«El lenguaje jurídico no se entiende fácilmente»: la accesibilidad a la Justicia no sólo depende de la digitalización
El lenguaje técnico-jurídico, en el punto de mira para la accesibilidad de la Justicia. Foto: EP

«El lenguaje jurídico no se entiende fácilmente»: la accesibilidad a la Justicia no sólo depende de la digitalización

Ver todas las entradas
|
07/4/2024 06:03
|
Actualizado: 06/4/2024 18:52
|

El Ministerio de Justicia está trabajando para conseguir la digitalización de la Justicia, de cara a mejorar los trámites y la eficacia del sistema. Una digitalización con la que también se busca mejorar el acceso de la ciudadanía a este sector.

Sin embargo, el vínculo de la Justicia con las nuevas tecnologías no parece ser el único impedimento de los ciudadanos de cara a su relación con los procesos judiciales. Y es que el lenguaje técnico-jurídico es, en muchas ocasiones, el gran problema.

Algo que ha podido comprobar recientemente la abogada Ana Rodríguez, del despacho de abogados Ana Rodríguez Abogados.

“Hoy me han pedido visita, a fin de ayudar al cliente a “entender lo que dice una sentencia que tiene hace tiempo”, explica la abogada a través de sus redes sociales.

Una petición de ayuda que no es la primera que se produce. Y es que muchos son los ciudadanos que tienen serias dificultades para poder entender el lenguaje utilizado en el ámbito legal.

“Es explicarlo en castellano antiguo”, ha asegurado Rodríguez a Confilegal. Y es que ella  misma ha explicado que, en muchas ocasiones, el lenguaje es “tan técnico, tan jurídico, que los ciudadanos no entienden lo que dice la sentencia”.

Un lenguaje de Justicia necesario, pero que debe ser “simplificado”

Así pues, hay casos en los que el lenguaje es “tan enrevesado”, que los afectados aseguran que no sabrían “interpretar si están cumpliendo o no la sentencia. O si la están entendiendo mal”.

“Se utiliza un lenguaje técnico, con giros, que la gente de a pie no entiende. Y sobre todo, no interpreta”, explica Ana Rodríguez.

Un lenguaje que, tal y como defiende la letrada, es necesario dentro del mundo judicial, al igual que en otros muchos campos profesionales, como la medicina. “El lenguaje técnico es imposible de evitar. Es consustancial a la profesión».

«Es importante distinguir entre el uso de un lenguaje técnico, necesario para la precisión legal, y la redacción inaccesible que no aporta valor y, por el contrario, confunde», explica el abogado Pere Vidal, asociado sénior de Roca Junyent.

La solución: encontrar una vía de ayuda a los ciudadanos

«En mi experiencia profesional, siempre he procurado facilitar la comprensión de documentos legales a mis clientes, consciente de que muchos no se van a leer las resoluciones o sentencias», asegura el abogado de Roca Junyent.

Así pues, Pere Vidal ha apostado por ser él mismo el que explique a sus clientes el fallo final de los juzgados. «He adoptado la práctica de enviar resúmenes o explicar verbalmente el contenido y las implicaciones», asegura.

Una opinión que comparte la letrada Ana Rodríguez. «Lo lógico es que el abogado le explique la sentencia al cliente».

Algo que, sin embargo, podría no ser la única solución para esta dificultad de los ciudadanos con el lenguaje jurídico. Y es que la abogada también plantea otra posibilidad.

«Se podría crear una especie de conclusión, un anexo a la sentencia, con un lenguaje más sencillo. Un anexo de lectura para el ciudadano», propone la letrada. Una idea que ya comparte el Ministerio de Justicia, que trabaja en nuevos dispositivos que puedan facilitar la verdadera llegada de la Justicia a los ciudadanos.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Áreas y sectores