Firmas

La Justicia ya está reventando

La Justicia ya está reventando
La directora de Alcón Abogados, Lourdes Pulido Alcón, comenta los conflictos en el funcionamiento de la Administración de Justicia desde el punto de vista de los abogados.
17/5/2023 06:30
|
Actualizado: 16/5/2023 21:30
|

Que la Justicia lleva años en una situación insostenible es algo que todos los que participamos de una forma u otra en ella sabemos desde hace tiempo. Retrasos en los procesos, decisiones organizativas erróneas, falta de previsión tras la pandemia, instalaciones, equipos y programas y herramientas informáticas que no se ajustan a las necesidades de un servicio judicial moderno, efectivo y rápido.

Desde dentro de la Administración de Justicia, me refiero al ámbito de Jueces, Fiscales, letrados de la Administración de Justicia (LAJ) y funcionarios, el descontento es obvio. Acabamos de sufrir una huelga de LAJs (que prefiero no calificar), se avecinan movilizaciones de jueces y fiscales y se ha anunciado ya, una convocatoria de huelga desde el 17 de abril que afecta a todas las personas de los Cuerpos Generales y Especiales de la Administración de Justicia destinados en los centros de trabajo de toda España.

Los abogados no nos quedamos atrás. Siempre hemos sido el patito feo, el que tiene que aguantar en los pasillos horas y horas de espera, a los que durante todos estos meses se les hacía ir a los Juzgados para luego decirles que se suspendían las vistas, quienes estamos soportando desde hace ya demasiado tiempo un trato desconsiderado, sin posibilidad de conciliar, sin desconexión.

Y, en lo que concierne al turno de oficio, cobrando cuantías miserables, sin cobrar actuaciones judiciales, poniendo todo nuestro esfuerzo, tiempo y dinero, en mantener una justicia gratuita que debería ser sufragada por la Administración y que al final, insisto, estamos sustentando los abogados y los procuradores.

Como se viene publicando desde hace semanas, se ha convocado una concentración por parte de los abogados, para el próximo 27 de abril en la Plaza de las Cortes de Madrid, como consecuencia de la situación, ya inadmisible, que viene soportando la Abogacía.

Lo relevante de esta concentración, es que se está organizando de forma directa por los abogados, por varias asociaciones y miles de abogados. Ningún colegio, ni el Consejo General de la Abogacía Española han participado en su organización.

Sí es cierto que algún colegio, como el de Madrid, ha puesto de manifiesto que va a acudir a la concentración en apoyo a unas reivindicaciones que no pueden esperar más. El uso de la huelga es una herramienta (por no llamarla arma) que a los LAJs, por ejemplo, les ha venido muy bien. Han paralizado miles de juicios, incoación de demandas, escritos, diligencias, pagos, etc. y se ha generado un perjuicio para los profesionales y la ciudadanía enorme.

Ahora, se convoca huelga por parte de los cuerpos generales y especiales de la administración de Justicia, lo que supondrá, si efectivamente no se desconvoca, una nueva losa encima de una Administración de Justicia que está reventando por todos sitios. Se anuncia también que, en breve, habrá movilizaciones por parte de jueces y fiscales.

¿A que está esperando el Ministerio de Justicia para poner solución al gravísimo problema que tiene la Administración de Justicia?

Ningún gobierno, da igual el signo del mismo, acomete seriamente este problema. Parece que no interesa que la ciudadanía pueda acceder a un sistema judicial eficaz y rápido, porque una Justicia lenta no es justicia. Que alguien tenga que esperar años para resolver un problema que ha requerido la intervención de un juzgado es vulnerar un derecho que está reconocido en nuestra constitución, el de una tutela judicial efectiva y sin dilaciones.

Y se vulneran nuestros derechos, no solo los de los ciudadanos, sino también los de los profesionales que nos ganamos la vida con ello, cuando un pleito se dilata años y años, porque nos obliga a disponer de recursos durante todo ese tiempo, que aumenta los costes, y que, en definitiva, redunda al final en perjuicio de los ciudadanos, de nuestros clientes.

Una justicia con fallos, con sistemas informáticos que no funcionan, con sedes judiciales con expedientes amontonados por todos sitios, con esperas en los pasillos, con notificaciones en periodos vacacionales, etcétera, no es justicia.

La concentración que vamos a hacer el día 27 de abril es un paso más para que sea consciente todo el mundo de que los abogados ya no podemos continuar siendo el ultimo mono, que formamos parte importante en la Administración de Justicia.

No somos simples colaboradores, somos un pilar de la Justicia. Sin abogados que velen por los derechos de los ciudadanos, que defiendan a los más desprotegidos, no hay justicia. Pero es evidente que no se nos tiene el respeto que merecemos y que reivindicamos como una cuestión que todos los operadores jurídicos, desde la cúpula hasta el ultimo funcionario, deben tener presente.

El respeto a los jueces y pensar en el interés de nuestros clientes nos impide en muchas ocasiones protestar por tratos desconsiderados, por los habituales retrasos, a los que nunca se da una simple y educada disculpa, o por esas resoluciones que desestiman sin motivación alguna con un “no ha lugar”, sin más. Y esta situación es una grieta más en el sistema judicial que no se puede consentir ni mantener.

Por todo ello, la justicia está reventando a todos los niveles, tanto por la parte que corresponde a los funcionarios como la que afecta a los profesionales. Y si la ministra de Justicia (que debe conocer sobradamente estos problemas, porque ha sido magistrada y letrada del Gabinete Técnico del Consejo General del Poder Judicial) es incapaz de ver el problemón que ya tenemos encima, y no pone inmediata solución, consciente de que hay que reestructurar de forma drástica la Administración de Justicia, poniendo tan solo parche sobre parche, llegará un momento en que la situación va a estallar sin remedio.

En lo que a los abogados y profesionales del derecho nos afecta, demos un nuevo paso para reivindicar nuestros derechos, y todos unidos acudamos el día 27 de abril, a las doce en la Plaza de las Cortes para que se nos oiga alto y claro.

Otras Columnas por Lourdes Pulido Alcón:
Últimas Firmas
  • Opinión | «La Guerra de Charlie Wilson» en Afganistán: Una decisión cuyas consecuencias aún sacuden la geopolítica actual
    Opinión | «La Guerra de Charlie Wilson» en Afganistán: Una decisión cuyas consecuencias aún sacuden la geopolítica actual
  • Opinión | En torno al nuevo criterio del Supremo sobre el delito de falsedad documental por simulación
    Opinión | En torno al nuevo criterio del Supremo sobre el delito de falsedad documental por simulación
  • Opinión | Los pactos de socios, pilar fundamental en sociedades de reciente creación
    Opinión | Los pactos de socios, pilar fundamental en sociedades de reciente creación
  • Opinión | Procuradores: Orgullosos de nuestros 450 años de historia
    Opinión | Procuradores: Orgullosos de nuestros 450 años de historia
  • Opinión | En defensa de la independencia del CGPJ: no todo vale
    Opinión | En defensa de la independencia del CGPJ: no todo vale