica para las mujeres que tengan reglas muy dolorosas e incapacitantes, y que en los institutos, prisiones, centros de la mujer, centros cívicos o centros sociales, se repartan gratuitamente productos de salud menstrual, como tampones, compresas o copa menstrual con el objetivo de acabar con la pobreza menstrual.

También recoge el reparto de forma gratuita de métodos anticonceptivos en centros educativos vinculado a campañas sobre educación sexual. Esto se recoge en el capítulo de Educación Sexual, y se apunta que esta será integral en las principales etapas educativas con el objetivo de ofrecer conocimientos basados en el consentimiento y las relaciones fomentadas en los buenos tratos.

Finalmente, tras negociar con el PSOE, esta norma no perseguirá a las parejas que recurran a la gestación subrogada en otros países, aunque sí declara esta práctica como violencia reproductiva contra la mujer. También recoge otras violencias contra las mujeres relacionadas con este tema, como la esterilización forzosa para las mujeres con discapacidad o el embarazo y aborto forzoso.

Según manifiesta el Ejecutivo, el objetivo es «acabar con los obstáculos que las mujeres siguen encontrando para acceder al aborto y ampliar derechos aún no reconocidos en otros ámbitos».

«Es un nuevo avance para la democracia del país», ha asegurado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministerio.

La ministra portavoz ha indicado que esta norma permitirá «continuar ampliando derechos», tras la aprobación hace 12 años de la ley del aborto socialista que ya incluía esta medida. Este texto fue recurrido por el PP ante el Tribunal Constitucional.

Afirma que el nuevo texto tiene tiene como objeto «revertir algunos retrocesos» realizados por el Ejecutivo del PP en su reforma de esta norma con su mayoría absoluta en 2015.

En concreto, este Proyecto de Ley busca garantizar el aborto en la Sanidad Pública, permite la interrupción del embarazo a menores a partir de los 16 años, elimina los tres días obligatorios de reflexión e incluye una baja incapacitante por interrupción voluntaria del embarazo, además de un servicios de asistencia y acompañamiento integral y especializada.

También garantiza la objeción de conciencia, que se regula del mismo modo que en la Ley de Eutanasia para garantizar que siempre habrá personal disponible para la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Del mismo modo, la norma recoge que quien se declare objetor, será de aplicación en la sanidad pública y privada.

Entre las medidas de esta norma también figura que los centros de salud vayan a distribuir la píldora del día después de forma gratuita y en centros servicios de salud sexual y reproductiva, un producto que actualmente cuesta 20 euros en farmacias.

El texto también recoge que las píldoras anticonceptivas de última generación volverán a estar cubiertas por la Seguridad Social y se promoverán los métodos de anticoncepción masculina, para que no sea solo una responsabilidad de las mujeres.

Además, se crearán centros públicos de atención especializada en salud sexual y reproductiva y una línea de atención telefónica; y se formará de forma específica en educación sexual y menstrual a profesores, funcionarios de prisiones, y trabajadores públicos.

Por otra parte, esta nueva norma incluye medidas para fomentar las buenas prácticas en todas las etapas del embarazo, especialmente, en el parto y en el postparto, entre ellas, la incorporación de una baja preparto desde la semana 39 de gestación, que no consumirá ningún día del permiso de maternidad.

El texto no incluye finalmente la reducción o eliminación del IVA de los productos de higiene femenina, conocida como la ‘tasa rosa’. El IVA actual a los productos de higiene femenina se sitúa en el 10%, e Igualdad planteaba que se bajese hasta el tipo superreducido del 4% o, incluso, que se eliminase, pero, según explicó ayer la ministra Irene Montero, en una entrevista en la Cadena Ser, «el Ministerio de Hacienda no ha querido que vaya en esta ley». Pero ha garantizado que «se volverá a negociar en los Presupuestos Generales del Estado» y ha cifrado el coste de este medida en unos 30 millones de euros.

REACCIONES

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado que el aborto en menores de 16 y 17 años «debe contar con el consentimiento» de los padres, y ha recalcado que si en España la legislación «prohíbe consumir alcohol a una menor de 18 años» es «razonable» pedir ese permiso paterno para la interrupción voluntaria del embarazo.

Feijóo afirma que si menores no cuentan esa decisión a sus padres se produce «una ruptura de afectividad» en un momento «muy difícil», que es cuando una joven «debe tomar una decisión de esa categoría». «Por tanto, nuestra posición es una posición conocida y por eso hemos reformado la ley», ha aseverado, en alusión a la reforma legal que el Grupo Popular impulsó en 2015 bajo el Gobierno de Mariano Rajoy obligando al consentimiento paterno para las menores de 16 y 17 años que quieran abortar.

Feijóo ha acusado una vez más al Gobierno de sacar el tema del aborto para no hablar de «los problemas» que hay en España y «distraer» hablando de «cosas distintas». 

«El argumento contra el aborto no es la madurez. El aborto no es malo por la posible inmadurez de la madre, sino porque supone acabar con una vida. Todo lo demás es secundario», manifiesta al respecto la diputada de VOX Carla Toscano, portavoz en la Comisión de Violencia de Género.

Por su parte, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha lamentado que no haya reducción del IVA para los productos de higiene femenina ya que, a su juicio. «era lo único interesante» de la ley de Aborto. «Lo que no es interesante son la bajas por menstruación porque revela que a las mujeres se nos ve como un objeto electoral», agrega.-

Villacís indica que «cualquier mujer en la actualidad que va a un médico de cabecera y dice que tiene mucho dolor, se le da una baja por contingencias comunes». Por ello, considera que lo único que están haciendo en el Ejecutivo es «inventarse cortinas de humo para tapar toda la vergüenza». Ella quiere que se hable del cese de Paz Esteban, exdirectora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para «contentar a Gabriel Rufián y compañía».

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política