PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una mujer se enfrenta 19 años de prisión por asesinar a tiros a su padre junto con otros tres familiares

Audiencia Provincial de MadridSede Central de la Audiencia Provincial de Madrid
|

La Fiscalía de Madrid solicita 19 años y seis meses de prisión para un matrimonio y para los padres de él acusados de matar al padre de la mujer Yolanda Fernández en una nave industrial de Arroyomolinos, donde le dispararon cuatro tiros desde un coche que le provocaron la muerte.

Todos ellos están acusados de un delito de asesinato con alevosa, previsto y penado en el artículo 139.1.1º del Código Penal (según la redacción introducida tras la reforma operada por la LO 1/2015)

PUBLICIDAD

El juicio tendrá lugar el próximo lunes en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid.

PUBLICIDAD

Además, los acusados también deberán indemnizar conjunta y solidariamente a la viuda de la víctima con 230.000 euros y a cada uno de sus otros cinco hijos (excepto a Yolanda que está acusada por estos hechos) con 20.000 euros.

Los cuatro acusados, “actuando de común acuerdo”, urdieron un plan para asesinar al padre de Yolanda Fernández con quienes el resto tenían también relación de parentesco: suegro de Luis Romero y consuegro de Rafael Moreno y de María Yolanda Durán.

PUBLICIDAD

Todos ellos tenían en común desde hace años una enemistad con la víctima al punto de que propia hija no tenía relación afectiva con su padre.

Según relata la Fiscalía, sobre las 10:15 horas del 29 de septiembre de 2015 Luis Romero y su padre Rafael Moreno acudieron a una nave industrial sita en Arroyomolinos donde dispararon desde su vehículo cuatro tiros con la misma pistola a su víctima que  provocándole una hemorragia masiva que le produjo la muerte.

Ninguna de los acusados estaba en posesión de licencia para tenencia de armas alguna. Por lo que se les pude una condena de 18 meses de prisión por tendencia ilícita de armas (artículo 564.1.1 del C.P)

PUBLICIDAD

Posteriormente los cuatro acusados abandonaron la Comunidad de Madrid, que era donde residían, y huyeron a San Feliú de Guixols (Gerona) donde fueron detenidos.

Se da la circunstancia de que Luis Romero Durán había recibido un permiso de cuatro días de del centro penitenciario donde cumplía una condena en el Centro Penitenciario Madrid IV por otros hechos y que debía de regresar a prisión el 2 de octubre de 2015. Precisamente por este hecho, por no regresar voluntariamente a la cárcel de Valdemoro es el Ministerio Público reclama otros 18 meses de prisión para Luis Romero Durán por un delito de quebrantamiento de condena.

PUBLICIDAD