Lleno hasta la bandera en la presentación del libro de Eloy Velasco y Beatriz Saura

De izquiera a derecha, en la mesa, Eloy Velasco, Beatriz Saura, Fernando Grande Marlaska, Javier Moscoso y Pedro Martín Molina.
|

Eloy Velasco, magistrado del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, acaba de dar a luz un libro -en coautoría con la abogada Beatriz Saura– titulado “86 cuestiones prácticas sobre la responsabilidad penal de la persona jurídica”, editado por Thomson Reuters.

El lugar de la presentación fue el salón principal de la Academia de Jurisprudencia y Legislación, en Madrid.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una “burbuja” en el tiempo que registró un lleno hasta la bandera la tarde-noche del miércoles, con asistentes de primer nivel, como el presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, y magistrados de esa sala, como Antonio del Moral o Francisco Monterde, por citar algunos.

De la Audiencia Nacional, su presidente, al frente, José Ramón Navarro, el fiscal jefe en funciones de ese órgano, Javier Zaragoza, y los compañeros de instrucción, Santiago Pedraz, juez decano, José de la Mata y Carmen Lamela.  También los fiscales Pedro Torrijos, Ana Noé y Carmen Ballester.

Asistieron también el coronel jefe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, Manuel Ángel Sánchez Corbí, el juez de Plaza de Castilla, Juan Antonio Toro, y su compañero de los Juzgados de Móstoles, Pablo Ruz, además del catedrático de derecho procesal, Víctor Moreno Catena -suyo nombre suena en los mentideros sobre el Constitucional- y el conocido abogado y exvocal del Consejo General del Poder Judicial, Enrique Arnaldo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

A las 19.00 horas el aforo -compuesto de magistrados, jueces, fiscales, abogados y catedráticos- se vio completo y en la puerta de la Academia, como en las grandes corridas de Las Ventas, se puso el cartel de “no hay entradas”. En total, más de 200 personas abarrotaron el lugar.

Sobre la mesa principal, bajo el cuadro de Carlos III, los coautores Eloy Velasco, Beatriz Saura, junto a Javier Moscoso, presidente del Consejo de Redacción de Thomson-Reuters -la editora-, Pedro Martín Molina, socio director del despacho en el que presta sus servicios Saura, que prologó el volumen, y la estrella de la presentación: el presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando Grande-Marlaska.

“Hemos tratado de hacer un libro eminentemente práctico, respondiendo a preguntas que todo el mundo se hace ahora, como por ejemplo ¿por qué el legislador ha decidido introducir la responsabilidad penal de las personas jurídicas?, ¿puede la personalidad jurídica condenada penalmente en firme contratar con la administración? o ¿cuál es el tipo de proceso para enjuiciar a la persona jurídica investigada?. Creo, sinceramente, que lo hemos conseguido”, explica Velasco.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“El problema es que las emprsas todavía no se creen lo del cumplimiento normativo. Se preguntan, ¿por qué tengo que gastarme dinero en esto? Hasta ahora se han producido nueve sentencias del Tribunal Supremo sobre el cumplimiento normativo, condenando y absolviendo. La más importante es la del 29 de febrero de 2016”, añade el magistrado.

Según Beatriz Saura, el cumplimiento normativo es algo que las empresas tienen que empezar a asumir como una obligación, porque lo es, pero también una necesidad.

Saura, que recientemente ha sido nombrada presidenta de la Sección de Cumplimiento Normativo -o “compliance”, en su palabra inglesa- del Colegio de Abogados de Madrid, piensa que el libro va a ser de gran ayuda.

“Porque hay un hecho: son 26 los delitos que puede cometer la persona jurídica desde la implementación del cumplimiento normativo en la reforma de 2010. Esta es una realidad insoslayable. Cualquier duda que se pueda tener sobre el tema, sinceramente, creo que la contestamos en el libro”, cuenta la abogada-coautora.

La intervención de Grande-Marlaska

Nadie, durante la presentación, hizo referencia al  Repositorio de datos sobre procesos de corrupción, que presentó la pasada semana el CGPJ, en el que “olvidaron” incluir, precisamente, a las personas jurídicas. Había sensibilidad para no molestar.

Durante su intervención, Grande-Marlaska hizo una exposición sobre la dogmática de la persona jurídica, muy bien hilada y estructurada. Y animó a los presentes a implementar una cultura de la diligencia y de la ética dentro de las empresas. En la misma línea argumental, precisamente, que el último libro del magistrado excedente y abogado, Javier Puyol.

Grandre-Maslaska volvió a recordar que no se acaba todo con la redacción del plan de cumplimiento normativo. “Hacer el plan no es lo más importante sino su implementación y su respeto dentro de toda la empresa”, concluyó.

Thomson Reuters, que estaba encantada por la respuesta de público, sin embargo cometió un fallo: no llevó libros para vender a los asistentes -cosa que se suele hacer de forma común-, con lo que perdió una oportunidad de oro para dar salida a un producto sobre el que se han creado grandes expectativas.