PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Pacto por la Justicia está muerto; el PSOE acusa al PP y al Gobierno de hacerlo inviable

Los representantes de las asociaciones judiciales durante su intervención en Subcomisión de Justicia del Congreso de los Diputados. Yolanda Rodríguez/Confilegal.
|

El Pacto por la Justicia que tenía que nacer de las conclusiones emanadas de la Subcomisión para una Estrategia Nacional de Justicia está muerto. Aunque el Grupo Parlamentario Socialista no ha utilizado esas dos palabras, es lo que se desprende de un comunicado en el que culpa al PP  y a su Gobierno de «hacer inviable» un Pacto por la Justicia.

De la misma manera, ha culpado tanto a Ciudadanos como a Unidos Podemos por haber abandonado la citada subcomisión.

PUBLICIDAD

“El Partido Socialista ha trabajado con lealtad y con el máximo rigor y esfuerzo para llegar a un acuerdo que permitiera mejorar la situación de la Justicia en España. La cerrazón del Partido Popular y de Ciudadanos han hecho imposible poder llegar a un mínimo acuerdo”, afirma el PSOE.

PUBLICIDAD

“Desde la perspectiva del Estado de Derecho el fracaso de la Subcomisión de Justicia, es una lamentable noticia. El Grupo Parlamentario Socialista seguirá luchando por un servicio público de Justicia, ágil, eficaz y cercano al ciudadano”, añaden.

«Misilazo» contra el Ministerio de Justicia

Para los socialistas, gran parte de esa culpa se encuentra en un Ministerio de Justicia que «no gestiona y no tiene proyecto alguno. De ahí que buscara un pacto a cualquier precio que pudiera salvar al Gobierno sin importarle las necesidades de la Administración de Justicia de este país, carente de medios materiales y personales y pilar fundamental en la lucha contra la corrupción y la defensa del Estado de Derecho”.

PUBLICIDAD

Un Ministerio que, afirman, ha tenido «cautivo» al partido del Gobierno.

Unidos Podemos también se lleva lo suyo

Del mismo modo, “el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea primero y Ciudadanos después, han hecho inviable concreción alguna”. Los socialistas recuerdan que “en el mes de noviembre y cuando se llevaban analizadas cerca de 80 medidas, el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea decidió abandonar la subcomisión “sin avisar y anunciándolo en rueda de prensa”.

Y Ciudadanos

Posteriormente, el grupo de Ciudadanos “con la finalidad de obtener protagonismo, abandonó la subcomisión con el argumento de que la elección por los jueces de los vocales del CGPJ era la condición imprescindible para seguir en la misma”.

PUBLICIDAD

Los socialistas recuerdan que hoy hace exactamente un año se constituyó, en el seno de la Comisión de Justicia del Congreso, una subcomisión para la fijación de una Estrategia Nacional en la que se pretendía sentar las bases para cimentar un gran acuerdo en la Justicia y abordar las reformas normativas, organizativas y tecnológicas pertinentes.

«El objetivo de esta Subcomisión» –explican los socialistas- era “avanzar en cuatro pilares sobre los que cimentar el edificio de las reformas que precisa la administración de justicia: agilización y reorganización de la Justicia, profesionalización del sector, hacer una justicia para las personas como servicio público, y fortalecer la independencia judicial”.

PUBLICIDAD

Una Subcomisión que no ha servido para nada

La declaración del Grupo Parlamentario Socialista supone declarar públicamente la muerte de la Subcomisión, que durante casi ocho meses ha escuchado cientos de horas de testimonios y un gran número de propuestas de mejora y aportaciones por parte de jueces, fiscales, letrados de la administración de justicia, sindicatos, y demás profesionales del sector, notarios, registradores de la propiedad, abogados, procuradores, graduados sociales, forensía, facultativos de los IML, psicólogos, trabajadores sociales, expertos en mediación, usuarios de la administración de justicia, CERMI, quienes han participado en esta Subcomisión.

Un esfuerzo que no ha servido para nada, a tenor de este desenlace. Como dice el dicho: «Entre todos la mataron y ella sola se murió».

La Justicia seguirá siendo una asignatura pendiente, sine die.