PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

12 años de cárcel para un hombre por abusar sexualmente de las dos hijas menores su expareja

|

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a un varón a una pena total de 12 años de prisión por abusar sexualmente de dos hijas de su expareja sentimental desde que tenían ocho años de edad.

En la sentencia, contra la que cabe recurso de casación, el Tribunal declara probado que el acusado durante varios años en que convivió con su pareja y una vez que cesaron en su relación, «con ánimo libidinoso» dio besos e hizo tocamientos a dos de las hijas menores de edad de la mujer.

PUBLICIDAD

La sentencia da validez al relato de las víctimas y explica que el acusado comenzaba besando a las niñas, apelando a un supuesto juego que no podían revelar a nadie y posteriormente pasaba a los tocamientos y a los abusos sexuales.

PUBLICIDAD

Estas situaciones se producían, añade el fallo judicial dos o tres días a la semana, aunque no todas las semanas e incluso continuaron tras la ruptura sentimental del acusado y la madre de las niñas.

La Sala apunta que ambas hermanas «guardaron silencio y soportaron los actos lúbricos del acusado durante años», hasta que una de ellas en octubre de 2015 se decidió a contarlo a la orientadora del colegio escolar en el que cursaba estudios.

PUBLICIDAD

Por todo ello, y a pesar de que el acusado defendió su inocencia en el juicio y pidió su libre absolución, el Tribual corresponde con la solicitud de la Fiscalía y condena al varón a seis años de prisión por cada uno de los dos delitos continuados de abuso sexual, con prevalimiento.

Asimismo, le impone la medida de libertad vigilada durante siete años y le prohíbe comunicarse o aproximarse a menos de 300 metros de las víctimas durante un periodo de 12 años. Además, le condena a pagar a cada una de ellas una indemnización de 20.000 euros.

Una vez cumpla su condena, estará siete años en régimen de libertad vigilada.

PUBLICIDAD