Firmas

Inembargabilidad del sueldo del autónomo o profesional: consejos para protegerte ante Hacienda y Seguridad Social

Sergio Gayoso Merino
Inembargabilidad del sueldo del autónomo o profesional: consejos para protegerte ante Hacienda y Seguridad Social
El autor de la columna es Sergio Gayoso Merino, abogado del despacho Lawyou. En esta nueva entrega ofrece valiosos consejos para los que se encuentran en esas situaciones.
07/7/2022 06:47
|
Actualizado: 07/7/2022 15:01
|

La innovación, el emprendimiento, la atracción de capitales y la seguridad jurídica son y deben seguir siendo los factores de crecimiento y de desarrollo de España a partir de ahora para ser uno de los mejores países del mundo y donde sus ciudadanos tengan una mayor calidad de vida.

Centrándonos en el factor del emprendimiento que consiste por definición en comenzar un negocio asumiendo dificultades, peligros y riesgos, para que sea algo atractivo para las nuevas generaciones resulta imprescindible remover algunos obstáculos clave como son: la imposibilidad de llegar a acuerdos extrajudiciales de refinanciación y de reestructuración con los acreedores, principalmente con Hacienda y a la Seguridad Social, pero también tener una oportunidad real de alcanzar la exoneración total de las deudas en un caso de fracaso en el emprendimiento.

La Directiva (UE) 2019/1023 de marcos de reestructuración preventiva y exoneración de deudas llama la atención del legislador español acerca de los problemas de la excesiva duración y coste de los procesos concursales porque disuaden a los inversores nacionales y extranjeros de financiar actividades empresariales.

Veremos el resultado de la reforma inminente del Texto Refundido de la Ley Concursal que en estos momentos se está tramitando en el Congreso de los Diputados, aunque el sentimiento actual es de preocupación ante la equivocada defensa numantina del crédito público que es aquel del que es titular Hacienda y la Seguridad Social.

Hasta tal punto está llegando el desatino que se sigue manteniendo la construcción de una nueva categoría de crédito concursal en torno al crédito público que lo haga completamente inexpugnable frente al devenir de los procesos de insolvencia.

Si el proceso de concurso de acreedores no sirve para resolver el problema de la insolvencia del deudor con Hacienda y la Seguridad Social, cabría pensar que la alternativa es solicitar un aplazamiento o incluso iniciar una negociación.

Bueno pues a este respecto habría que decir que la Administración puede denegar una solicitud de aplazamiento si no confía en que el deudor vaya a cumplir los plazos de pago propuestos o bien si no presta un aval bancario suficiente. Y negociar con la Administración es claramente una quimera.

LA POLÍTICA ULTRA PROTECTORA CON EL CRÉDITO PÚBLICO NO ES EFICAZ

Los que tratamos a diario con emprendedores de sobra sabemos que esta opción de política ultra protectora con el crédito público no puede ser eficaz frente al fin perseguido por dos motivos.

El primero es de puro sentido común, si se aniquila el motor de generación de la riqueza que es el propio autónomo o profesional y su actividad económica, los embargos son absolutamente inútiles porque “donde no hay no se puede sacar” como dice el dicho.

El segundo es que con la expulsión del deudor del mundo económico se pone igualmente en grave riesgo la generación de riqueza de España.

Esperemos que el nuevo Texto Refundido de Ley Concursal que se apruebe aclare el panorama favorablemente. Entre tanto si eres autónomo o profesional en situación de insolvencia te hacemos dos recomendaciones básicas:

1.- Que consideres instar tu propio concurso de acreedores o iniciar el mecanismo de la Ley de Segunda Oportunidad luchando por la aplicación de la exoneración completa de tus deudas.

2.- Y que mientras te lo piensas, te protejas de los embargos de Hacienda y Seguridad Social porque tu “salario”, es decir, tu rendimiento neto, es inembargable según la escala establecida en. el artículo 607 de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil Así lo establece el artículo 10.4 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo.

No lo dudes y dirígete ahora mismo a tus clientes para que ante el recibimiento de cualquier diligencia de embargo de Hacienda y de la Seguridad Social, sepan que tu “salario” también puede ser inembargable.

Se trata de una solución temporal a tu problema de insolvencia, pero creemos que esta información te puede resultar muy útil.

En esta noticia se habla de:

Otras Columnas por Sergio Gayoso Merino:
Últimas Firmas