El rugby inglés prohíbe la participación de mujeres transgénero en competiciones femeninas
Las jugadoras transgénero de rugby son más fuertes, más potentes, más pesadas y más rápidas que las mujeres, según la World Rugby, la FIFA del rugby internacional.

El rugby inglés prohíbe la participación de mujeres transgénero en competiciones femeninas

|
31/7/2022 06:50
|
Actualizado: 04/8/2022 10:06
|

La «Rugby Football Union» o RFU (Unión de Fútbol de Rugby) y el «Council and Rugby Football League Board» o RFL (Consejo y Junta Directiva de la Unión de Fútbol de Rugby), los dos entes que regulan las competiciones de rugby en Inglaterra, han prohibido la participación de jugadoras de rugby transgenero a partir de la temporada 2022/23.

Las jugadoras solo podrán participar en las categorías femeninas de ese deporte «si el sexo originalmente registrado al nacer es femenino».

La decisión fue tomada el viernes por 33 votos a favor, 26 en contra y 2 abstenciones y supone un giro de 180 grados por parte de la RFU, el organismo rector, que hasta ahora permitía a las mujeres transexuales jugar en las categorías de base y de club siempre que se sometieran a una evaluación médica independiente.

«Sabemos que muchos se sentirán decepcionados por esta decisión, pero se ha basado en todas las pruebas científicas disponibles«, declaró el presidente de la RFU, Jeff Blackett.

La nueva política «da prioridad a la seguridad de los jugadores» y afirma que «la inclusión de personas trans, originalmente registradas como hombres al nacer, en el rugby de contacto femenino no puede ser equilibrada«.

En el caso contrario, en la categoría masculina, en el que los jugadores cuyo sexo registrado al nacer haya sido femenino podrán jugar si prestan su consentimiento por escrito previa evaluación de riesgos.

La decisión tomada es la consecuencia de la revisión detallada de la política implementada para estos casos llevada a cabo en otoño de 2020 en la que se realizó una encuesta en la que participaron 11.000 personas.

LAS MUJERES QUE HAN PASADO POR LA PUBERTAD MASCULINA SON MÁS FUERTES, POTENTES, MÁS PESADAS Y RÁPIDAS QUE LAS MUJERES

«La revisión y la consulta concluyeron que la investigación revisada por pares proporciona pruebas de que existen diferencias físicas entre las personas cuyo sexo fue asignado como masculino y las que fueron asignadas como femeninas al nacer, y que las ventajas en fuerza, resistencia y físico provocadas por la pubertad masculina son significativas y se conservan incluso después de la supresión de la testosterona», dice el informe de la RFU.

Con esta decisión, el rugby inglés se alinea con las directrices de la World Rugby, el equivalente a la FIFA en el fútbol, que, desde 2020, prohíbe a las mujeres transexuales tomar parte en el deporte de élite.

De acuerdo con la World Ruby, no es posible equilibrar la inclusividad con la seguridad y la equidad, dado que quienes han pasado por la pubertad masculina «son más fuertes entre un 25 % y un 50 %, son un 30 % más potentes, un 40 % más pesados y aproximadamente un 15% más rápidos que las mujeres».

Y advirtió de un mayor riesgo de lesiones si los varones identificados como mujeres estaban en el campo.

La RFL, por su parte, afirmó que la nueva política «refleja tanto los requisitos de la Ley de Igualdad de 2010, que define la liga de rugby como una «actividad afectada por el género», como los desarrollos significativos en esta área en los últimos dos años».

La decisión de los organismos que rigen el rugby inglés ha sido duramente criticada por organizaciones LGTBI como LGTBQ+ Mermaids. Susie Green, su CEO, manifestó que había supuesto un «gran golpe» porque va en contra de la inclusión en el deporte.

«Esto va a crear una situación en la que tienes que elegir ser tú mismo o elegir poder participar en un deporte. Ese no es el objetivo del deporte», declaró Green a Sky Sports.

El Consorcio Internacional del Deporte Femenino, por su parte, felicitó a la RFU por tener la integridad de reconocer la necesidad de un cambio de política y actuar en consecuencia, aunque sea dos años después.

Lamentablemente, según el Consorcio, todavía hay muchas federaciones nacionales de rugby que siguen ignorando la ciencia con políticas de inclusión transgénero que priorizan los sentimientos de unos pocos por encima de los derechos de las mujeres y las niñas, como Rugby Canadá, Rugby Australia, The New Zealand Rugby Union (en borrador), Scottish Rugby, Welsh Rugby y USA Rugby.

«Las posturas de estos organismos no solo no están en contacto con las crecientes evidencias de investigación científica, sino que también contradicen las directrices de World Rugby, que se basaron en una amplia investigación y consulta», concluyen.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política