El Centro de Mediación Empresarial de Madrid  presenta el Decálogo para afrontar problemas de empresas familiares
De izquierda a derecha, Manel Canyameres, Nurias Lasheras, Ramón Peña González-Concheiro, Mónica Corella y José Ramón Sanz, durante la presentación del Décalogo en la Cámara de Comercio de Madrid, a una decena de metros de la Puerta de Alcalá. Foto: Confilegal.

El Centro de Mediación Empresarial de Madrid presenta el Decálogo para afrontar problemas de empresas familiares

|
17/5/2024 15:06
|
Actualizado: 17/5/2024 21:07
|

«La mediación en las empresas familiares permite reconducir situaciones complejas». «Muchas empresas familiares han sobrevivido gracias a la mediación». «Las relaciones en las empresas familiares están llenas de miedos e incertidumbres, la mediación da una seguridad para abordar los temas conflictivos». «La mediación es la mejor prevención para problemas que pueden ser irresolubles». «Hay que tener en cuenta los egos y los intereses de los miembros de la familia, de la empresa y de los ‘stakeholders'». «La clave está en establecer un marco de cooperación intergeneracional». «La mediación ahorra dinero y tiempo, reduce controversias, pone el foco en lo que se comparte y salva a la empresa familiar».

Estas fueron algunas de las ideas que expusieron ayer Ramón Peña González-Concheiro, presidente de la Comisión de Mediación en la Empresa Familiar del Centro de Mediación Empresarial de Madrid (CMEM) junto a los vocales de la misma, Manel Canyameres, Nuria Lasheras, Mónica Corella y José Ramón Sanz, en el acto de presentación del Decálogo para la Mediación de la Empresa Familiar, que tuvo lugar en la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Madrid.

Todos ellos aportaron, en sus intervenciones, diferentes casuísticas de conflictos en empresas familiares y cómo contribuyeron a resolverlos.

Manel Canyamares explicó que es precisa mucha mano izquierda para llevar a las partes a la mesa de negociación para preservar la empresa familiar. Foto: Confilegal.
Nuria Lasheras reveló que la mediación da espacio para trabajar la relación entre las partes y las emociones. Foto: Confilegal.
Mónica Corella contó que cuando el conflicto se ha judicializado la recuperación de la armonía en la empresa familiar es más difícil, pero no imposible. Foto: Confilegal.
José Ramón Sanz, presidente de la Fundación Numa, con una larga experiencia en mediación, subrayó que lo que se suele olvidar cuando estalla el conflicto en la empresa familiar es lo que se comparte. «Es importante que venga alguien de fuera y llame la atención sobre ello para recuperar la cordura». Foto: Confilegal.

El objetivo de este Decálogo es el de resaltar el uso de la mediación como instrumento para afrontar los diez desafíos clave que se producen durante las etapas de desarrollo de la empresa familiar.

Este documento es fruto del compromiso de la Comisión de Mediación en la Empresa Familiar para difundir la mediación como metodología para la prevención y resolución de conflictos en la empresa familiar y fomentar el uso de la mediación como herramienta para el fortalecimiento del capital relacional de la empresa familiar.

Para la presidenta del CMEM, Marlen Estévez, esta iniciativa supone un hito significativo en la promoción de la mediación dentro del ámbito de la empresa familiar. «La puesta en marcha del Decálogo del Centro de Mediación Empresarial de Madrid subraya la importancia de la mediación como una herramienta estratégica para abordar y superar los desafíos únicos que enfrentan las empresas familiares.

Marlen Estévez
Marlen Estévez es la presidenta del Centro de Mediación Empresarial de Madrid (CMEM). Foto: ME.

Este Decálogo no solo refuerza nuestro compromiso con la prevención y resolución de conflictos, sino que también destaca el valor de la mediación para fortalecer el capital relacional, asegurar la continuidad generacional y fomentar un entorno de colaboración y entendimiento mutuo. Estamos convencidos de que la mediación es clave para el éxito a largo plazo de las empresas familiares”.

1.- Cuidar el núcleo y el ADN de la empresa familiar con el fin de garantizar la continuidad a través de las generaciones. Un desafío que supone la convivencia entre familia y empresa con dinámicas, normas y creencias diferentes. La mediación favorece la continuidad de la empresa a través del diálogo, la negociación y la cultura de cooperación.

2.- Valores compartidos. El desafío está en la coexistencia en la empresa familiar de diferentes propuestas de valor producto de la tensión entre tradición y cambio. En este punto, la mediación es una herramienta facilitadora de la armonía relacional para identificar los valores familiares, fortalecer su transmisión, cohesionar la familia y gestionar eficazmente el riesgo reputacional.

3.- Planificación en la empresa y en la familia. La mediación se erige como fórmula para detectar los aspectos clave que se deben gestionar y planificar de forma anticipada y para negociar y redactar los documentos que regirán el futuro de las relaciones entre familia y empresa como el plan estratégico, el protocolo de familiar, las reglas de funcionamiento y decisión de la asamblea…

4.- Sucesión en la empresa familiar. Esta no se puede lograr sin contar con un plan de sucesión que debe ajustarse a la realidad de la familia y la empresa teniendo en cuenta el ciclo vital de ambas. Aquí la mediación contribuye a llevar a cabo una transición generacional ordenada y sistemática con armonía familiar y empresarial durante el proceso de sucesión.

5.- Liderazgo. Este punto desempeña un papel clave en el éxito y la continuidad del negocio. La mediación ayuda a potenciar la capacidad relacional y la gestión pacífica de conflictos para favorecer la conexión del grupo familiar y la alineación del liderazgo entre familia, empresa y propiedad.

6.- Relaciones. El capital relacional es uno de los principales activos de las empresas familiares. En este sentido, la mediación actúa como herramienta para el entendimiento mutuo, el diálogo y la búsqueda conjunta de soluciones.

7.- Comunicación. Con el fin de facilitar la comunicación, el diálogo y el entendimiento mutuo, la mediación ayuda a diseñar espacios y canales para resolver armoniosamente los conflictos derivados de la falta de información o de una interpretación errónea.

8.- Prevención en la familia. Para solucionar las múltiples paradojas como tradición frente a cambio; inversión frente a dividendo; o mantener el core business frente a diversificar, entre otras. La mediación logra el equilibrio para gestión eficaz de estas paradojas.

9.- Gestión de conflictos. La mediación potencia las capacidades relacionales en el seno de la familia empresaria y posibilita la sintonía emocional de los integrantes de la familia empresaria y el diálogo asertivo y abierto entre todos ellos, en el marco del propósito compartido.

10.- La gestión del cambio es crucial para adaptarse a un contexto económico y social incierto en constante evolución. Aquí la mediación contribuye a acompañar de manera dialogada el proceso de cambio en todas sus fases; promover la colaboración entre los grupos y establecer una adecuada planificación del proceso de cambio y su desarrollo estructurado.

EL DECÁLOGO PARA DESCARGAR

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales